Amebiasis intestinal: qué es, síntomas, transmisión y tratamiento

La amebiasis es una infección causada por el parásito Entamoeba histolytica, que normalmente no causa síntomas, pero cuando el sistema inmunológico está más debilitado o hay una gran cantidad de parásitos, puede provocar síntomas gastrointestinales, como diarrea, dolor abdominal y malestar general.

La amebiasis, también conocida como colitis amebiana o amebiasis intestinal, puede ocurrir debido al consumo de agua y alimentos contaminados, siendo más frecuente en lugares con condiciones precarias de higiene y saneamiento básico.

A pesar de ser una infección fácilmente tratable, la amebiasis debe ser identificada y tratada tan pronto como aparezcan los primeros síntomas, ya que solo así es posible prevenir la evolución de la enfermedad, que puede afectar el hígado o los pulmones, por ejemplo.

Imagem ilustrativa número 1

Síntomas de amebiasis

Los principales síntomas de la amebiasis son:

  • Diarrea;
  • Presencia de sangre o moco en las heces;
  • Dolor abdominal;
  • Cólicos;
  • Pérdida de peso sin causa aparente;
  • Cansancio excesivo;
  • Malestar general;
  • Aumento de la producción de gases.

Los síntomas de la amebiasis aparecen cuando la cantidad de parásitos es muy alta y/o cuando la inmunidad está más comprometida. Por lo tanto, los síntomas pueden aparecer alrededor de 2 a 5 semanas después del consumo de alimentos o agua contaminados por la ameba, siendo importante que se consulte a un médico.

En casos más graves, especialmente cuando la infección no se identifica ni trata, el parásito puede atravesar la pared intestinal y llegar al hígado, lo que lleva a la formación de abscesos, y también al diafragma, lo que puede resultar en amebiasis pleuropulmonar. En estos casos, también se pueden observar fiebre, escalofríos, sudoración excesiva, náuseas, vómitos y períodos alternos de diarrea y estreñimiento. Conozca más sobre los principales síntomas de parásitos intestinales.

Cómo se transmite

La transmisión de la amebiasis ocurre a través del consumo de agua y alimentos contaminados por el parásito, siendo más común en regiones que no tienen un saneamiento básico adecuado, lo que favorece el contacto de los alimentos y el agua con las heces.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico inicial de la amebiasis lo realiza el médico general o el gastroenterólogo a partir de la evaluación de los signos y síntomas presentados por la persona, y también se indica la realización de un examen parasitológico de heces para verificar la presencia de quistes de Entamoeba histolytica en las heces.

Si hay sospecha de compromiso de otras partes del cuerpo, el médico puede indicar la realización de una ecografía o tomografía computarizada, además de poder solicitarse el análisis microbiológico de abscesos, si los hay.

Tratamiento para la amebiasis

El tratamiento para la amebiasis es determinado por el médico según el tipo de infección que presenta la persona, pudiendo recomendarse el uso de Paromomicina, Iodoquinol o Metronidazol según la indicación médica. En el caso de la amebiasis extraintestinal, el médico puede recomendar el uso combinado de Metronidazol y Tinidazol. Conozca más sobre los tratamientos indicados para los parásitos intestinales.

Además, durante el tratamiento es importante mantener la hidratación, ya que es común tener una gran pérdida de líquidos debido a la diarrea y los vómitos que ocurren en la amebiasis.