Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Trimetilaminuria: qué es, por qué ocurre y cómo tratar

La trimetilaminuria es un síndrome poco común que se caracteriza por un fuerte olor semejante a pescado en las secreciones corporales, como orina, sudor, saliva y secreciones vaginales, situación que suele causar mucha incomodidad y vergüenza.

Debido al fuerte olor, las personas que poseen el síndrome tienden a bañarse con más frecuencia, cambiarse la ropa íntima varias veces al día o usar perfumes muy fuertes, que no siempre ayudan a mejorar el olor. En estos casos, se recomienda controlar el síndrome a través de la dieta, evitando los alimentos que originan la sustancia trimetilamina, como pescados y yema de huevo, por ejemplo.

Trimetilaminuria: qué es, por qué ocurre y cómo tratar

¿Por qué ocurre este síndrome?

Este síndrome es causado principalmente por un cambio genético, el cual provoca deficiencia de un compuesto en el organismo responsable de degradar la trimetilamina, haciendo con que esta sustancia se acumule en el organismo y se exhale por el cuerpo por ser una sustancia que se evapora. La trimetilamina se encuentra principalmente en pescados, mariscos, hígado, guisantes y yema de huevo.

Asimismo, esta situación también podría ser causada como efecto secundario por la ingesta de medicamentos que provocan la acumulación de trimetilamina, algunos de ellos son el tamoxifeno, ketoconazol, sulindac, benzidamina y rosuvastatina, por ejemplo.

Principales síntomas del síndrome

El único síntoma relacionado con este síndrome es el olor a pescado podrido que se exhala del cuerpo, principalmente a través de las secreciones corporales como sudor, aliento, orina, aire espirado y secreciones vaginales, por ejemplo. Los síntomas pueden surgir inclusive en la infancia, cuando el niño deja de ser amamantado y pasa a una alimentación normal, pudiéndose agravar durante la adolescencia, principalmente durante la menstruación, asimismo, pueden empeorar con el uso de anticonceptivos. 

Generalmente, quien posee este síndrome suele tomar varios baños a lo largo del día, cambiarse constantemente la ropa e incluso evitar convivir con otras personas. Esto ocurre por la vergüenza que se produce cuando se percibe y se comenta el olor, por ejemplo, lo que también puede favorecer al desarrollo de problemas psicológicos, como ansiedad y depresión.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de olor a pescado se realiza por medio del examen de sangre, raspado de la mucosa bucal o examen de orina, con el fin de verificar la concentración de la sustancia responsable por el olor desagradable, la trimetilamina.

Cómo se hace el tratamiento

Este síndrome no tiene cura y su tratamiento se realiza para controlar y reducir el mal olor a través de la reducción del consumo de alimentos que aumentan este síntoma, como son los ricos en el nutriente colina, como pescados, mariscos, carnes, hígado, guisantes, soja, frutos secos, yema de huevo, repollo, coliflor, coles de Bruselas y brócolis. Vea la cantidad de colina en los alimentos.

Sin embargo, es importante recordar que las mujeres embarazadas no deben restringir estos alimentos de la dieta, ya que algunos pescados, por ejemplo, son importantes para el desarrollo del sistema nervioso del bebé, siendo importante consumirlos durante el embarazo aunque exista un aumento de los olores.

Además, también se pueden utilizar antibióticos para controlar la flora intestinal, uno de los responsables del olor a pescado. Otros consejos para neutralizar el olor, es usar jabones con pH 5.5 y 6.5, jabón de leche de cabra, cremas para la piel con pH alrededor de 5.0, lavar frecuentemente la ropa y tomar comprimidos de carbón vegetal activado, según las recomendaciones médicas. Para disminuir el olor, vea también cómo tratar el olor del sudor

Bibliografía >

  • MARQUES, Tânia C.; GOMES, Rita. "Srª Drª, a minha filha tem um hálito a peixe podre!". AIMGF Magazine. Vol 8. 1 ed; 18-20, 2018
  • MUJLI, Riquen; FLORENCIO, Nuno; ALVES, Pedro. Trimetilaminúria ou síndrome do odor de peixe podre – relato de caso e considerações para a prática clínica. Revista Portuguesa de Medicina Geral e Familiar. Vol 30. 117-121, 2014
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.


Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje