Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

TGO y TGP: qué son, para qué sirven y valores normales

La TGO y la TGP son enzimas que normalmente se miden con el objetivo de evaluar la salud del hígado, por lo que se les da el nombre de transaminasas.

La TGO o GOT, conocida como transaminasa oxalacética o AST (aspartato aminotransferasa), es producida en varios tejidos, como corazón, músculos e hígado, y se localiza en el interior de las células hepáticas. De esta forma, cuando solo hay un aumento de los niveles de TGO, es común que esté relacionado con una situación ajena al hígado; puesto que, en el caso de lesiones hepáticas, es necesario que la lesión sea más extensa para que haya ruptura de las células del hígado y se libere la TGO en la sangre. 

Por otra parte, la TGP o GPT, conocida como transaminasa pirúvica o ALT (alanina aminotransferasa), es producida exclusivamente en el hígado; por esta razón, cuando hay alguna alteración en este órgano, se puede verificar un aumento de la cantidad circulante de esta enzima en la sangre. Conozca más sobre la TGP

TGO y TGP: qué son, para qué sirven y valores normales

Valores normales

Los valores de TGO y TGP pueden variar de acuerdo con el laboratorio; sin embargo, de forma general, los considerados normales son los siguientes:

  • TGO: entre 5 y 40 U/L;
  • TGP: entre 7 y 56 U/L.

Aunque la TGO y la TGP sean consideradas marcadores hepáticos, estas enzimas también pueden ser producidas por otros órganos, principalmente el corazón en el caso de la TGO. Por esta razón, es importante que la evaluación de los resultados sea realizada por el médico que solicitó el examen, pues así es posible determinar si hubo alteración y, en caso positivo, establecer la causa. 

Qué puede causar la alteración de la TGO y la TGP

Las alteraciones en los niveles de TGO y TGP normalmente son indicativas de lesiones en el hígado, lo que puede ocurrir debido a hepatitis, cirrosis o presencia de grasa en el hígado, siendo consideradas estas posibilidades cuando son determinados valores muy altos de GOT y TGP. 

Por otra parte, cuando solo la TGO está alterada, es posible que se trate de alguna alteración en el corazón, pues esta también es un marcador cardíaco. De esta forma, ante esta situación, el médico puede indicar la realización de exámenes para evaluar la salud del corazón, como medición de troponina, mioglobina y creatinfosfoquinasa (CPK). Conozca más sobre la TGO

De forma general, las alteraciones en los niveles de TGO y TGP pueden estar relacionadas con las siguientes situaciones:

  1. Hepatitis fulminante;
  2. Hepatitis alcohólica;
  3. Cirrosis por consumo excesivo de bebidas alcohólicas;
  4. Abuso de drogas ilícitas;
  5. Grasa en el hígado;
  6. Presencia de absceso en el hígado;
  7. Pancreatitis aguda;
  8. Obstrucción de las vías biliares;
  9. Infarto;
  10. Insuficiencia cardíaca;
  11. Isquemia cardíaca;
  12. Lesión muscular;
  13. Uso de medicamentos por un largo período y/o sin orientación médica. 

De esta forma, la medición de los niveles de estas enzimas es solicitada por el médico cuando existe la sospecha de alguna de estas situaciones y cuando existen signos y síntomas sugestivos, como piel y ojos amarillentos, orina oscura, cansancio frecuente sin razón aparente y heces blanquecinas o amarillentas.

Conozca otros síntomas de problemas en el hígado

Aparte de evaluar los niveles de TGO y TGP, para confirmar lesiones en el hígado y su extensión, el médico puede aplicar el cociente de De Ritis, en el cual se establece la relación entre los niveles de TGO y TGP, que cuando es superior a 1 es indicativo de lesiones más graves, por lo que el tratamiento debe ser iniciado lo antes posible para evitar el avance de la enfermedad. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...