Bomba de insulina: para qué sirve, cómo funciona y cuándo se indica

Actualizado en diciembre 2023

La bomba de insulina es un pequeño aparato computarizado que libera insulina de forma continua durante 24 horas y en dosis muy precisas según las necesidades de la persona, siendo indicado en los casos de diabetes tipo 1 o tipo 2, debido a que funciona imitando el funcionamiento del páncreas.

Generalmente, la bomba usa insulina de acción rápida y/o de acción corta porque la bomba está programada para administrar pequeñas cantidades de insulina a lo largo del día, de forma continua para mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los rangos normales. Vea cuáles son los tipos de insulina

Este dispositivo puede ser utilizado sujeto a la cintura o al brazo, conectándose al cuerpo por una pequeña cánula con una aguja flexible en el abdomen y sólo debe ser utilizado con indicación del endocrinólogo. Además, su uso debe ser orientado por una enfermera o educadora en diabetes.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La bomba de insulina se utiliza para el tratamiento de la diabetes tipo 1 o tipo 2 en los casos en que la producción de insulina por parte del cuerpo no es suficiente para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El uso de la bomba de insulina debe ser recomendado por el endocrinólogo, y se necesita un seguimiento médico regular para evaluar la adaptación al uso de la bomba, así como para verificar el control del azúcar en sangre y la eficacia del tratamiento de la diabetes.

Cuándo es indicada

La bomba de insulina está indicada en las siguientes situaciones:

  • Dificultad u olvido de colocarse las inyecciones de insulina;
  • Control inadecuado de los niveles de glucosa en sangre, incluso con el uso de inyecciones de insulina;
  • Amplias variaciones en los niveles de azúcar en la sangre durante el día;
  • Niveles de glucosa en sangre en ayunas por encima de 140 a 160 mg/dL;
  • Dificultad para controlar la glucemia nocturna;
  • Ataques de hipoglucemia frecuentes o severos;
  • Necesidad de tener una mejor calidad de vida;
  • Diabetes gestacional;
  • Manejo de la diabetes en mujeres que desean quedar embarazadas.

Además de eso, la bomba de insulina es una opción más cómoda para el tratamiento de la diabetes. 

Cómo funciona la bomba de insulina 

La bomba de insulina funciona liberando insulina de forma continua en el cuerpo durante 24 horas y/o en forma de "bolo" a través de un catéter insertado debajo de la piel del abdomen, pero también se puede usar en el brazo o el muslo, por ejemplo, que son los mismos lugares de aplicación que la inyección de insulina.

La bomba tiene un tamaño aproximado al de un teléfono celular y libera insulina de manera programada, simulando la función del páncreas, lo que permite un mejor control del azúcar en sangre.

Además, también es posible utilizar una bomba de insulina computarizada con monitor de glucosa, en este caso, el dispositivo verifica los niveles de azúcar en sangre las 24 horas del día y emite una alarma cuando los niveles de glucosa están demasiado altos o demasiado bajos, basándose en los niveles normales de glucemia.

Cuidados durante el uso de la bomba de insulina

Durante el uso de la bomba de insulina, hay algunos cuidados importantes, como:

  • Reemplazar el catéter cada 2 a 3 días; es normal sentir algo de molestia en la piel donde se ha insertado durante los primeros días;
  • Lavarse las manos y la piel con agua y jabón neutro cada vez que se vaya a cambiar la cánula;
  • Alternar la ubicación de la colocación de la cánula de la bomba de insulina;
  • Verificar los niveles de glucosa en sangre durante el día a través de la glucemia capilar, al menos 4 veces al día: antes de cada comida principal y por la noche antes de dormir. Sepa cómo medir correctamente la glucosa en casa;
  • Realizar la glucemia capilar 6 veces al día si el control de la glucosa en sangre es más difícil. De esta manera, el médico puede recomendar medir la glucemia antes y dos horas después de las tres comidas principales del día, y también por la noche;
  • Inspeccionar la piel en la región donde se inserta la cánula para verificar inflamaciones, infecciones o alergias en el área, como enrojecimiento o hinchazón.

Además, antes de comenzar a utilizar la bomba de insulina, la persona debe recibir capacitación sobre cómo utilizarla, proporcionada por un enfermero o educador en diabetes.

Ventajas de la bomba de insulina

La bomba de insulina tiene la ventaja de suministrar cantidades de insulina de manera más exacta y precisa, sin la necesidad de administrar inyecciones de insulina durante el día.

Además, la bomba de insulina ayuda a controlar de manera más efectiva los niveles de azúcar en sangre al proporcionar un flujo constante de insulina.

Posibles complicaciones

Algunas complicaciones que pueden ocurrir durante el uso de la bomba de insulina son:

  • Hiperglucemia;
  • Hipoglucemia;
  • Cetoacidosis diabética;
  • Infección de la piel donde se inserta el catéter.

Además, otras situaciones, como el mal funcionamiento de la bomba, la desconexión de la cánula o la configuración incorrecta de la bomba, también son factores que pueden afectar la administración de insulina, lo que aumenta el riesgo de complicaciones.

Por ello, es importante realizar la formación antes de empezar a utilizar la bomba de insulina, con el fin de garantizar su correcto funcionamiento para recibir la dosis adecuada de insulina.

Dónde comprar la bomba de insulina

La bomba de insulina se puede comprar directamente del fabricante, que puede ser Medtronic, Roche con el sistema Accu-Chek, Animas u Omnipod, por ejemplo.

En algunos países de América Latina la bomba de infusión y sus materiales pueden ser adquiridos a través del sistema de salud pública, debiendo ser solicitado por el endocrinólogo