Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Candida albicans: qué es, síntomas, tratamiento y cómo ocurre la infección

La Candida albicans es un hongo presente de manera natural en el organismo sin causar infección o síntomas. Normalmente, la Candida albicans se puede encontrar en varias partes del cuerpo, siendo más frecuente en la mucosa vaginal de las mujeres, cavidad oral, tracto gastrointestinal y urinario.

Este hongo vive en equilibrio con su huésped, es decir, con las personas, no obstante, cuando sucede alguna alteración en ese equilibrio, la Candida albicans puede proliferar y causar síntomas de acuerdo con el sitio donde se encuentra, pudiendo existir la aparición de placas blancas en la boca, garganta y lengua, dolor y ardor al orinar y flujo blanco y espeso, por ejemplo.

Candida albicans: qué es, síntomas, tratamiento y cómo ocurre la infección

Síntomas de Candida albicans

Los síntomas de la infección por Candida albicans varían según el sitio donde se desarrolló el hongo. En el caso de de candidiasis oral, normalmente surgen placas y puntos blancos en la boca, mejillas, lengua y garganta, siendo este tipo de infección más frecuente en recién nacidos, cuya madre tuvo candidiasis vaginal durante el embarazo.

En los casos de candidiasis vaginal, los síntomas pueden ser incómodos debido al ardor y picazón que generalmente están asociados a esta situación. Haga el test siguiente para saber si hay posibilidades de tener candidiasis genital:

  1. 1. Picazón intensa en la región genital
  2. 2. Enrojecimiento e hinchazón en la región genital
  3. 3. Placas blanquecinas en la vagina o en la cabeza del pene
  4. 4. Flujo blanquecino con grumos, semejante a la leche cortada
  5. 5. Dolor o sensación de ardor al orinar
  6. 6. Molestia o dolor durante el contacto íntimo
Imagem que indica que o site está carregando

El diagnóstico de la infección por Candida albicans, se realiza inicialmente por medio de la evaluación de los síntomas, pero es necesario realizar exámenes de laboratorio para confirmar el diagnóstico. Generalmente, se recomienda realizar un examen de orina cuando hay sospecha de infección urinaria por cándida, además de un urocultivo, en que se identifica la especie, y se observa cuál es el mejor medicamento para tratar la infección. Conozca cómo se hace el urocultivo.

En el caso de candidiasis oral, por ejemplo, puede ser necesario el raspado de las lesiones de la boca para que sean analizadas en el laboratorio y poder confirmar la infección. Vea cómo identificar la candidiasis oral.

Candida albicans en el embarazo

La candidiasis en el embarazo es común y sucede debido a las alteraciones hormonales características de este período. Durante el embarazo. los niveles de estrógenos son bastantes elevados, lo que favorece la proliferación de la Candida albicans, por ejemplo.

La candidiasis en el embarazo no es grave y puede ser fácilmente tratada con el uso de pomadas o cremas vaginales que deben ser recomendadas por el obstetra o ginecólogo. Sin embargo, cuando la mujer presenta candidiasis en el momento del parto, es posible que ocurra la contaminación del bebé que irá a desarrollar la forma oral de candidiasis. Vea más sobre la candidiasis en el embarazo.

Cómo ocurre la infección

La infección por Candida albicans ocurre cuando hay desequilibrio en el organismo que lleva a una fragilidad del sistema inmune. Asimismo, situaciones como estrés, uso de antibióticos, anticonceptivos o medicamentos inmunosupresores, falta de una higiene adecuada de la boca o de la región genital.

Además de enfermedades como gripe, SIDA y diabetes mellitus, también pueden favorecer la proliferación de las especies de cándida y aparición de síntomas.

A pesar que la Candida albicans frecuentemente se encuentra en la mucosa vaginal, la transmisión de este hongo a otra persona por medio del contacto sexual es rara, pero puede ocurrir, siendo importante el uso del condón en el contacto íntimo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la infección por Candida albicans se realiza por medio del uso de antifúngicos o antimicóticos en forma de comprimidos o de pomada que debe ser aplicada directamente en la región afectada.

El antifúngico recomendado por el médico varía de acuerdo con el sitio de proliferación del hongo, perfil de sensibilidad y síntomas presentados, pudiendo ser recomendado el uso de Imidazol, Nistatina, Anfotericina B, Miconazol, Fluconazol o Itraconazol, por ejemplo.

Bibliografía >

  • DE ROSSI, Tatiana. et al.. Interações entre Candida albicans e Hospedeiro. Semina: Ciências Biológicas e da Saúde. v. 32; 15-28, 2011
  • BARER, Michael. et al.. Medical Microbiology: A guide to microbial infections - pathogenesis, immunity, laboratory investigation and control. 19 ed. Elsevier, 2018. 578; 585-587.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje