Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Vulvodinia: qué es, principales síntomas y tratamiento

La vulvodinia o vestibulitis vulvar es una condición donde existe dolor o incomodidad crónica en la región de la vulva de la mujer. Este problema causa síntomas como dolor, irritación, enrojecimiento o comezón en la región genital, por lo que el problema a menudo se confunde con dermatosis o infecciones en esta región.

Generalmente, este problema hace que el contacto íntimo sea doloroso, surgiendo síntomas de dolor que pueden durar horas o días después de la relación sexual. Esta es una enfermedad que no tiene cura, razón por la que el tratamiento tiene como objetivo disminuir el dolor y la incomodidad y así mejorar la calidad de vida. 

Vulvodinia: qué es, principales síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Algunos de los principales síntomas de la Vulvodinia incluyen:

  • Dolor al tacto e irritación en la región de la vulva;
  • Enrojecimiento y sensación de comezón en la región genital;
  • Aumento de la sensibilidad;
  • Sensación de comezón y ardor en la región de la vulva;
  • Dificultad para insertar tampones o aplicadores vaginales;
  • Dolor durante la relación sexual;
  • Dificultad para realizar actividades como montar a caballo o andar en bicicleta. 

Generalmente, este problema hace que el contacto íntimo sea doloroso, surgiendo síntomas de dolor que pueden durar horas o días luego de la relación sexual. El dolor sentido puede ser o no constante y los síntomas pueden manifestarse desde una ligera incomodidad hasta un dolor intenso que dificulta la realización de actividades diarias básicas, como sentarse, por ejemplo. 

Qué puede causar vulvodinia

La vulvodinia puede afectar a mujeres de todas las edades, desde la adolescencia hasta la menopausia. 

A pesar de que aún no han sido establecidas las causas que generan este problema, existen ciertos factores que se encuentran asociados al surgimiento de esta condición, los cuales incluyen:

  • Dolor neuropático;
  • Factores genéticos;
  • Problemas o disfunciones en el piso pélvico;
  • Alteraciones hormonales;
  • Alteraciones en las vías nerviosas. 

Asimismo, el surgimiento de esta enfermedad se encuentra asociado a otros factores que incluyen fibromialgia, síndrome del intestino irritable, estrés postraumático, depresión, migraña o candidiasis recurrente. 

Cómo es realizado el diagnóstico

El diagnóstico de esta enfermedad puede ser realizado por el ginecólogo, el cual realizará exámenes de observación y tacto con el fin de identificar los puntos de sensibilidad o dolor. Muchas veces, este examen es realizado utilizando un hisopo para ejercer presión en puntos específicos de la región genital.

Puntos de dolor característicos
Puntos de dolor característicos

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la Vulvodinia depende del tipo y la intensidad de los síntomas sentidos, puesto que no existe un tratamiento definido para esta enfermedad; por esta razón existe la necesidad de adaptar el tratamiento a cada situación. 

Por lo tanto, el tratamiento puede incluir la aplicación de medicamentos tópicos como lidocaína, tomar medicamentos orales como comprimidos con estrógeno, antidepresivos o antiepilépticos que relajen la musculatura, la realización de psicoterapia o el asesoramiento sexual. En los casos más graves, incluso puede ser recomendada la realización de una cirugía llamada vestibulectomía. Asimismo, los cuidados diarios de la región genital son muy importantes, especialmente aquellos que implican la piel y la higiene de la vulva, pues la utilización de productos agresivos o irritantes puede agravar los síntomas. 

El tratamiento también puede complementarse mediante la realización de fisioterapia ginecológica con aparatos como TENS para disminuir el dolor, y ejercicios que fortalezcan el piso pélvico, como ejercicios de Kegel o Pompoarismo. Conozca más sobre el pompoarismo.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje