5 remedios caseros para el dolor de oído

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
abril 2021

El dolor en el oído es un síntoma muy común, que puede surgir sin ninguna causa aparente o infección, siendo muchas veces provocada por la exposición prolongada al frío o por la presión dentro de este durante un resfriado. 

Por lo que, aunque no sea necesario realizar un tratamiento específico con antibióticos o cualquier tipo de medicamento, existen algunos medicamentos naturales que pueden ser hechos en casa para aliviar la incomodidad. Sea en niños o en adultos, el dolor de oído tiende a empeorar por la noche y se agrava con el aparecimiento de sinusitis o alergias.

Sin embargo, si el dolor demora más de 2 o 3 días en aliviarse, se aconseja acudir al médico general para evaluar si existe alguna infección que necesite ser tratada con antibióticos. Vea cuáles son las principales causas de dolor en el oído

1. Compresa tibia

Una simple compresa tibia proporciona el calor suficiente para aumentar la circulación en la oreja y, por eso, ayuda a descongestionar el oído. Para usar esta técnica simple, se debe colocar un paño limpio caliente sobre la oreja durante 5 a 10 minutos, evitando que esté muy caliente y que queme la piel. Esta es una excelente forma de aliviar el dolor de oído en los niños, ya que no produce ningún tipo de malestar.

Otra opción es utilizar una secadora de cabello en la mínima potencia a algunos centímetros del oído, con el objetivo de que no queme la oreja. Esta forma es especialmente interesante cuando el dolor en el oído surge después de nadar, ya que ayuda a secar el canal auditivo. Conozca otras formas sencillas de sacar el agua del oído.

2. Mascar chicle

Mascar un chicle es una de las formas más fáciles y sencillas de aliviar el dolor en el oído. Esto sucede porque el movimiento de mascar, ayuda a masajear los músculos alrededor del oído, abriendo las trompas de Eustaquio. Estos tubos son pequeños canales que conectan el oído a la garganta y que permiten retirar las secreciones que se acumulan en él, aliviando el dolor.

3. Aplicar gelo

Aunque en la mayoría de los casos, aplicar una compresa caliente pueda parecer una mejor forma de proporcionar más alivio, también existen situaciones en que el dolor solo se reduce cuando se aplica frío en la zona. Esto sucede por que el frío ayuda a disminuir la inflamación del oído, y permite adormecer las terminaciones nerviosas. 

Para usar el frío se debe colocar un poco de hielo dentro de una bolsa de plástico y después apoyar la bolsa sobre la oreja y en la zona alrededor, protegiendo con un paño limpio. En ningún caso se debe aplicar la bolsa de hielo directamente en la piel, especialmente en el caso de los niños o ancianos, ya que puede causar quemaduras, 

4. Realizar un masaje

Realizar un masaje leve puede ser otra forma sencilla de aliviar el dolor en el oído, principalmente cuando este surge después de situaciones muy estresantes, ya que el masaje ayuda a relajar los músculos que pueden estar contraídos por el exceso de estrés y preocupación.

Para hacer el masaje se deben realizar movimientos de arriba hacia abajo con el pulgar, comenzando detrás de la oreja y hacer una ligera presión mientras se desciende en dirección al cuello. Después, se debe repetir el mismo movimiento por la parte de enfrente de la oreja.

5. Estiramientos del cuello

Hacer estiramientos en el cuello también son otra opción para relajar los músculos y aliviar el dolor en el oído, especialmente cuando hay exceso de estrés. Uno de los estiramientos más eficaces consiste en mantener la espalda recta y después, sin voltear el cuerpo, mirar hacia un lado y sostener la cabeza de 10 a 15 segundos, después voltear hacia el otro lado y sostener la cabeza de nuevo.

Otro estiramiento que puede utilizarse consiste en mirar hacia enfrente y después inclinar la cabeza hacia un lado, de forma que el oído quede más cerca del hombro. Después, se debe sostener esa posición con la mano del mismo lado y mantener durante 10 a 15 segundos. Al final, se debe repetir del otro lado.

Cuándo acudir al médico

En la mayoría de los casos, el dolor de oído no es un síntoma grave y puede ser aliviado en casa, sin embargo, es importante acudir al médico si:

  • El dolor no mejora después de 2 o 3 días;
  • Surgen otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza intenso o mareos; 
  • Hay presencia de pus o cualquier tipo de líquido que sale del oído;
  • Dificultad para abrir la boca.

En estos casos se puede estar desarrollando una infección en el oído y es importante iniciar el tratamiento adecuado con antibióticos como Amoxicilina, por ejemplo. Conozca más sobre el tratamiento para el dolor de oído.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em abril de 2021. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em abril de 2021.

Bibliografía

  • NHS. Earache. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/earache/>. Acceso en 02 dic 2020
  • RAKEL, David. Integrative Medicine. 4.ed. Philadelphia: Elsevier, 2018.
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.

Tuasaude no Youtube

  • ¿Cómo sacar agua del oído?

    03:56 | 295950 visualizações