Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para las aftas bucales

Los medicamentos para tratamiento de las aftas también llamadas postemillas, llagas o fuegos bucales, tienen como objetivo ayudar a disminuir el dolor, facilitar el proceso de cicatrización de la úlcera oral y eliminar las bacterias que se desarrollan en la herida, que pueden surgir en diversas zonas de la mucosa oral como labios, lengua y garganta. 

Existen opciones para el tratamiento en forma de pomadas, cremas, gel, spray y enjuague oral, y algunos ejemplos de medicamentos utilizados son:

EfectoMedicamentos
Corticoesteroides

Fluocinonida;

Clobetasol;

Triamcinolona.

Antiinflamatório 

Amlexanox.

Bencidamina.

Antibiótico

Sulfato de neomicina;

Tirotricina.

Agentes cicatrizantes

Policresuleno.

Triesteres de glicerol oxidados

Anestésicos locales

Cincocaína;

Procaína;

Benzocaína.

Generalmente, los productos utilizados en el tratamiento son acompañados de agentes que facilitan la adherencia a la mucosa, ya que los medicamentos son fácilmente removidos por la saliva, haciendo más difícil el contacto con la úlcera. 

La causa exacta para el desarrollo del afta todavía no está aclarado, y cualquier persona puede desarrollar este tipo de úlcera, sea adultos o niños, y las posibles causas y las posibles causas implican pequeños traumas locales como el uso de aparatos o la forma de cepillarse, alergias a algún alimento o medicamento, reflujo gastroesofágico, estrés, deficiencia de vitamina C, ácido fólico, hierro y zinc, o ciertas enfermedades infecciosas o sistémicas. Por esto, si el afta surge con frecuencia, para que el tratamiento sea efectivo, es importante buscar un médico general y un odontólogo para investigar la posible causa y tratar la situación.

Tratamiento para las aftas bucales

Tratamiento casero para las aftas bucales

Para que la afta consiga ser tratada con eficacia, y no sea frecuente, es importante tomar algunos cuidados como tener una buena higiene bucal, usar un cepillo de dientes suave para evitar la formación de heridas, evitar comidas alergénicas como nueces, queso y chocolate, reducir el estrés, además de la suplementación de vitaminas y minerales, si es necesario.

Además de esto, algunas medidas caseras para disminuir la inflamación y facilitar la cicatrización, incluyen la aplicación o enjuague del afta con:

  • Extracto de manzanilla;
  • Miel de abeja;
  • Extracto de propóleo;
  • Té de hojas de albahaca.

Estos remedios caseros deben ser utilizados, 2 a 3 veces al día, y, preferiblemente, después de cepillarse los dientes. Conozca otras opciones y recetas en consejos para curar las aftas.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar