Tenosinovitis: qué es, principales síntomas y tratamiento

La tenosinovitis es la inflamación de un tendón y del tejido que recubre a un grupo de tendones, llamada vaina tendinosa, que causa síntomas como dolor local y sensación de debilidad muscular en el área afectada. Algunos de los tipos de tenosinovitis más comunes, incluyen la tenosinovitis de Quervain y el síndrome del túnel carpiano, ambos en la muñeca. Conozca los principales síntomas del síndrome del túnel carpiano.

Por lo general, la tenosinovitis suele ser más frecuente después de una lesión próxima al tendón, y por ello, es una lesión relativamente común en atletas o personas que realizan muchos movimientos repetitivos, como carpinteros o dentistas, por ejemplo, sin embargo, también puede originarse por infecciones o por complicaciones de otras enfermedades degenerativas, como la diabetes, artritis reumatoide o gota.

Dependiendo de la causa, la tenosinovitis es curable y casi siempre es posible aliviar los síntomas con el tratamiento adecuado, que pueden incluir medicamentos antiinflamatorios o corticoesteroides, por ejemplo, siempre bajo la orientación de un traumatólogo.

Tenosinovitis: qué es, principales síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas más comunes de una tenosinovitis pueden incluir:

  • Dificultad para mover una articulación;
  • Dolor en un tendón;
  • Enrojecimiento de la piel sobre el tendón afectado;
  • Falta de fuerza muscular.

Estos síntomas pueden aparecer lentamente a lo largo del tiempo y suelen manifestarse en lugares donde los tendones son más susceptibles a lesiones, como manos, pies o muñecas. No obstante, la tenosinovitis puede desarrollarse en cualquier tendón del cuerpo, incluidos los tendones de la región del hombro, la rodilla y el codo, por ejemplo.

Cómo confirmar el diagnóstico

En la mayoría de los casos, la tenosinovitis puede ser diagnosticada por el traumatólogo con solo la evaluación de los síntomas presentados, sin embargo, el médico puede solicitar otros exámenes como ecografía o resonancia magnética, por ejemplo.

Qué puede causar la tenosinovitis

La tenosinovitis es mucho más frecuente en atletas o profesionales de áreas donde es necesario hacer varios movimientos repetitivos, como carpinteros, dentistas, músicos o secretarias, por ejemplo, ya que existe un mayor riesgo de desarrollar una lesión en el tendón.

Sin embargo, la tenosinovitis también puede surgir cuando se tiene algún tipo de infección en el cuerpo o como complicación de otras enfermedades degenerativas, como artritis reumatoide, esclerodermia, gota, diabetes o artritis reactiva.

La causa no siempre se determina en todos los casos, no obstante, el médico puede recomendar el tratamiento para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de la persona.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para tenosinovitis debe ser siempre orientado por un traumatólogo o fisioterapeuta, pero generalmente, tiene como objetivo reducir la inflamación y el dolor. Para esto, se recomienda mantener la zona afectada en reposo siempre que sea posible, evitando las actividades que puedan haber causado la lesión inicial.

Además, el médico puede recetar el uso de antiinflamatorios como Diclofenaco o Ibuprofeno, para reducir la hinchazón y el dolor. Sin embargo, otras estrategias más naturales, como masajes, estiramientos, y el uso de ultrasonido, también pueden mejorar la inflamación del tendón. Conozca algunos ejercicios para estirar los tendones y aliviar el dolor.

En situaciones más graves, en que los síntomas no mejoran con ninguna de estas estrategias, el traumatólogo puede recomendar inyecciones de corticoesteroides directamente al lado del tendón afectado y, en última instancia, cirugía.

Fisioterapia para tenosinovitis

La fisioterapia está indicada para todos los casos de tenosinovitis, incluso después que los síntomas hayan mejorado, ya que ayuda a estirar los tendones y fortalecer los músculos, garantizando que el problema no vuelva a surgir.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: