Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Aneurisma cerebral: qué es, síntomas, causas, tratamiento y secuelas

El aneurisma cerebral es una dilatación permanente en uno de los vasos sanguíneos que llevan sangre hasta el cerebro. Cuando estos sucede, la parte dilatada generalmente presenta una pared más fina, por lo que existe un riesgo elevado de que el aneurisma se rompa. Cuando el aneurisma cerebral se rompe, produce siempre una hemorragia que es más o menos grave de acuerdo con el tamaño y la cantidad de sangre que se fuga dentro del cráneo.

El síntoma más común de un aneurisma cerebral surge cuando este revienta y se caracteriza como un dolor de cabeza extremadamente intenso que puede producirse forma repentina o que va aumentando con el paso del tiempo. La sensación de que la cabeza está caliente y de que hay un "vaciamiento" y que parece que la sangre se esparció también se presenta en algunas personas. 

A pesar de que los factores genéticos están implicados en las causas de un aneurisma, la presión alta descontrolada aumenta mucho el riesgo de desarrollar un aneurisma en el cerebro.

Aneurisma cerebral: qué es, síntomas, causas, tratamiento y secuelas

El aneurisma cerebral puede curarse, sin embargo, depende del lugar donde se encuentre. Por lo general, el médico indica un tratamiento que ayude a regular la presión arterial, reduciendo las posibilidades de que el aneurisma se reviente. La cirugía se indica con mayor frecuencia en los casos donde hay una ruptura del aneurisma, pero también puede ser indicada para tratar un aneurisma específico, lo que dependerá de su localización y tamaño, esto con la finalidad de prevenir su ruptura. Esta última puede realizarse a través de un procedimiento endovascular como un cateterismo, donde es colocado un stent que protege el vaso sanguíneo, desviando el flujo sanguíneo de la región donde se encuentra el aneurisma, previniendo así su ruptura. 

Síntomas principales

Normalmente el aneurisma no causa ningún síntoma, siendo identificado accidentalmente en un examen de diagnóstico de la cabeza, como una tomografía computarizada. Sin embargo, algunas personas con aneurisma pueden presentar signos y síntomas como dolor constante atrás del ojo, pupilas dilatadas, visión doble u hormigueo en la cara.

Lo más común es que los síntomas surjan cuando el aneurisma se revienta o hay fuga de sangre. En esos casos, los síntomas son:

  • Dolor de cabeza muy intenso y repentino, que empeora con el tiempo;
  • Náuseas y vómitos;
  • Cuello rígido;
  • Visión doble;
  • Convulsiones;
  • Desmayo

Cuando estos síntomas surgen, y siempre que haya sospecha de un aneurisma roto, es muy importante solicitar ayuda médica de inmediato, llamando al número de emergencias o llevando a la persona al servicio de urgencias del hospital, para que se inicie el tratamiento adecuado.

También existen otros problemas que pueden causar síntomas semejantes, como migrañas, sin ser necesariamente un caso de aneurisma. Por eso si el dolor de cabeza fuera intenso y surge de manera frecuente, debe consultar a un médico general o a un neurólogo para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

Cómo confirmar el diagnóstico

Generalmente, para confirmar la presencia de un aneurisma cerebral el médico solicita exámenes de diagnóstico para evaluar las estructuras del cerebro e identificar si existe alguna dilatación en los vasos sanguíneos. Algunos de los exámenes más utilizados incluyen la tomografía computarizada, la resonancia magnética o la angiografía cerebral, por ejemplo.

Qué puede causar un aneurisma

Aneurisma cerebral: qué es, síntomas, causas, tratamiento y secuelas

Aunque no se conocen las causas exactas que conducen al desarrollo de un aneurisma en el cerebro, algunos factores que parecen aumentar el riesgo incluyen:

  • Ser fumador;
  • Presión alta descontrolada;
  • Utilizar drogas, especialmente cocaína;
  • Consumo de bebidas alcohólicas en exceso;
  • Antecedentes familiares de aneurisma.

Además, algunas enfermedades que están presentes en el nacimiento también pueden aumentar la tendencia a padecer un aneurisma, como el síndrome de ovarios poliquísticos, estrechamiento de la aorta o malformación cerebral.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del aneurisma cerebral varía bastante, pudiendo depender no sólo de los antecedentes del paciente, también del tamaño del aneurisma y si se encuentra o no reventado. De esta forma, los tratamientos más usados incluyen:

1. Aneurisma no reventado

En la mayoría de los casos, los médicos optan por no tratar aneurismas no reventados, ya que el riesgo de que revienten durante la cirugía es muy elevado. Así, lo normal es que se haga una evaluación regular del tamaño de la dilatación para garantizar que el aneurisma no está aumentando de tamaño.

Además, pueden ser prescritos medicamentos para aliviar algunos de los síntomas como Acetaminofén, Dipirona o Ibuprofeno para disminuir el dolor de cabeza o Levetiracetam, para controlar el surgimiento de convulsiones, por ejemplo.

Sin embargo, en algunos casos el neurólogo puede optar por hacer la cirugía e intentar retirar el aneurisma, pero en esos casos, los riesgos deber ser muy bien explicados al paciente y a su familia.

2. Aneurisma reventado

Cuando el aneurisma revienta, es una emergencia, por lo que se debe acudir inmediatamente al hospital para iniciar el tratamiento adecuado, que normalmente se realiza a través de una cirugía para cerrar el vaso que está causando la hemorragia en el interior del cerebro.

Mientras más temprano se reciba el tratamiento, menores serán las posibilidades de desarrollar secuelas para toda la vida, ya que menor será el área del cerebro que se vea afectada. Cuando el aneurisma revienta, causa síntomas idénticos al de un ACV hemorrágico.

Posibles secuelas

Un aneurisma cerebral puede causar sangrado entre el cerebro y las meninges que lo revisten y, en este caso, la hemorragia recibe el nombre de subaracnoidea, o puede causar una hemorragia llamada intracerebral, que es el sangrado que sucede en medio del cerebro.

Después de un aneurisma, la persona puede no tener ninguna secuela, pero algunas pueden presentar alteraciones neurológicas semejantes a las de un ACV, por ejemplo. Las personas que ya han tenido un aneurisma cerebral poseen un mayor riesgo de sufrir un nuevo evento.

Conozca otras posibles secuelas que pueden surgir cuando existe una alteración en el cerebro.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje