¿Cómo saber si una bolita en el seno es maligna?

Actualizado en octubre 2023

No siempre una bolita en el seno es maligna, siendo apenas una alteración benigna que no pone en riesgo la vida de la persona. No obstante, para confirmar si el nódulo es benigno o maligno, se debe realizar una biopsia, que consiste en retirar un pedazo de la bolita para ser evaluada en el laboratorio e identificar si existen células cancerígenas.

Este tipo de examen puede ser solicitado por el ginecólogo o mastólogo, realizándose al momento en que se observan alteraciones en la mastografía que pueden indicar cáncer de mama.

No obstante, a través de la autoexploración de mama, la mujer también puede identificar algunas características que pueden llevarla a desconfiar de un nódulo maligno, debiendo acudir al ginecólogo o mastólogo para que realicen una evaluación e indiquen la realización de exámenes de diagnóstico.

Imagem ilustrativa número 1

Características de un nódulo maligno

Para saber si una bolita en el seno es maligna, algunas características que puede tener son:

  • Bolita irregular en el seno;
  • Bolita dura como una pequeña piedra;
  • Cambios en la piel de la mama, como aumento del grosor o cambios en el color;
  • Un seno parece más grande que el otro.

En estos casos, se debe acudir al ginecólogo para realizar una mastografía y, si fuera necesario, una biopsia con el fin de confirmar si se trata de un nódulo maligno e iniciar el tratamiento adecuado.

En dolor en la mama no significa que el nódulo sea maligno, estando más en relación con cambios hormonales, aunque existen casos en que la mujer pueda sentir dolor cuando el cáncer se encuentra en una etapa avanzada. Conozca las señales a las que debe estar atenta durante el autoexamen de mama.

Test online de cáncer de mama

Seleccione los signos y/o síntomas que presenta en el test a continuación y sepa qué riesgo tiene de tener cáncer de mama:

  1. 1. Nódulo o bolita en el seno que no duele
  2. 2. Alteración de la coloración o de la forma del pezón
  3. 3. Liberación de líquido por el pezón
  4. 4. Alteraciones en la piel de la mama como enrojecimiento, sensación de calor o piel más dura
  5. 5. Alteraciones en el tamaño o en la forma de la mama o que haya hinchazón
  6. 6. Comezón frecuente en la mama o en el pezón
  7. 7. Alteración de la coloración o de la forma de la areola
  8. 8. Formación de costras o heridas en la piel cerca del pezón
  9. 9. Venas que se observan fácilmente y que aumentan de tamaño
  10. 10. Presencia de un surco o de un hundimiento en una parte de la mama
  11. 11. Hinchazón o presencia de nódulos en la región de la axila

Este test no es un diagnóstico, siendo importante acudir a un ginecólogo o mastólogo para que realice una evaluación.

Cómo se realiza el tratamiento

Cuando existe un nódulo, pero el médico cree que no existen signos de malignidad en la mastografia, el tratamiento puede realizarse con sólo el control a través de mastografías regulares cada 6 meses, para evaluar si el nódulo está creciendo. si estuviera creciendo, existe un mayor riesgo de que sea maligno y, en este caso, puede solicitarse una biopsia para confirmarlo. 

Sin embargo, si la malignidad fuera confirmada con la biopsia, se inicia de de inmediato el tratamiento contra el cáncer de mama, el cual varía de acuerdo con el grado de desarrollo, pero que puede incluir cirugía, quimioterapia o radioterapia, para eliminar las células cancerígenas. 

Vea en el vídeo a continuación cómo debe realizar la autoexploración de mama en casa:

youtube image - AUTOEXPLORACIÓN DE MAMA: Paso a paso