Urocultivo: qué es, cómo se hace y resultados (positivo o negativo)

septiembre 2022
  1. Para qué sirve
  2. Resultados
  3. Cómo se realiza el examen
  4. En bebés 

El urocultivo, también llamado cultivo de orina, es un examen que tiene como objetivo confirmar la presencia de una infección urinaria, como una cistitis o pielonefritis, e identificar al microorganismo responsable de la infección, lo que ayuda a determinar el tratamiento adecuado.

Para la realización de este examen se recomienda recolectar la primera orina de la mañana y descartar el primer chorro, sin embargo el urocultivo puede realizarse a partir de orina obtenida durante el día. 

Normalmente, junto con el urocultivo se solicita la realización de un antibiograma, el cual se realiza sólo por el laboratorio cuando el resultado del urocultivo es positivo confirmando la infección urinaria.

Por medio del antibiograma, es posible identificar los antibióticos a los que es más sensible o resistente la bacteria causante de la infección urinaria, ayudando a definir el mejor tratamiento. Como el resultado de este examen puede demorar unos días, es normal que el médico inicie el tratamiento de forma inmediata con un antibiótico general hasta conocer el antimicrobiano específico que servirá para  combatir la bacteria. Conozca más sobre el urocultivo con antibiograma.

Para qué sirve

El examen de urocultivo sirve para investigar la existencia de la infección en el sistema urinario, como la cistitis, uretritis y pielonefritis, por ejemplo, ya que permite identificar el microorganismo responsable por la infección. por lo tanto, el examen de urocultivo es indicado por el médico cuando la persona presenta algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor o ardor al orinar;
  • Secreción vaginal o peneana;
  • Orina muy oscura;
  • Poca cantidad de orina;
  • Sensación de vejiga pesada;
  • Picazón y/o enrojecimiento en la región genital;
  • Orina con olor fuerte.

De esta manera, a partir del resultado de este examen es posible verificar el agente infeccioso responsable de los síntomas y así ser iniciado el tratamiento más adecuado, que puede incluir el uso de antimicrobianos de acuerdo a la indicación del médico.

El examen de urocultivo puede ser realizado por cualquier persona, siendo especialmente indicado durante el embarazo, ya que una infección urinaria no tratada durante este periodo puede aumentar el riesgo de aborto.

Resultado del examen de urocultivo

El resultado del examen de urocultivo puede ser:

  • Negativo o normal cuando no se observa crecimiento de colonias bacterianas en la orina en valores preocupantes;
  • Positivo cuando es posible identificar más de 100.000 colonias de bacterias, siendo también indicado la bacteria identificada en el examen.

En caso de que también se haya solicitado un antibiograma, en el resultado positivo, además de indicarse la bacteria, también se mostrará los antibióticos a los que la bacteria mostró sensibilidad o resistencia.

En algunos casos, cuando la muestra o el almacenamiento de la muestra no se realiza de forma adecuada, pueden obtenerse otros resultados:

  • Falso positivo en situaciones en las que hay contaminación de la orina por otros microorganismos, sangre o medicamentos;
  • Falso negativo si el individuo tiene un pH de la orina muy ácido, por debajo de 6, o está tomando algún antibiótico o diurético.

El resultado puede ser dudoso si el número de colonias es inferior a 100.000 ufc/ mL, pudiendo ser necesario repetir el examen. Normalmente, cuando hay infección, se observan más de 1.000.000 ufc/ mL.

Sin embargo, es necesario que el médico también evalúe otros signos y síntomas que indican infección urinaria, para evaluar qué tipo de tratamiento es necesario, según cada caso. Conozca los síntomas que indican infección urinaria.

Cómo se realiza el examen

Para recoger el examen de urocultivo, es necesario realizar una preparación, que incluye:

  • Lavar la zona íntima con agua y jabón antes de recolectar la muestra;
  • Alejar los labios de la vagina, en la mujer, y retraer el prepucio, en el hombre;
  • Se debe descartar el primer chorro de orina;
  • Recoger el resto de la orina en el recipiente.

El recipiente debe entregarse lo antes posible en el laboratorio para que los resultados sean más fiables, caso esto no sea posible puede mantenerse hasta 2 horas a temperatura ambiente o refrigerarse a 4ºC durante un tiempo máximo de 24 horas.

 El frasco donde se coloca la orina debe ser estéril y puede comprarse en la farmacia, sin embargo, el laboratorio u hospital también lo pueden proporcionar y, de preferencia, debe ser cerrado rápidamente y llevado inmediatamente para su análisis evitando contaminación en la muestra.

Otra forma de obtener la muestra para el urocultivo puede ser con el uso de una sonda urinaria, también llamado cateterismo vesical, para evitar contaminar la muestra, el cual se realiza generalmente en personas que se encuentran internadas.

¿Otros exámenes de orina pueden detectar infección?

