Adenocarcinoma: qué es, tipos y tratamiento

El Adenocarcinoma es un tipo de cáncer que se origina en los tejidos glandulares, formados por células con capacidades de secretar sustancias al organismo. Este tipo de tumor maligno se puede desarrollar en diversos órganos del cuerpo, como próstata, intestino, pulmones, mamas, útero y páncreas.

De una manera general, los adenocarcinomas son cánceres de difícil remoción por cirugía, con crecimiento rápido y de carácter agresivo, ya que tienen capacidad de generar metástasis, sin embargo, existen características específicas de acuerdo con cada tipo y etapa (estadio) en que se encuentra.

Adenocarcinoma: qué es, tipos y tratamiento

Algunos de los principales ejemplos incluyen:

1. Adenocarcinoma de próstata

Es el cáncer que surge en las células glandulares de la próstata y es más común en hombres mayores de 65 años. A pesar de crecer de forma lenta y gradual, algunos tipos pueden tener crecimiento rápido, agresivo y extenderse fácilmente por otros órganos, generando metástasis.

El adenocarcinoma de próstata puede ser dividido en otros subtipos, siendo que el adenocarcinoma acinar el más común. Vea cómo identificar y tratar el cáncer de próstata.

2. Adenocarcinoma de pulmón

El adenocarcinoma pulmonar es el cáncer que afecta a las células glandulares de los pulmones. Es uno de los tipos de cáncer más comunes del pulmón, representando cerca de 30% de los casos. Este tipo de tumor acostumbra ser agresivo, por eso es importante que su tratamiento sea iniciado lo antes posible una vez que ha sido identificado. Conozca más sobre síntomas que indican cáncer de pulmón y qué se debe hacer para tratarlo.

3. Adenocarcinoma gástrico

Es el tumor maligno que surge en las células del estómago y representa el 95% de los tumores que afectan a este órgano, siendo más común en personas mayores de los 50 años.

Los síntomas que indican este tumor incluyen dolor abdominal, pérdida de peso, náuseas y dificultades para tragar o digerir los alimentos. Vea más detalles sobre los principales síntomas de cáncer de estómago

4. Adenocarcinoma de intestino

El 95% de los casos de cáncer colorrectal son causadas por adenocarcinomas, que son uno de los tipos de cáncer más comunes en la población. Generalmente, este tipo de tumor responde bien al tratamiento, principalmente si es descubierto en una etapa temprana y no alcanzó otros órganos del cuerpo, siendo muy importante realizar los exámenes de rastreo recomendados por los médicos, como son la prueba de sangre oculta o la colonoscopia, por ejemplo, especialmente para personas con antecedentes familiares, factores de riesgo o mayores de 50 años. 

Vea cómo identificar el cáncer intestinal.

5. Adenocarcinoma de páncreas

El tipo más común de cáncer de páncreas es el adenocarcinoma. Generalmente, son tumores agresivos, pues muchas veces crecen sin provocar síntomas y cuando son descubiertos suelen encontrarse en una fase avanzada.

Conozca cuáles son los principales síntomas del cáncer de páncreas.

6. Adenocarcinoma de mama

El cáncer de mama se debe en su gran mayoría por adenocarcinomas. Este tumor debe ser detectado de forma de temprana para conseguir mejores resultados y mayores posibilidades de cura durante el tratamiento, por eso es importante que sean realizados los rastreos con consultas al ginecólogo o al mastólogo, mamografías y autoexamen.

Vea más información sobre los síntomas, tratamiento y cómo prevenir el cáncer de mama.

Adenocarcinoma: qué es, tipos y tratamiento

Clasificación del adenocarcinoma

Una de las formas de clasificar un cáncer es por el tipo de crecimiento, que puede ser:

  • Adenocarcinoma in situ: es el primer estadio, en que el cáncer todavía esta localizado en la capa de tejido donde se desarrolló y no hubo invasión para capas más profundas y por tanto, es más fácil de curar;
  • Adenocarcinoma invasivo: surge cuando las células del cáncer alcanzan otras capas de tejido, pudiendo alcanzar órganos vecinos o se propaga por el torrente sanguíneo, provocando metástasis;
  • Adenocarcinoma bien diferenciado: cuándo el cáncer recibe esta clasificación, indica que son células cancerígenas que aún tiene parecido al tejido original y con crecimiento más lento;
  • Adenocarcinoma poco diferenciado: indica que las células del tumor tiene características muy diferentes del tejido original y que puede indicar mayor potencial de malignidad y dificultad para el tratamiento;
  • Adenocarcinoma moderadamente diferenciado: están en un nivel intermedio entre el bien y el poco diferenciado.

Generalmente, para identificar la clasificación del cáncer, es necesario realizar biopsia del tejido tumoral, capaz de detectar microscópicamente estas características. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el adenocarcinoma varía conforme la localización, tipo y la clasificación del tumor, generalmente, las opciones de tratamiento incluyen: radioterapia, quimioterapia y la extirpación del tumor mediante cirugía.

Los adenocarcinomas suelen ser agresivos y de difícil tratamiento, y por esto, el pronóstico es muy individualizado. Es muy importante conversar con el médico sobre las opciones, sus consecuencias y sus beneficios antes de decidir cuándo y dónde va a iniciar el tratamiento.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: