Artrosis en las manos: síntomas, causas y cómo tratar

La artrosis en las manos, también conocida como osteoartrosis u osteoartritis, sucede debido al desgaste en los cartílagos de las articulaciones, aumentando la fricción entre los huesos de las manos, lo cual lleva a síntomas de dolor y rigidez, dificultando la realización de movimientos sencillos y actividades del día a día. En los casos más avanzados, puede haber formación de nódulos en medio de las articulaciones.

Además, la artrosis en las manos puede producir alteraciones en los huesos y tejidos alrededor de la articulación que la mantienen unida y sostienen al músculo y hueso, lo cual produce inflamación y dolor.

La artrosis puede ser bastante limitante, principalmente cuando afecta ambas manos, por lo que en caso de presentar algún síntomas, se debe consultar a un ortopedista o reumatólogo para que realice el diagnóstico e indique el tratamiento adecuado.

Artrosis en las manos: síntomas, causas y cómo tratar

Principales síntomas

Los síntomas de la artrosis en las manos normalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo, e incluyen:

  • Dolor en las manos, que puede ser más intensa al despertar y disminuye a lo largo del día, sin embargo, con el desarrollo de la enfermedad el dolor puede ocurrir todo el día;
  • Rigidez en las articulaciones de las manos, que se percibe más al despertar o después de permanecer mucho tiempo sin mover las manos;
  • Aumento de la sensibilidad de las articulaciones de las manos, que pueden estar sensibles al aplicar una leve presión en la articulación o cerca de esta;
  • Pérdida de la flexibilidad, que dificulta la realización de movimientos sencillos como sostener un objeto o escribir, por ejemplo;
  • Hinchazón de los dedos, causado por la inflamación alrededor de la articulación;
  • Hormigueo de las manos o dedos, incluso en reposo.

Además de esto, se pueden observar la formación de nódulos en las articulaciones, como el nódulo de Heberden, que se forma en la articulación al final de los dedos; y el nódulo de Bouchard, que se forma en la articulación en el medio de los dedos.

El diagnóstico de la artrosis en las manos se realiza por el ortopedista o reumatólogo, basado principalmente, en los síntomas descritos por la persona; además de la evaluación del historial personal y familiar de salud.

El médico normalmente indica la realización de exámenes complementarios como rayos X, en que se evalúan alteraciones óseas; tomografía computarizada y resonancia magnética para verificar el grado de desgaste de la articulación y, de esta forma, confirmar el diagnóstico e indicar el mejor tratamiento.

Causas de la artrosis en las manos

La artrosis en las manos es causada principalmente debido a los esfuerzos repetitivos, siendo más común que ocurra en personas que usan mucho las articulaciones de las manos, como albañiles, costureras, personas que realizan trabajo doméstico o atletas que practican deportes que incluyan el uso de esfuerzo en las manos.

Esta condición es más frecuente en personas que tienen familiares con artrosis, personas de la tercera edad y mujeres en la menopausia, debido al envejecimiento natural del cartílago.

Asimismo, enfermedades inflamatorias o autoinmunes, como lupus eritematoso sistémico y artritis reumatoide, además de enfermedades metabólicas como hemocromatosis, pueden favorecer la rigidez de las articulaciones de las manos, dando como resultado la manifestación de artrosis.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la artrosis en las manos se realiza de acuerdo a los síntomas presentados y tiene como objetivo aliviar el dolor, mejorar la rigidez y ayudar a mejorar el movimiento.

El tratamiento debe ser prescrito por el médico y puede realizarse por medio de:

1. Uso de medicamentos

Los medicamentos para el tratamiento de la artrosis en las manos y dedos incluyen analgésicos, como paracetamol o antiinflamatorios como ibuprofeno o naproxeno, ya que ayudan a controlar el dolor y la inflamación en las articulaciones.

Otro medicamento que puede indicar el médico es la duloxetina, un antidepresivo, que también está indicado para el tratamiento del dolor crónico causado por la artrosis de las manos y dedos. Vea más opciones de medicamentos para la artrosis.

2. Fisioterapia

La fisioterapia para la artrosis en la manos ayuda a fortalecer los músculos alrededor de la articulación, aumenta la flexibilidad y reduce el dolor. Este tratamiento debe ser orientado por un fisioterapeuta que indicará los ejercicios más adecuados de acuerdo con el estadio de la artrosis y de forma individualizada. El fisioterapeuta, también puede recomendar ejercicios para realizar en casa como complemento al tratamiento fisioterapéutico, además de recomendar la aplicación de hielo en la zona para aliviar los síntomas de la artrosis.

3. Infiltración en las articulaciones

La infiltración en las articulaciones de las manos puede realizarse con la inyección de medicamentos corticoides o ácido hialurónico, y deben ser siempre indicados por el médico que realiza el acompañamiento de la persona.

Las inyecciones de corticoides en las articulaciones ayudan a mejorar el dolor y pueden aplicarse de 3 a 4 inyecciones al año. Para administrar el corticoide, el médico anestesia alrededor de las articulaciones de la mano o de los dedos y después inyecta el medicamento.

En el caso de la inyección del ácido hialurónico, que es una sustancia semejante a un componente normalmente encontrado en las articulaciones y que actúa como un amortiguador, ayuda a lubricar las articulaciones adoloridas de las manos o dedos, por lo que ayuda en el alivio del dolor.

4. Cirugía

La cirugía para la artrosis en las manos o dedos está indicada para un pequeño número de casos en que los tratamientos no fueron eficaces o cuando una de las articulaciones está gravemente dañada. Sin embargo, no es posible garantizar que la cirugía elimine totalmente los síntomas y la persona podría continuar sintiendo dolor y rigidez en las manos o dedos.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • NELSON, A. E. Osteoarthritis year in review 2017: clinical. Osteoarthritis Cartilage. 26. 3; 319-325, 2018
  • Ageing and Osteoarthritis. Subcell Biochem. 91. SACITHARAN, Pradeep Kumar; 123-159, 2019
  • Rafaelani L Taruc-Uy 1, Scott A Lynch. Diagnosis and treatment of osteoarthritis. Prim Care. 40. 4; 821-836, 2013
  • ABRAMOFF, Benjamin; CALDERA, Franklin E. Osteoarthritis: Pathology, Diagnosis, and Treatment Options. Med Clin North Am. 104. 2; 293-311, 2020
  • MAYO CLINIC. Osteoarthritis. Disponível em: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/osteoarthritis/symptoms-causes/syc-20351925>. Acceso en 28 Ene 2021
  • NHS. Osteoarthritis: Treatment and support. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/osteoarthritis/treatment/>. Acceso en 28 Ene 2021
  • CENTER FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. Osteoarthritis (OA). Disponível em: <https://www.cdc.gov/arthritis/basics/osteoarthritis.htm>. Acceso en 28 Ene 2021
  • NOORDHOEK, Johanna; LOSCHIAVO, Fabricia Quintão. Intervenção da Terapia Ocupacional no Tratamendo de Individuos com Doenças Reumáticas Utilizando a Abordagem da Proteção Articular. Rev Bras Reumatol. 45. 4; 242-244, 2005
Más sobre este tema: