Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas y características que indican Autismo

El autismo es un síndrome que causa alteraciones en la capacidad de comunicación, interacción social y comportamiento del niño, lo que provoca señales y síntomas como dificultades en el habla, bloqueos en la forma de expresar ideas y sentimientos, así como comportamientos no comunes, como que no le gusta interactuar, se agita repentinamente o repite movimientos. 

Las señales del autismo surgen, generalmente, alrededor de los 2 a 3 años de edad, período en el que el niño tiene una mayor interacción y comunicación con las personas y el ambiente. Sin embargo, en algunos casos, ya es posible observar algunos síntomas de alerta en bebés como la ausencia de expresiones faciales o la falta de reacción a los sonidos, por ejemplo. 

Los síntomas del autismo también se pueden notar en adolescentes y adultos, y algunos de los más comunes son el aislamiento, no mirar directamente a los ojos, agresividad y dificultad para adaptarse a una nueva rutina. Es importante recordar que tan solo algunas de estas señales no confirman el autismo, por lo que es importante consultar al pediatra o un psiquiatra infantil que podrá hacer una evaluación clínica más específica. 

Si tiene dudas de algún caso de autismo, realice nuestra prueba que puede ayudar a identificar las principales señales y síntomas:

¿Será Autismo?

Iniciar la prueba
Imagen ilustrativa del cuestionario
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Al niño le gusta jugar, correr a tu regazo y demuestra que le gusta estar cerca de adultos y de otros niños?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño parece que tiene una fijación con alguna parte específica del juguete como la rueda del carrito, y la mira fijamente?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Al niño le gusta jugar al escondite y se ríe mientras juega y busca a la otra persona?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño usa la imaginación cuando juega? Por ej: Finge que está cocinando y comiendo la comida imaginariamente
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño lleva la mano del adulto directamente al objeto que desea en lugar de agarrarla con sus propias manos?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño parece no jugar correctamente con los juguetes y solo los apila, poniéndolos unos sobre otros?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Al niño le gusta mostrarte los objetos, trayéndolos hacia ti?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño mira a los ojos cuando hablas con el?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño sabe identificar a las personas u objetos? Ej: Si alguien pregunta dónde está mamá ¿el niño sabe apuntarla?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño repite el mismo movimiento varias veces seguidas como balancearse hacia adelante y hacia atrás, y agita los brazos?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Al niño le gusta el cariño o afecto que pueden ser demostrados a través de besos y abrazos?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño tiene falta de coordinación motora, camina solamente en las puntas de los pies o se desequilibra fácilmente?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿El niño está muy agitado cuando escucha música o está en un ambiente que desconoce?
  • No
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Al niño le gusta lastimarse con arañazos o mordiscos, haciéndolo a propósito?
  • No

Cómo saber si es autismo

En el autismo leve, el niño presenta pocos síntomas que pueden inclusive pasar como desapercibidos como por ejemplo relaciones interpersonales afectadas; risa inapropiada; no mirar a los ojos; frialdad emocional; jugar con el mismo juguete u objeto, entre otras.

Ya en los casos de autismo moderado y grave, la cantidad y la intensidad de los síntomas son mayores. Los síntomas que pueden presentarse por cualquier niño autista son:

1. Dificultad en la interacción social

  • No mirar a los ojos o evitar hacerlo cuando una persona habla con el, estando bien cerca;
  • Risas y carcajadas inadecuadas o sin sentido como durante un velorio o durante una boda o bautizo, por ejemplo:
  • No le gusta el cariño y afecto y por esto no se deja abrazar y besar;
  • Dificultad para relacionarse con otros niños y por esto prefiere mantenerse solo y no jugar con nadie;
  • Repetir siempre las mismas cosas, jugar siempre con los mismos juguetes. 

2. Dificultad para comunicarse

  • El niño sabe hablar, pero prefiere no hablar nada y se mantiene callada por horas, así le hagan preguntas;
  • El niño se refiere a sí mismo como si se tratara de otra persona;
  • Repite la pregunta que se le ha hecho varias veces seguidas sin importar molestar a los otros;
  • Mantiene siempre la misma expresión en la cara y no entiende gestos y expresiones faciales de los otros;
  • No hace caso cuando se le es llamado por su nombre, como si no estuviese escuchando nada, a pesar de no ser sordo y de no tener ningún problema auditivo;
  • Mirar de reojo cuando se siente incomodo;
  • Cuando habla la comunicación es monótona y con un tono pedante. 
Síntomas y características que indican Autismo

3. Alteraciones en el comportamiento

  • No tiene miedo de situaciones peligrosas como atravesar una calle sin mirar hacia los carros, acercarse mucho a los animales aparentemente peligrosos como perros grandes;
  • Tiene juegos extraños, dándole funciones diferentes a los juguetes que tiene;
  • Juega con una parte del juguete como por ejemplo la rueda de un carrito, y se puede mantener mirándola y moviéndola constantemente;
  • Aparentemente no siente dolor y parece que le gusta golpearse o golpear a los demás a propósito;
  • Dirige el brazo de otra persona para recoger el objeto que desea; 
  • Mira siempre hacia la misma dirección como si estuviese detenido en el tiempo;
  • Se balancea hacia adelante y hacia atrás durante varios minutos u horas, o tuerce las manos o los dedos constantemente;
  • Dificultad para adaptarse a una nueva rutina, agitándose, y pudiendo lastimarse o lastimar a los demás;
  • Pasarse objetos de una mano a otra o tener fijación por agua;
  • Mantenerse extremadamente agitado cuando está en público o en ambientes ruidosos.

En caso que su niño presente estos síntomas se recomienda que sea evaluado por un pediatra o psiquiatra infantil, los cuales podrán realizar una evaluación más completa y minuciosa y confirmar si es autismo o alguna otra enfermedad o condición psicológica:

Haga click aquí y vea el diagnóstico diferencial

Cuando se sospecha de autismo se debe verificar también si existen otras condiciones que estén generando los mismos signos y síntomas que el niño presenta, como por ejemplo:

  • Compromiso auditivo;
  • Deficiencia intelectual;
  • Trastorno de lenguaje expresivo y repetitivo;
  • Síndromes de Landau-Klefner o Síndrome de Rett;
  • Ansiedad por separación grave;
  • Mutismo selectivo.

Por eso es importante observar si existen otros signos y síntomas, además de características físicas que puedan ayudar en el diagnóstico, siendo importante aún realizar exámenes que puedan aclarar dudas.

Además de esto, el niño autista también puede presentar otras alteraciones como trastorno obsesivo compulsivo, déficit de atención y hiperactividad, ansiedad y depresión que pueden ser tratados con terapias y medicamentos indicados por el médico.

Síntomas de autismo en adolescentes y adultos

Síntomas y características que indican Autismo

Los síntomas del autismo pueden ser más leves en la adolescencia y en la edad adulta, porque las señales pasaron desapercibidos durante la infancia, o por la mejoría al realizar el tratamiento. Es común que el joven autista presente señales como:

  • Ausencia de amigos, o en los casos en que se tiene alguno no hay contacto regular o presencial. Generalmente, el contacto con personas se limita al círculo familiar, colegio o relaciones virtuales por Internet;
  • Evitar salir de casa, para actividades del día a día como utilizar transportes y servicios públicos, actividades de ocio, prefiriendo siempre actividades solitarias y sedentarias;
  • Muchos no pueden tener autonomía para trabajar y desarrollar una profesión;
  • Suelen tener síntomas de depresión y ansiedad;
  • Dificultad de interacción social, e interés sólo en actividades específicas.

La posibilidad de tener una vida adulta normal y autónoma varía de acuerdo con la gravedad de los síntomas y de la realización de un tratamiento adecuado. El apoyo familiar es esencial, principalmente en los casos más graves, en que el autista puede depender de los familiares y de las personas que lo cuidan para atender sus necesidades sociales y financieras.

Cómo tratar

El tratamiento del autismo varía de un niño a otro porque no todos son afectados de la misma forma. De manera general es necesario recurrir a diversos profesionales de salud como médico, audiólogo, fisioterapeuta, nutricionista y psicopedagogo, siendo muy importante el apoyo familiar para que los ejercicios y las recomendaciones sea realizadas diariamente, mejorando así las capacidades del niño. 

Este tratamiento debe ser seguido de por vida y debe ser revaluado cada 6 meses para que se pueda ir adecuando a las necesidades de la familia y del niño.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...