Yacón: para qué sirve, cómo prepararlo y contraindicaciones

Actualizado en noviembre 2023
Evidencia científica

El yacón es un tubérculo que sirve para ayudar a regular el azúcar en la sangre, favorecer la pérdida de peso y regular el tránsito intestinal, debido a que es rico en fibras solubles, principalmente inulina y fructooligosacáridos, los cuales le proporcionan un efecto prebiótico e hipoglucémico, además de disminuir el apetito.

Este tubérculo es considerado en la actualidad como un alimento funcional, pudiendo servir como sustituto de la papa común en las comidas, pues tiene un aspecto semejante al de una batata o camote y su nombre científico es Smallanthus sonchifolius.

El yacón tiene un sabor ligeramente dulce y afrutado, siendo consumido principalmente en países como Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Japón y Nueva Zelanda, pudiendo comprarse en algunos supermercados.

Imagem ilustrativa número 2

Para qué sirve

El consumo regular de yacón sirve para:

1. Regular el tránsito intestinal

El yacón es un tubérculo rico en fructanos, principalmente inulina y fructooligosacáridos (FOS), estos compuestos son capaces de resistir los jugos gástricos, pasando por el tracto digestivo sin ser metabolizados, siendo considerado como un alimento prebiótico.

Los prebióticos favorecen el aumento de las bifidobacterias del colon, aumentan los movimientos intestinales y el volumen de las heces, siendo una excelente opción para combatir el estreñimiento.

2. Controlar el azúcar en la sangre

El contenido de FOS que posee el yacón promueve la absorción de la glucosa en los tejidos periféricos, mejorando la sensibilidad de la insulina en el hígado e incrementando la secreción de insulina por el páncreas, favoreciendo así la disminución de la glucemia, siendo una opción para personas que sufren de prediabetes y diabetes.

Sin embargo, aún son necesarios más estudios para que se comprueben los beneficios del yacón para complementar el tratamiento de la diabetes.

3. Reducir el colesterol y los triglicéridos

El yacón ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos debido a que contiene polifenoles y a la presencia de los FOS, los cuales podrían ayudar a regular el metabolismo de las grasas en el organismo y a suprimir la síntesis de triglicéridos en el hígado.

4. Favorecer la pérdida de peso

Las fibras solubles en el yacón aumentan la sensación de saciedad, reduciendo el apetito, además de contener pocas calorías, pudiendo ser incluida en las dietas para perder peso.

Para saber cuál es su peso ideal, coloque sus datos en la calculadora a continuación:

Erro
años
Erro
cm
Erro

5. Ayudar a preservar la masa ósea

Los FOS presentes en el yacón cuando llegan al colon y estimulan las bifidobacterias, promueven la absorción de algunos minerales como el calcio, fósforo, zinc y magnesio, minerales que son importantes para mantener la salud de los huesos y dientes, previniendo problemas como la osteopenia u osteoporosis.

6. Prevenir el cáncer

El yacón es rico en polifenoles, como el ácido cafeico, que posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a combatir los radicales libres y disminuir el estrés oxidativo, además de poseer propiedades prebióticas, por lo que podría prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de colon, por ejemplo.

Información nutricional del yacón

En la tabla a continuación se muestra el valor nutricional por cada 100 gramos de yacón:

Composición nutricional Yacón crudo (100 gramos) Harina de yacón (100 gramos)
Energía 33 calorías 240 calorías
Proteínas 0,40 g 4,53 g
Grasas 0,11 g 0,54 g
Carbohidratos 9,29 g 66,47 g
Fibras 2,09 g 19,93 g
Fibras solubles - 12,39 g
Fibras insolubles - 7,54 g
Calcio 11,7 mg 31,83 mg
Fósforo 22,5 mg 200,3 mg
Magnesio 3,7 mg 62,66 mg
Potasio 171,2 mg 1276,25 mg
Hierro 0,3 mg 3,4 mg

Es importante mencionar que para obtener todos los beneficios mencionados anteriormente, el yacón debe ser incluido en una dieta equilibrada y saludable, además de actividad física de forma regular.

Cómo consumir este tubérculo

El yacón puede consumirse en las ensaladas crudas o cocidas, como sobremesa o merienda. Para consumirla cruda solo es necesario quitarle la cáscara. Además de esto, este tubérculo también puede adquirirse en forma de harina, la cual puede ser utilizada para la elaboración de pan, tartas y galletas, por ejemplo.

Otras formas de consumir el yacón son:

1. Cápsulas de yacón

El yacón también puede consumirse en forma de suplemento, sin embargo, no se ha determinado una dosis segura para su consumo, debiendo consultar al médico o nutricionista antes de su utilización y seguir las instrucciones del fabricante en la etiqueta del suplemento.

2. Té de yacón

Las hojas del yacón también pueden ser utilizadas para preparar té. Según algunos estudios científicos[1] [2], este también ayuda a disminuir el azúcar en la sangre, mejorar problemas gastrointestinales y ayuda a disminuir el colesterol, además de poseer propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antimicrobianas.

Ingredientes

  • 2,5 g de raíz de yacón;
  • 250 mL de agua.

Modo de preparación

Colocar el agua en una olla, una vez que hierva, agregar la raíz de yacón y cocinarla durante 10 minutos. Retirar del fuego, dejar reposar la infusión durante 5 a 10 minutos, colar y beber 1 taza de este té.

3. Jarabe de yacón

El yacón también puede ser utilizado en forma de jarabe o syrup para endulzar alimentos como los yogures, colocar en las panquecas o preparar unos batidos, por ejemplo, sustituyendo el azúcar o la miel.

La ventaja del jarabe de yacón es que es un producto natural que aporta pocas calorías, 1 cucharadita aporta 20 kcal, esto se debe a que es rico en FOS, principalmente fructanos, y fibra insoluble como la inulina, lo que hace que no todo sea digerido y absorbido en el intestino.

Recetas con yacón

Existen diversas formas de prepararlo, como se indica a continuación:

1. Ensalada con aderezo de yogur

Imagem ilustrativa número 4

Ingredientes:

  • 2 tazas de yacón cortado en cubos;
  • 1 taza de zanahoria cocida y picada en cubos;
  • 1/2 taza de cebolla picada en cubos;
  • 1/2 taza de guisantes.

Para el aderezo:

  • 1 manojo de cilantro picado;
  • 1 taza de yogur natural;
  • 2 dientes de ajo picados;
  • 2 cucharadas de jugo de limón;
  • Una pizca de sal y pimienta.

Modo de preparación:

Para la ensalada mezclar todos los ingredientes en un recipiente. Para el aderezo, licue todos los ingredientes e incorporarlo a la ensalada cuidadosamente.

2. Chips

Imagem ilustrativa número 3

Ingredientes:

  • 1 yacón mediano;
  • 1 cucharadita de paprika;
  • 1 cucharadita de comino;
  • 1 pizca de sal;
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Modo de preparación:

Pelar y cortar el yacón en rodajas finas. Colocar las rodajas en un recipiente y agregar la paprika, el comino, la sal y el aceite de oliva. Mezclar bien y colocarlas en una bandeja. Hornear a 175 °C durante 20 minutos o hasta dorar y quedar crocantes.

3. Batido de zanahoria, jengibre y yacón

Imagem ilustrativa número 1

Ingredientes:

  • 1 taza de agua;
  • 1 naranja grande;
  • 1 zanahoria pequeña;
  • 1 yacón crudo y pelado;
  • 1 pizca de jengibre;
  • 1 taza de cubos de hielo.

Modo de preparación:

Licuar todos los ingredientes, colar y beber a continuación. También es posible utilizar otras frutas.

Posibles efectos secundarios

El yacón por ser rico en fructooligosacáridos, cuando se consume en exceso, podría causar mala digestión, exceso de gases, distensión, diarrea, malestar estomacal y dolor abdominal.

Contraindicaciones

Las personas que sufren de síndrome de intestino irritable deberán ingerir este tubérculo con precaución y probar su tolerancia, debiendo consumirlo en pequeñas porciones o evitarlo definitivamente, pues puede empeorar los síntomas asociados a esta enfermedad.

Asimismo, personas con intolerancia a la fructosa también deben evitar el consumo de este alimento.