Tendinitis en la mano y muñeca: qué es, síntomas y tratamiento

La tendinitis en las manos es una inflamación que se produce en los tendones de las manos localizados en la parte dorsal o ventral. Los movimientos repetidos pueden ser los causante de la tendinitis, desarrollando síntomas como la inflamación, hormigueos, ardor y dolor en las manos, incluso con movimientos leves y pequeños.

Lo individuos más afectados con este tipo de tendinitis son las empleadas de casa, costureras, albañiles, pintores, personas que trabajan con un teclado durante muchas horas seguidas, los operadores de máquinas que desempeñan la misma tarea durante horas, individuos que utilizan mucho el ratón de la computadora y todos aquellos que desempeñan tareas relacionadas con el uso frecuente y repetitivo de las manos.

Tendinitis en la mano y muñeca: qué es, síntomas y tratamiento

Síntomas y cómo identificarlos

Los signos y síntomas que pueden indicar inflamación en los tendones de las manos pueden ser:

  • Dolor localizado en las manos;
  • Debilidad en las manos con dificultad para sostener un vaso lleno de agua;
  • Dolor al realizar el movimiento de rotación con la muñeca, como al intentar girar la perilla de una puerta.

Cuando el individuo se da cuenta que los síntomas son frecuentes, debe consultar a un fisioterapeuta u ortopedista, el cual dará el diagnóstico preciso a través de pruebas específicas realizadas en el consultorio y en algunos casos puede ser necesario realizar una radiografía. Las pruebas de producción de dolor son una excelente herramienta que el fisioterapeuta podrá usar para identificar el lugar exacto del dolor así como su amplitud.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento puede realizarse con compresas de hielo, uso de antiinflamatorios, relajantes musculares indicados por el médico y algunas sesiones de fisioterapia para aliviar el dolor y molestias, ayudando a tratar la inflamación, mejorando el movimiento de las manos y la calidad de vida de la persona.

El tiempo de tratamiento varía de persona a persona, y si la lesión fue tratada desde el inicio del surgimiento de los síntomas. En pocas semanas es posible alcanzar la cura, pero si la persona solo busca ayuda médica o fisioterapéutica después de meses o años de los síntomas presentados, la recuperación puede ser prolongada.

1. Reposo

Es importante evitar el desgaste de la articulación, dando el descanso necesario, por eso siempre que sea posible evite forzar los músculos e intente usar una férula para inmovilizar la mano y vea la posibilidad de trabajar con las manos por algunos días.

2. Aplicar hielo

La persona puede aplicar compresas de hielo en la región adolorida 3 a 4 veces al día, ya que el frío disminuye el dolor y la inflamación, aliviando los síntomas de la tendinitis.

3. Uso de medicamentos

Los medicamentos sólo deben ser usados por 7 días para evitar problemas en el estómago, de igual forma, usar un protector gástrico en ayuno como Ranitidina puede ser útil para proteger las paredes del estómago evitando la gastritis medicamentosa.

4. Pomadas antiinflamatorias

El médico también podrá indicar el uso de pomadas antiinflamatorias como Lonol, Voltaren o Airtal, realizando un breve masaje en la zona adolorida hasta que el producto sea completamente absorbido.

5. Hacer sesiones de fisioterapia

La fisioterapia debe ser realizada de preferencia todos los días para combatir los síntomas y curar la tendinitis más rápido. El fisioterapeuta podrá indicar el uso de hielo, aparatos como la Electro estimulación nerviosa trans cutánea y ultrasonido para combatir el dolor y la inflamación. Además de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular, ya que cuando los músculos y los tendones están debidamente fuertes y con buena amplitud, hay menor probabilidad de tendinitis.

6. Alimentación

La persona debe optar por llevar una dieta basada en alimentos antiinflamatorios como azafrán y huevo cocido para agilizar la cura. Conozca cuáles son los alimentos antiinflamatorios.

Cuándo está indicada la cirugía para tendinitis

Cuando los tratamiento anteriores no son suficiente para controlar los síntomas y curar la tendinitis, el ortopedista podrá indicar la realización de una cirugía para limar los tendones eliminando los nódulos localizados, disminuyendo así la espesura del tendón afectado. Sin embargo, después de la cirugía generalmente es necesario volver a las sesiones de fisioterapia.

Conozca los signos de mejoría y empeoramiento de la tendinitis.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: