Metronidazol: qué es, para qué sirve y qué dosis usar

El metronidazol es un medicamento antimicrobiano indicado para el tratamiento de giardiasis, amebiasis, tricomoniasis, vaginitis causada por Gardnerella vaginalis y otras infecciones ocasionadas por bacterias y protozoarios sensibles a esta sustancia.

Este medicamento debe ser recetado por el médico, pudiendo conseguirse en diversas presentaciones: óvulos, gel, tabletas, solución inyectable y suspensión.

Dependiendo de la presentación, el metronidazol puede ser comprando en las farmacias en su versión genérica o puede tener varios nombres comerciales, como por ejemplo: Flagyl, Flagenase, Lamblit, Messeldazol, Metrogel, Metropast, entre otros. 

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

El metronidazol está indicado para el tratamiento de las siguientes condiciones:

  • Infecciones del intestino delgado causadas por el protozoario Giardia lamblia (giardiasis);
  • Infecciones causadas por amebas (amebiasis);
  • Infecciones producidas por varias especies de Trichomonas (tricomoniasis);
  • Infecciones causadas por parásitos (Lambliasis);
  • Vaginitis causada por Gardnerella vaginalis;
  • Infecciones causadas por bacterias anaerobias, como Bacteroides fragilis y otros bacteroides, Fusobacterium sp, Clostridium sp, Eubacterium sp y cocos anaerobios.
  • Septicemia bacteriana;
  • Endocarditis causada por Bacteroides sp;
  • Infecciones en la cavidad abdominal como abscesos hepáticos, abscesos a nivel abdominal, peritonitis, causados por bacterianas anaerobias. 

Además, también puede ser indicado por el médico de forma profiláctica para evitar infecciones en el postoperatorio inmediato de cirugías a nivel del colón o el recto.

Conozca distintos tipos de vaginitis y comprenda cómo se realiza el tratamiento.

¿En qué dosis usar?

La posología varía dependiendo de la infección que se pretenda tratar y de la presentación a utilizar:

1. Tricomoniasis

La dosis recomendada en las mujeres es de 2 g, en dosis única; 250 mg, 2 veces al día durante 10 días, o 500 mg y un óvulo por día. El tratamiento puede repetirse, si el médico lo considera necesario, después de 4 a 6 semanas. En el caso de los hombres, la dosis es de 2 g administrados por vía oral como única dosis, o 500 mg durante 10 días divididos en dos dosis.

Las parejas sexuales también deben tratarse con el fin de prevenir recidivas y reinfecciones recíprocas.

2. Vaginitis y uretritis causadas por Gardnerella vaginalis

La dosis recomendada es de 2 g, en dosis única en el primer y tercer día de tratamiento, o 400 a 500 mg, 2 veces al día durante 7 días.

Por vía vaginal un óvulo de 500 mg cada 12 horas por cinco días.

La pareja sexual debe ser tratada con 2 g en dosis única.

3. Giardiasis

La dosis recomendada es de 250 mg, 3 veces al día durante 5 días.

4. Amebiasis

Para el tratamiento de la amebiasis intestinal, la dosis recomendada es de 500 mg, 4 veces al día durante 5 a 7 días. Para el tratamiento de la amebiasis hepática, la dosis recomendada es de 500 mg, 4 veces al día durante 7 a 10 días.

En el caso de los niños, el metronidazol es indicado en forma de suspensión, y la dosis que suele ser recetada es de 7,5 mg/kg de peso cada 8 horas.

5. Infecciones causadas por bacterias anaerobias

Para el tratamiento de infecciones causadas por bacterias anaerobias, la dosis recomendada de metronidazol es de 500 mg, 3 veces al día durante 7 días o según el criterio del médico.

Para niños menores de 12 años, el metronidazol debe usarse preferiblemente en la forma de suspensión, indicándose 7,5 mg/kg de peso cada 8 horas.

6. Profilaxis quirúrgica

La dosis debe ser indicada por el médico según la cirugía a ser realizada, no obstante la administración de 500 mg cada 8 horas, empe­zando aproximadamente 48 horas antes de la cirugía, parece ser efectiva. La última dosis debe ser administrada mí­nimo 12 horas antes de la cirugía. 

Posibles efectos secundarios

Algunos posibles efectos secundarios del uso del metronidazol son: náuseas, vómitos, diarrea, dolor en la boca del estómago, sabor metálico en la boca, neutropenia, trombocitopenia, dolor de cabeza, mareos, erupciones y comezón en la piel.

Las reacciones más graves reportadas son convulsiones y neuropatía periférica. En caso de presentar alguno de estos síntomas debe contactar al médico que le indicó el medicamento. 

Contraindicaciones

El metronidazol está contraindicado en personas con hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula.

Asimismo, no debe ser usado por mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni por niños menores de 12 años sin orientación médica.