Alcachofa: para qué sirve, beneficios y cómo hacer el té

Actualizado en enero 2024
Evidencia científica

La alcachofa sirve para reducir los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, previniendo enfermedades, como obesidad, infarto agudo de miocardio y diabetes. Además de eso, la alcachofa también promueve la pérdida de peso, pues ayuda a controlar el apetito y a eliminar el exceso de líquidos en el organismo. 

Estos beneficios se deben a que la alcachofa es una planta medicinal rica en agua, fibras y flavonoides, además de contener buenas cantidades de vitamina C y minerales, como el potasio y el fósforo, los cuales otorgan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, diuréticas, probióticas y antidispépsicas (combate la mala digestión).

El nombre científico de la alcachofa es Cynara scolymus y puede ser comprada en los supermercados o mercados municipales, además sus hojas pueden encontrarse en tiendas de productos naturales. Esta planta puede ser consumida de diferentes formas: cocida, en ensaladas, asada, en jugos o para preparar tés. 

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve y beneficios

La alcachofa proporciona diversos beneficios para la salud, como:

1. Promover la pérdida de peso

La alcachofa es rica en inulina, una fibra presente en muchos vegetales que actúa ayudando a perder peso, ya que es digerida más lentamente, prolongando la saciedad entre comidas, disminuyendo el apetito. 

Además de eso, por contener bajas calorías y promover la eliminación de exceso de líquidos del organismo, la alcachofa es una muy buena opción para incorporar en las dietas para adelgazar. Vea cómo se realiza una dieta para perder peso.

Si quiere saber cuál es su IMC y su peso ideal, coloque sus datos en la calculadora a continuación:

Erro
años
Erro
cm
Erro
kg
Erro

2. Disminuir el colesterol 

Por ser rica en fibras, como la inulina y la pectina, la alcachofa ayuda a disminuir la absorción y aumentar la eliminación de grasas por las heces, promoviendo la reducción de los niveles de colesterol “malo“ o LDL, y el colesterol total en sangre.

Además de eso, la alcachofa es rica en compuestos antioxidantes, como flavonoides, carotenoides y vitamina C, que evitan la generación de radicales libres y la formación la de las placas de ateroma en las arterias, previniendo la aterosclerosis.

3. Prevenir la diabetes

La alcachofa es un alimento bajo en índice glucémico, ya que contiene buenas cantidades de fibras y de proteínas que ayudan a regular los niveles de glucosa e insulina en la sangre, previniendo así la diabetes.

4. Controlar la hipertensión arterial

La ingesta de alimentos ricos en potasio, como la alcachofa, aumenta la producción de orina, eliminando el exceso de sodio en el organismo, ayudando así a controlar y a prevenir la presión alta. 

La alcachofa también es rica en antioxidantes, como los flavonoides y carotenoides, que inhiben la producción excesiva de radicales libres, promoviendo la salud de las arterias. Conozca otros alimentos que ayudan a disminuir la presión arterial. 

5. Disminuir las arrugas

Por ser rica en compuestos bioactivos, como la vitamina C, flavonoides y carotenoides, la alcachofa ayuda a combatir los radicales libres y a aumentar la producción de colágeno, disminuyendo las arrugas y la flacidez de la piel. Conozca otros alimentos que ayudan a aumentar la producción de colágeno.

Además de eso, la alcachofa es rica en fibras que ayudan a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre, previniendo la inflamación de las células, y como consecuencia, la flacidez de la piel y el envejecimiento prematuro.

6. Desintoxicar el hígado

La alcachofa es una óptima fuente de compuestos antioxidantes, como los flavonoides y los polifenoles, que protegen el hígado y ayudan a eliminar las toxinas del organismo por la orina, por las heces y el sudor. Vea cómo hacer una dieta para desintoxicar el hígado. 

Asimismo, por ayudar y proteger las funciones del hígado, la alcachofa también alivia los síntomas de mala digestión, como las náuseas y cólicos abdominales. 