Aunque el urocultivo es el principal examen para diagnosticar la infección urinaria, el examen de orina común también llamado orina tipo 1, EAS o orina de rutina, también puede proporcionar algunos indicios de infección urinaria como la presencia de bacterias, leucocitos, células epiteliales y/o sangre en la orina, nitritos positivos o presencia de filamentos. Además de esto, puede producir cambios en el color, el olor y la consistencia, por ejemplo.

Por lo que el médico podrá evaluar y diagnosticar la infección con el resultado de un examen de orina común, verificando también los síntomas presentes, sin necesidad de solicitar un urocultivo, ya que su resultado puede demorar hasta 3 días. Aprende más sobre para qué sirve el examen de orina y cómo se hace.

Sin embargo, el urocultivo con el antibiograma son necesarios, cuando se debe evaluar cuál es el antibiótico más indicado para tratar la enfermedad; para identificar la bacteria en casos de infecciones repetidas, en embarazadas, ancianos o en personas que pasan por una cirugía de las vías urinarias; o cuando hay dudas de que se trata de una infección urinaria, por ejemplo.

Examen de urocultivo en bebés 

Los bebés sufren a menudo infecciones en las vías urinarias, ante la sospecha el pediatra pedirá un urocultivo para detectar si hay bacterias que estén ocasionando alguna infección. 

Hay diferentes métodos de recogida de orina en bebés, aunque el objetivo es que sea de manera simple, confiable y lo menos invasiva para el niño. Los diferentes métodos para recolectar la orina en los bebés son las siguientes: 

Bolsa adhesiva perineal

Esta bolsita se puede conseguir en las farmacias y es la técnica más utilizada para recolectar muestras de orina en los lactantes. 

Para poder tomar la muestra de orina del lactante en primer lugar es importante desinfectarse las manos y lavar el área genital del bebé con una gasa impregnada en jabón neutro, luego enjuagar con agua y quitar los restos del jabón, después se quita el adhesivo de la bolsa esteril y se pega bien en los genitales del bebé, en los niños se pega dentro del pene y los testículos, en las niñas por fuera de los labios mayores, se despega la bolsita cuando haya orinado, se dobla y se lleva rápidamente al laboratorio. 

En este método si no es realizado con mucho cuidado tiene alto riesgo de contaminación de la orina que se encuentra en la bolsa, resultando un falso positivo de infección urinaria.

Técnica de estimulación vesical

Esta técnica se demuestra efectiva, segura y rápida ya que evitaría otras formas de recolección más molestas pero es necesario de un personal entrenado.

El procedimiento consiste en maniobras para estimular la vejiga del bebé, se realizan golpecitos suaves con los dedos en la zona baja del abdomen y masajes circulares en la zona lumbar de la espalda. Estas maniobras se van repitiendo hasta lograr que el niño orine y así recoger la orina en un frasco esteril.

Punción suprapúbica

Es el mejor método para obtener muestras de orina no contaminadas en bebés aunque es una técnica más invasiva y molesta. Para realizar la colecta de orina primero se desinfecta la zona pubiana y luego se punza con una aguja adecuada, se aspira la orina y se vuelca al frasco esteril.

Además de estas técnicas, también hay otra manera de tomar una muestra de orina en los bebés que es por la colocación de una sonda por la uretra y se recoge una porción del chorro de orina estéril, la cual debe ser realizada por una enfermera especializada, pues este método puede causar muchas molestias para el bebé, principalmente si posee una fuerte fimosis. Esta técnica es recomendada principalmente en bebés que sufren de infecciones urinarias recurrentes. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Anabel Rodrigues - Nutricionista, em septiembre de 2022. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em septiembre de 2022.

Bibliografía

  • Dr. Lopardo Horacio. UROCULTIVO. vol 3. Buenos Aires, Argentins: Britania, 1-23.
  • Herreros Fernández ML, González, García A, Pérez , de la Serna Martínez. Nueva técnica para la recogida de orina en recién nacidos rápida y segura. REVISTA PEDIATRÍA ATENCIÓN PRIMARIA . VOL.15. NUM.58; 2013
Abrir la bibliografía completa
  • C. Ochoa Sangrador. Métodos para la recogida de muestras de orina para urocultivo y perfil urinario. Anales de pediatría, Asociación Española de Pediatría. Vol. 67. Num. 5; 442-449, 2007
  • MAHON, Connie R.; LEHMAN, Donald C. Textbook of Diagnostic Microbiology. 6 ed. St- Louis, Missouri: Elsevier, 2019. 273-279; 886-888.
  • MCANINCH, Jack W.; LUE, Tom F. Urologia Geral de Smith e Tanagho. 18 ed. Porto Alegre: Artmed, 2014. 49; 52-54.
  • LABORCLIN. Manual para Antibiograma - Difusão em disco (Kirby & Bauer). 2011. Disponível em: <https://www.interlabdist.com.br/dados/noticias/pdf_190.pdf>. Acceso en 13 oct 2020
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.