Candidiasis oral: síntomas, causas y tratamiento

La candidiasis oral, también llamada candidiasis bucal, es una infección fúngica causada por un sobrecrecimiento del hongo Candida albicans en la boca, principalmente en bebés, debido a que su sistema inmune aún se encuentra poco desarrollado, o en adultos con el sistema debilitado debido a gripes, enfermedades crónicas o VIH, por ejemplo.

A pesar de que habita en la piel, es posible que el hongo crezca y produzca la manifestación de signos y síntomas, como placas blancas en la boca y ardor en la zona. El tratamiento para la candidiasis oral debe ser realizado con enjuagues bucales, antifúngicos y una correcta higiene bucal, debiendo estar orientado por un médico general, dentista o pediatra, en el caso de los niños.

Candidiasis oral: síntomas, causas y tratamiento

Principales signos y síntomas

La candidiasis oral normalmente provoca el surgimiento de signos y síntomas como:

  • Capa blanquecina en la boca;
  • Presencia de una sustancia cremosa en la boca;
  • Surgimiento de afta en la lengua y mejillas;
  • Sensación de tener algodón dentro de la boca;
  • Dolor o ardor en las regiones afectadas.

Cuando la infección es más grave puede haber también signos de inflamación en el esófago, que pueden causar dolor y dificultad para deglutir.

Este tipo de candidiasis es más común en bebés y recibe el nombre popular de sapito o algodoncillo, esto porque, como el hongo puede transmitirse a través del beso y el sistema inmunitario del bebé todavía está en desarrollo, es posible que presente los signos y síntomas de candidiasis en bebé. Vea los síntomas y cómo tratar el sapito en bebés

Posibles causas

El hongo del género Candida se encuentra naturalmente en la piel y en las mucosas, sin causar ningún tipo de problema. Sin embargo, cuando existen alteraciones en la inmunidad o la presencia de factores que favorezcan su crecimiento, es posible que el hongo se desarrolle más de lo normal, ocasionando la candidiasis. 

Entre los factores que aumentan el riesgo de desarrollar candidiasis oral se incluyen los siguientes:

  • Enfermedades endocrinas, como diabetes mellitus o hipotiroidismo;
  • Problemas nutricionales, como deficiencia de hierro, vitamina b12 o ácido fólico;
  • Trastornos del sistema inmune, como SIDA;
  • Trastornos sanguíneos, como leucemia o agranulocitosis;
  • Sequedad de la boca (xerostomía), que puede estar producida por el síndrome de Sjögren o por el uso de ciertos medicamentos;
  • Dieta alta en carbohidratos;
  • Medicamentos, como antibióticos de amplio espectro o corticosteroides;
  • Uso de prótesis dentales durante la noche, traumatismos o mala higiene bucal; 
  • Tabaquismo y uso de ciertas drogas.

Asimismo, los niños, las personas mayores y las mujeres embarazadas también poseen mayor tendencia a presentar candidiasis oral, pues su sistema inmunitario se encuentra ligeramente más débil. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la candidiasis oral debe ser prescrito por un médico general, dentista o pediatra, en el caso de los bebés y niños, y puede ser realizado en casa por medio de la aplicación de antifúngicos en forma de gel, líquido o enjuague bucal, como la Nistatina, durante 5 a 7 días.

Además, durante el tratamiento es importante tener algunos cuidados, como cepillarse los dientes por lo menos 3 veces al día con un cepillo con cerdas suaves y evitar comer alimentos con alto contenido en grasa o azúcar, como pasteles, dulces o galletas, ya que favorecen el desarrollo y proliferación de los hongos. 

En los casos más graves, en que el uso de enjuague bucal no da el resultado deseado, el médico puede indicar el uso de medicamentos antifúngicos orales, como Fluconazol, que deben ser tomados de acuerdo a la orientación del médico aunque los síntomas hayan desaparecido.

Un excelente tratamiento casero para la candidiasis oral es el té de menta poleo, pues posee propiedades que disminuyen la proliferación de los hongos y ayudan a acelerar el combate de la infección. Conoce cómo preparar este té y ve otras opciones de remedios caseros para la candidiasis

Qué comer para tratar la candidiasis

Durante la candidiasis no se aconseja ingerir nada con azúcar, ni carbohidratos refinados como pan, galletas, pasteles y tortas, debido a que el azúcar facilita la proliferación del hongo. Debiendo preferir alimentos como limón, perejil, jengibre, tomillo, ajo, cebolla, orégano, semillas de calabaza, aceite de coco, yogur natural, kéfir, preferir frutas cítricas y menos dulces.

Vea cuáles son los mejores alimentos para curar la candidiasis en el vídeo a continuación:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • RODRÍGUEZ ORTEGA, Judy et al. Candidiasis de la mucosa bucal. Revisión bibliográfica. Revista Cubana de Estomatología. Vol.39. 2.ed; 2002
  • GÜMRÜ, Birsay . Oral Candidosis: Aetiology, Clinical Manifestations, Diagnosis and Management. Journal of Marmara University Institute of Health Sciences. Vol.1. 2.ed; 140-148, 2011
Más sobre este tema: