Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Bolita en el ano: qué puede ser y cómo tratar

Existen varias causas que pueden provocar la aparición de una bolita o pápulas en el ano, alguna de ellas son la presencia de hemorroides, las cuales no son graves y pueden necesitar o no tratamiento, sin embargo, otras causas como absceso anal o cáncer, son mucho más graves y necesitan de tratamiento médico. 

Por lo que en caso de sentir la presencia de un nódulo en el ano debe acudir a un proctólogo o médico general, especialmente si la bolita es muy dolorosa impidiendo hacer actividades como sentarse o caminar, si aumenta de tamaño o si tarda más de 1 semana en disminuir su tamaño. 

Bolita en el ano: qué puede ser y cómo tratar

1. Hemorroides

Las hemorroides son la causa más común de la aparición de un nódulo en el ano, ya que surgen debido a la dilatación de una vena, por lo que es común la aparición de una pequeña bolita suave en la región anal. En estos casos, pueden surgir otros síntomas asociados como comezón, dolor al evacuar y la presencia de sangre en las heces. Vea otros síntomas de las hemorroides

Cómo tratar: en la mayoría de los casos se debe realizar una alimentación que facilite la eliminación de las heces como comer alimentos ricos en fibra y beber 2 litros de agua al día. Sin embargo, realizar baños de asiento con agua tibia y evitar el uso de papel higiénico también son excelentes opciones para aliviar el malestar. En algunas situaciones en las que los cambios en la dieta no es suficiente, el médico podrá indicar la utilización de alguna pomada como el proctoacid para tratar las hemorroides y en casos más extremos cirugía para su remoción. 

2. Verruga anal

Las verrugas son pequeños nódulos en la piel que también pueden surgir en la región anal y que no provocan dolor ni malestar, siendo provocadas por la infección del virus del VPH en la región. Generalmente este tipo de infección es más común en los casos en el que se practica sexo anal sin condón, especialmente cuando existe más de una pareja sexual. 

Cómo tratar: es necesario colocar pomadas específicas para eliminar las verrugas como Cidofovir o Ácido tricloroacético, recetadas por un proctólogo. Sin embargo, el virus sólo se elimina del organismo después de varios años y, por lo tanto, las verrugas pueden volver a surgir.

3. Absceso anal

Aunque sea más raro el absceso anal puede causar el desarrollo de un nódulo al lado del ano. Esto ocurre porque el absceso es una acumulación de pus que surge debido a una infección en la región, que puede ser causada por una glándula bloqueada o una enfermedad de transmisión sexual. 

Cómo tratar: casi siempre es necesario retirar el pus acumulado dentro del absceso y, por esto, se debe acudir al proctólogo. Sin embargo, en los casos más graves, en los que el absceso es muy grande, puede ser recomendado una cirugía, para retirar el pus y facilitar la cicatrización de la zona afectada.

4. Molusco contagioso

El molusco contagioso también conocido como Molluscum contagiosum es un problema de piel causado por el virus poxvirus, que genera la formación de pequeñas pápulas en la piel y que pueden afectar la región perianal, especialmente cuando existe contacto íntimo sin protección.

Cómo tratar: el tratamiento es similar al de las verrugas genitales, pudiendo ser hecho con la aplicación de pomadas recetadas por el proctólogo, que pueden contener ácido salicílico o un antiviral. Además de esto, en algunos casos, también es posible optar por el uso de crioterapia o láser para destruir las lesiones. Entienda mejor cómo se hace el tratamiento.

5. Cáncer anal

Esta es la causa más rara de surgimiento de un nódulo en el ano, pero también es la más grave, que necesita ser identificada lo más rápido posible por el proctólogo de manera que el tratamiento posterior pueda ser exitoso. En estos casos, además de la bolita puede aún aparecer dolor constante en el ano, picazón, dificultad para defecar o presencia de sangre en las heces.

Cómo tratar: el tratamiento necesita ser discutido con un proctólogo pero normalmente es hecho con quimioterapia o radioterapia. Sin embargo, si el tumor es pequeño puede que el médico opte por realizar una cirugía para removerlo. 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...