Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para la infección estomacal

El tratamiento para la infección estomacal o intestinal debe ser orientado por un médico general o un gastroenterólogo, ya que es necesario identificar el tipo de microorganismo que está causando la infección para luego iniciar el tratamiento más adecuado. 

Sin embargo, los cuidados generales en el tratamiento de la infección intestinal son:

  • Mantenerse de reposo hasta que los síntomas mejoren, evitando ir a la escuela o al trabajo;
  • Comer carnes blancas a la plancha, vegetales cocidos y frutas, para facilitar la digestión;
  • Evitar alimentos de difícil digestión como carnes rojas, productos lácteos y comidas picantes, evitando que los alimentos permanezcan por mucho tiempo en el tracto digestivo y que irriten la mucosa;
  • Beber muchos líquidos para mantener la hidratación del organismo en forma de agua, té, suero casero o agua de coco;
  • Lavar y cocinar bien los alimentos, evitando la ingestión de más bacterias.
Tratamiento para la infección estomacal

Estos cuidados suelen ser suficientes para tratar la infección intestinal, ya que el cuerpo es capaz de realizar por si mismo una limpieza intestinal, eliminando los organismos responsables de la infección.

Sin embargo, cuando la infección intestinal no se cura en 3 días o los síntomas empeoran, puede ser necesario hacer un tratamiento con antibióticos como Amoxicilina o Ciprofloxacino según la indicación del médico.

1. Infección intestinal viral

Las infecciones virales generalmente son las más fáciles de tratar, esto debido a que no necesitan ningún tratamiento específico, siendo eliminadas por el propio organismo. Por lo que durante los 3 primeros días es muy importante mantener las indicaciones generales como: mantenerse de reposo, beber mucho líquidos y evitar comidas de difícil digestión. 

2. Infección intestinal bacteriana

Estas infecciones normalmente surgen después de la ingestión de alimentos mal lavados o contaminados como bacterias como por ejemplo Salmonella o E. coli. En estos casos es común el surgimiento de síntomas como sangre en las heces, dolor abdominal intenso y fiebre persistente. 

El tratamiento, además de los cuidados generales, puede ser hecho con antibióticos prescritos por el médico como Neomicina o Amoxicilina, pero normalmente son utilizados solo en casos donde la diarrea es muy intensa. Para escoger el mejor antibiótico, el médico podrá pedir un examen de heces de manera que se pueda identificar cuál es la bacteria responsable e indicar el mejor antibiótico. 

Una vez que los antibióticos eliminan tanto las bacterias que causan la infección como las bacterias saludables del intestino, es importante asociar un probiótico al tratamiento, para ayudar a equilibrar de nuevo la flora intestinal. Vea una lista de los principales tipos de probióticos.

3. Infección intestinal por parásitos

La infección causada por un parásito también surge de la ingestión de alimentos contaminados con los huevos de este parásito, que terminan por desarrollarse en el estómago o en el intestino, causando una infección con síntomas como comezón anal, dificultad para aumentar de peso, presencia de gusanos en las heces o dificultades para dormir. 

En estos casos, el gastroenterólogo puede aconsejar un antiparasitario como Albendazol o Mebendazol, que pueden ser utilizados durante un máximo de 3 días, pero cuya dosis debe ser repetida 2 semanas después, para garantizar que todos los organismos son eliminados. 

Vea los principales medicamentos que pueden ser utilizados en caso de infección intestinal.

Tratamiento para la infección estomacal

Síntomas de infección intestinal

Los síntomas de infección intestinal están relacionados con la inflamación de los intestinos, estos son:

  • Dolor abdominal;
  • Falta de apetito;
  • Náuseas y cólicos abdominales;
  • Alteraciones del tránsito intestinal como diarrea o estreñimiento;
  • Dolor de cabeza y deshidratación;
  • Malestar general.

El individuo con síntomas de infección intestinal debe consultar un médico general en el caso de un adulto, o un pediatra, en el caso de un bebé o niño, para iniciar el tratamiento adecuado y evitar la deshidratación.

Vea una lista de más síntomas de infección intestinal.

Cómo tratar la infección intestinal en el bebé

El tratamiento para la infección intestinal en el bebé debe ser orientado por un pediatra, ya que dependerá de la causa de la infección.

Sin embargo, lo más importante es mantener al bebé debidamente hidratado, ofreciendo agua hervida o leche en intervalos de 15 minutos, además de mantener una buena higiene, evitando que el bebé entre en contacto con objetos sucios, heces, orina u otras fuentes de microorganismos.

Opción de tratamiento natural

Un buen tratamiento natural para la infección intestinal es la ingestión de suero casero, ya que ayuda a reponer los minerales necesarios para el funcionamiento del organismo, facilitando el tratamiento de la infección.

Por lo que el suero casero debe ser utilizado mientras el paciente presenta diarrea, garantizando una buena hidratación.

Vea cómo preparar el suero casero por la nutricionista Tatiana Zanin en el video a continuación:

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar