Qué es el nódulo hipoecoico y cómo identificarlo

El nódulo hipoecoico o hipoecogénico es una masa que indica una lesión de baja densidad, generalmente formada por líquidos, grasa y tejidos pocos densos, pudiendo ser visualizado a través de exámenes de imagen, como una ecografía o ultrasonido. Los nódulos son lesiones que miden más de 1 cm de diámetro y suele ser redondeados, semejantes a un bulto.

Un nódulo puede surgir en la piel, tejido subcutáneo o en cualquier otro órgano del cuerpo, siendo común detectarlo en la mama, tiroides, ovarios, útero, hígado, ganglios linfáticos o articulaciones, por ejemplo. Algunas veces, cuando son superficiales, ellos se pueden palpar, mientras que en muchos casos, sólo a través de exámenes de ultrasonido o tomografía puede ser detectado.   

Este tipo de nódulo puede indicar una lesión benigna o maligno, siendo que el resultado del examen debe ser interpretado por el médico, que puede solicitar otros exámenes de diagnóstico para confirmar el tipo de lesión, como un tomografía computarizada, resonancia magnética o biopsia. Vea cómo se realiza la biopsia.

Imagem ilustrativa número 1

Características del nódulo hipoecoico

Los nódulos hipoecoicos pueden tener las siguientes características:

  • Quiste: surge cuando el nódulo tiene contenido líquido en su interior. Conozca los principales tipos de quiste;
  • Sólido: cuando su contenido tiene estructuras sólidas o espesas, como tejidos, o un líquido que tiene una densidad considerable, con muchas células u otros elementos en su interior;
  • Mixto: puede surgir cuando el mismo nódulo engloba estructuras líquidas y sólidas en su contenido.

Los nódulos hipoecoicos generalmente aparecen en el examen de ultrasonido como masas más oscuras que los tejidos alrededor, que por ser más densos, reflejen pocas ondas sonoras de ultrasonido.

¿Cuándo el nódulo es grave?

Generalmente, el nódulo presenta características que pueden indicar que son o no graves, sin embargo, no existe una regla para todos, siendo necesario la evaluación del médico para que observe no solamente el resultados del examen, sino además, el examen físico, presencia de síntomas o riesgos que la persona puede presentar.

Algunas características que pueden generar sospecha del nódulo varían de acuerdo con el órgano en que está localizado y pueden ser:

1. Nódulo hipoecoico en la mama

En la mayoría de las veces, el nódulo en la mama no es preocupante, siendo común que surjan lesiones benignas como fibroadenomas, mastitis o abscesos, por ejemplo. Normalmente, se sospecha de un cáncer cuando hay alteraciones en la forma o tamaño de la mama, cuando hay antecedentes familiares o cuando el nódulo presenta características de malignidad, como ser duro, adherido a los tejidos vecinos o cuando tiene muchos vasos sanguíneos, por ejemplo.

Sin embargo, en caso de sospecha de un tumor en la mama, el médico indica una punción o biopsia para determinar el diagnóstico. Vea cómo saber si el nódulo en la mama es maligno.

2. Nódulo hipoecoico en la tiroides

El hecho de ser hipoecogénico aumenta las posibilidades de malignidad en un nódulo tiroideo, no obstante, está sola característica no es suficiente para determinar si es un cáncer o no, siendo necesario la evaluación médica.

La mayoría de las veces, el tumor generalmente es examinado con punción cuando alcanza más de 1 cm de diámetro o 0,5 cm cuando el nódulo tiene características de malignidad, como el nódulo hipoecoico, presencia de microcalcificaciones, aumento de los vasos sanguíneos, infiltración en los tejidos adyacentes o cuando es más alto que el ancho en la visión transversal.

Los nódulos también deben ser puncionados en personas con alto riesgo para malignidad, como aquellas que han quedado expuestas a radiaciones en la infancia, que poseen genes asociados al cáncer o que tienen antecedentes personal o familiar de cáncer, por ejemplo. No obstante, es importante que el médico evalúe cada caso individualmente, pues existen especificidades y la necesidad de calcular el riesgo o beneficio de los procedimientos en cada situación.

Vea cómo identificar el nódulo en la tiroides.

3. Nódulo hipoecoico en el hígado

Los nódulos hepáticos tiene características variables, por lo tanto, la presencia de un nódulo hipoecoico no es suficiente para indicar si es benigno o maligno, siendo necesario que el médico haga una evaluación con más detalle, según cada caso, para la determinación. 

Generalmente, el nódulo en el hígado se investiga por la presencia de malignidad con exámenes de imagen, como tomografía o resonancia, siempre que sea mayor que 1 cm o cuando presenta crecimiento constante o cambios de aspecto. En algunos casos, el médico podrá indicar una biopsia para confirmar o no si el nódulo es grave. 

¿El nódulo hipoecoico es cáncer?

Ser hipoecoico no confirma si el nódulo es cáncer o no, solo puede indicar si hay una lesión maligna o benigna, pues en la ultrasonografía la palabra “ecogenicidad” solo indica la facilidad con la que las señales ultrasónicas atraviesan las estructuras y órganos del cuerpo. Así, las estructuras hiperecoicas tienden a tener una mayor densidad, mientras que las estructuras hipoecoicas o anecoicas tienen poca o ninguna densidad.

Sin embargo, algunas características del nódulo hipoecoico pueden indicar un cáncer, como:

  • Forma, bordes o contornos irregulares;
  • Presencia de ramificaciones, como se fuesen tentáculos o raíz;
  • Presencia de vasos sanguíneos alrededor del nódulo;
  • Altura mayor de que el ancho;
  • Tonalidades diferentes en el ultrasonido;
  • Forma no oval o arredondeada.

En presencia de características de malignidad, normalmente es indicado por el médico otros exámenes para investigar y diagnosticar el tipo de nódulo y si es un tumor, como tomografía computarizada, resonancia magnética, mamografía o biopsia, por ejemplo. 

Cómo se realiza el tratamiento

No siempre el nódulo hipoecoico necesita ser retirado, pues en la mayoría de los casos, es benigno y necesita a penas de observación. El médico determinará con qué frecuencia el nódulo será controlado, a través de exámenes como ecografía o tomografía, por ejemplo, que puede ser cada 3 meses, 6 meses o 1 año.

Sin embargo, en caso que el nódulo comience a presentar características sospechosas de malignidad, como crecimiento rápido, adherencia a los tejido adyacentes, cambios de características o incluso cuando comienza a crecer o provoca síntomas, como dolor o compresión de los órganos próximos, se indicará la biopsia, punción o una cirugía para remoción del nódulo. Conozca cómo se realiza la cirugía para extirpar el nódulo de la mama y cómo es la recuperación.