Arteritis temporal: qué es, síntomas y tratamiento

enero 2021

La arteritis temporal, también conocida como arteritis de células gigantes, es una enfermedad autoinmune que causa inflamación crónica de las arterias de la circulación sanguínea, y produce síntomas como dolor de cabeza, fiebre, rigidez y debilidad de los músculos de la masticación, anemia, cansancio y, en los casos más graves, puede generar ceguera.

Esta enfermedad es detectada por el médico a través del examen físico, análisis sanguíneo y biopsia de la arteria, que presenta inflamación. El tratamiento es orientado por el reumatólogo y, a pesar de no tener cura, la enfermedad se puede controlar muy bien con el uso de medicamentos, especialmente corticosteroides, como la prednisona.

La arteritis temporal es más común en personas mayores de 50 años y, aunque su causa todavía no está bien esclarecida, se sabe que está relacionada con un desequilibrio en el sistema inmunitario. Esta condición es una forma de vasculitis, un tipo de enfermedad reumática que afecta la circulación sanguínea y puede provocar la afectación de varias partes del cuerpo.

Principales síntomas

La inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos origina síntomas generalizados que dificultan la circulación dentro del vaso afectado, especialmente de la arteria temporal, localizada en la cara; además de otras como la arteria oftálmica, carótidas, aorta o coronarias, por ejemplo.

Así, los principales signos y síntomas son:

  • Dolor de cabeza o en el cuero cabelludo, que puede ser fuerte y pulsátil;
  • Sensibilidad y dolor en la arteria temporal, que se localiza en la parte lateral de la cabeza;
  • Dolor y debilidad en la mandíbula, que aparece después de hablar o masticar por mucho tiempo, mejorando con el descanso;
  • Fiebre recurrente y sin causa aparente;
  • Anemia;
  • Cansancio y malestar general;
  • Falta de apetito;
  • Pérdida de peso;

En ciertos casos, pueden surgir alteraciones graves como pérdida de la visión, ceguera repentina o aneurismas; no obstante, estas pueden ser evitadas con el diagnóstico y la realización del tratamiento lo antes posible por parte del reumatólogo.

Aparte de estos síntomas, es común que la arteritis temporal este acompañada de polimialgia reumática, que es otra enfermedad que provoca inflamación de los músculos y articulaciones, causando dolor en el cuerpo, debilidad y malestar en las articulaciones, principalmente de caderas y hombros.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la arteritis temporal se realiza a través de la evaluación clínica por parte del médico o del reumatólogo, aparte de la realización de análisis de sangre, que demuestran inflamación, como la elevación de los niveles VSG, que pueden alcanzar valores por encima de 100 mm.

La confirmación, sin embargo, es hecha por la biopsia de la arteria temporal, que demostrará las alteraciones inflamatorias directamente en el vaso. 

Cómo se hace el tratamiento

El tratamiento de la arteritis de las células gigantes es orientado por el reumatólogo y se lleva a cabo para aliviar los síntomas y prevenir la pérdida de la visión, con el uso de corticosteroides como la prednisona, en dosis con reducción gradual. El uso de medicamentos se realiza al menos 3 meses, variando según la mejoría de los síntomas.

Asimismo, el médico también puede indicar analgésicos y antipiréticos, como paracetamol, para aliviar los síntomas como fiebre, cansancio y malestar general, en caso de que se presenten.

La enfermedad se puede controlar bien con el tratamiento y, habitualmente, desaparece o se atenúan los síntomas; no obstante, esta puede reaparecer después de un tiempo, el cual varía con la respuesta del organismo de cada persona.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em enero de 2021. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em enero de 2021.

Bibliografía

  • IMBODEN, J.B. et al. CURRENT Reumatologia. 3 ed. Porto Alegre: AMGH, 2014. pp. 250- 257.
  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I. . Goldman-Cecil Medicine . 25.ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018. pp. 1837-1840.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.