7. Combatir el estreñimiento

Por ser rica en fibras y agua, la alcachofa ayuda a la formación del bolo fecal y la evacuación de las heces a través del intestino, siendo un alimento muy útil para combatir el estreñimiento.

La alcachofa también es rica en inulina, un tipo de fibra prebiótica que sirve de alimento para las bacterias benéficas del intestino, manteniendo la flora intestinal saludable. Conozca otros alimentos ricos en inulina. 

Propiedades de la alcachofa

La alcachofa tiene propiedades nutritivas, antioxidantes, antiinflamatorias, diuréticas, saciantes, cardioprotectoras, hipocolesterolemiantes, hipoglucémicas, laxantes, prebióticas, antidispépsicas, desintoxicantes, rejuvenecedoras e hipotensoras. Estas propiedades se deben a que la alcachofa contiene inulina, vitamina C, flavonoides, polifenoles, carotenoides y fibras.

Información nutricional de la alcachofa

En la tabla a continuación se muestra la información nutricional que aportan 100 gramos de alcachofa:

Componentes Cantidad por 100 g de alcachofa
Energía 46 calorías
Agua 85 g
Proteína 3 g
Grasas 0,2 g
Carbohidratos 5,3 g
Fibras 5,6 g
Vitamina C 6 mg
Vitamina K 14,8 mcg
Ácido Fólico 42 mcg
Fósforo 90 mg
Magnesio 33 mg
Potasio 200 mg
Calcio 42 mg
Vitamina A 20 mcg
Carotenos 120 mcg

Es importante mencionar, que para obtener los beneficios de la alcachofa, debe ser consumida junto a una dieta equilibrada y saludable, además de hacer actividad física regularmente. 

Cómo consumirla

La alcachofa puede consumirse naturalmente, asada, cocida o sofrita y utilizarse en ensaladas o para preparar jugos y té. Además, esta planta también puede ingerirse como suplemento, en forma de cápsulas industrializadas.

Cápsulas de alcachofa

Las cápsulas de alcachofa normalmente tienen entre 400 a 6000 mg de extracto de la planta y pueden ser ingeridas antes o después de las comidas principales del día, junto con un vaso de agua. Es importante recordar, que la suplementación con alcachofa debe ser realizada bajo supervisión médica o de otro profesional de salud especializado en el uso de plantas medicinales. Además, es importante leer las recomendaciones y el modo de uso del fabricante que se encuentran en el rótulo del producto.

Recetas con alcachofa

Algunas recetas que se pueden preparar con alcachofas son:

1. Té de alcachofa

Ingredientes

  • 1 cucharadita (5g) de hojas secas de alcachofa;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para preparar el té se debe colocar las hojas en la taza de agua hirviendo. Dejar reposar durante 5  a 10 minutos, colar y beber.

2. Alcachofa gratinada

Ingredientes

  • 2 flores de alcachofa;
  • 1 lata de crema de leche (opcional);
  • 2 cucharadas de queso rallado.

Modo de preparación

Para preparar la alcachofa gratinada, basta colocar todos los ingredientes rebanados en una bandeja y condimentar con sal y pimienta. Por último, se debe añadir la crema de leche y el queso rallado. Hornear a 220 °C hasta que esté bien dorado. Para aquellas personas que desean bajar de peso, pueden sustituir la crema de leche por un poco de aceite de oliva y colocar el queso rallado por encima.

Efectos secundarios

El consumo de suplementos o té preparados con alcachofa, puede causar dolor de panza, diarrea, gases, náuseas, debilidad y acidez estomacal, en algunas personas.

Contraindicaciones

La alcachofa no debe ser consumida por personas con problemas en la vesícula biliar, hepatitis o cáncer en el hígado, sin la orientación médica.

Tampoco es recomendado el consumo de esta planta en personas que usan medicamentos anticoagulantes, debido a que la alcachofa puede disminuir la eficacia de estos medicamentos, disminuyendo su concentración en sangre y perjudicando su acción.

Asimismo, la alcachofa no debe ser consumida por mujeres embazadas o durante el periodo de lactancia y en niños con menos de 12 años de edad.