Colonoscopia virtual: qué es, cómo prepararse y ventajas

Actualizado en noviembre 2023

La colonoscopia virtual es un examen de diagnóstico que tiene como objetivo visualizar y detectar alteraciones en el intestino a partir de imágenes obtenidas a través de una tomografía computarizada con baja dosis de radiación, utilizando equipos modernos en 3D.

Este examen, también llamado colonografía por tomografía computarizada, normalmente es solicitada por el gastroenterólogo para identificar pólipos intestinales o cáncer colorrectal, por ejemplo.

La colonoscopia virtual puede realizarse en hospitales o clínicas especializadas, y los resultados deben ser analizados por el gastroenterólogo, que pueden indicar la realización de otros exámenes complementarios, como colonoscopia endoscópica o rectosigmoidoscopia. Vea cómo se realiza la rectosigmoidoscopia.

Imagem ilustrativa número 1

Principales indicaciones

La colonoscopia virtual está indicada para diagnosticar e identificar condiciones que afectan el intestino, como:

Además, la colonoscopia virtual puede indicarse en casos de personas que utilizan anticoagulantes, debido al menor riesgo de sangrado durante el procedimiento o en aquellos que poseen contraindicación para la anestesia general, por ejemplo.

Cómo prepararse para el examen

Para realizar la colonoscopia virtual es importante que el intestino esté limpio, ya que de esta forma es posible visualizar correctamente su interior. Por ello, el día anterior al examen se recomienda:

  • Hacer una dieta específica, evitando alimentos grasosos y con semillas. Conozca cómo debe ser la dieta antes de una colonoscopia.
  • Utilizar el laxante y medicamento para gases intestinales recomendados por el médico, la tarde anterior al examen, para limpiar el intestino y eliminar los gases, los cuales pueden interferir en la imagen;
  • Caminar varias veces al día para aumentar los movimientos del intestino y ayudar a limpiarlo;
  • Beber por lo menos 2 L de agua el día anterior para ayudar a limpiar el intestino y mantener el cuerpo hidratado;
  • Informar al médico si se está embarazada o tiene la sospecha;
  • Informar al médico sobre el uso de medicamentos anticoagulantes, como warfarina, heparina, rivaroxabán o ácido acetilsalicílico;
  • Informar al médico si presente alergia al yodo o a cualquier otro tipo de contraste radiológico, látex, medicamentos como penicilinas o alimentos, como mariscos, antes del examen;
  • Informar al médico si está bajo tratamiento oral para la diabetes, como metformina, antes del examen;
  • Informar si tiene problemas de salud, como hipertiroidismo, insuficiencia renal o epilepsia;
  • Tomar los medicamentos de uso habitual normalmente, con poca agua, de acuerdo a la orientación del médico que los prescribió;
  • No utilizar aretes, reloj o cualquier otro tipo de joyería el día del examen.

Este examen puede hacerse en la mayoría de los pacientes, sin embargo no puede ser realizado a embarazadas debido a la radiación, a pesar de que esta es baja en frecuencia.

Cómo se realiza

La colonoscopia virtual es un examen rápido que dura en promedio 15 minutos, y es realizado por el gastroenterólogo. Antes de iniciar el examen, se le proporciona un contraste de yodo, por vía oral, rectal o aplicado directamente en la vena, el cual permitirá una mejor captación de imagen del intestino.

Durante el examen, la persona normalmente permanece recostada de lado, con las rodillas dobladas en dirección al pecho. A continuación, se introduce una pequeña sonda en la parte inicial del intestino, a través del ano, por donde pasa un gas responsable de la dilatación del intestino hacia todas sus porciones visibles.

A continuación, la personas debe recostarse en el aparato de la tomografía computarizada, donde se generan las imágenes del intestino en varias perspectivas, lo cual permite que el médico tenga una visualización más detallada del intestino.

Beneficios de la colonoscopia virtual

La colonoscopia virtual es utilizada en individuos que no pueden estar bajo anestesia y que no toleran realizarse la colonoscopia común puesto que implica la introducción de la sonda por el ano, lo que causa malestar, algunas ventajas de la colonoscopia virtual son:

  • Es una técnica muy segura, con menor riesgo de perforación del intestino;
  • No causa dolor, porque la sonda no recorre el intestino;
  • El malestar abdominal desaparece al cabo de 30 minutos, ya que son introducidas pequeñas cantidades de gas en el intestino;
  • Puede hacerse en pacientes que no pueden estar bajo anestesia y que tienen síndrome de colon irritable;
  • Después del examen puede realizar actividades diarias normales, ya que no usa anestesia.

Además, también permite diagnosticar alteraciones en los órganos que intervienen con el intestino, como el hígado, páncreas, vesícula biliar, bazo, vejiga, próstata e incluso el útero, ya que el examen se hace con aparatos de tomografía computarizada.

Cuidados posteriores al examen

Después de la colonoscopia virtual, se debe beber agua u otros líquidos, excepto bebidas alcohólicas, y orinar con frecuencia para eliminar el resto del contraste.

Contraindicaciones

La colonoscopia virtual debe evitarse en caso de sospecha o confirmación de embarazo. Además, el contraste yodado no debe usarse en personas con alergia al yodo o tenga insuficiencia renal.