Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Autismo- qué es, causas y cómo identificarlo

El autismo, científicamente conocido como Trastorno del Espectro Autista, es un síndrome caracterizado por problemas en la comunicación, socialización y en el comportamiento, generalmente es diagnosticado entre los 2 y 3 años de edad. 

Este síndrome produce algunas características específicas en los niños que lo presentan, como dificultad para comunicarse, expresar ideas y sentimientos, incomodidad al estar rodeado de personas y evitar el contacto visual, además de patrones repetitivos y movimientos estereotipados, como permanecer mucho tiempo sentado meciendo el cuerpo hacia enfrente y hacia atrás.

Los síntomas y características del autismo son:

  • Dificultad en la interacción social, como contacto vidual, expresión facial, gestos, dificultad para hacer amigos, así como para expresar emociones;
  • Dificultad para comunicarse, así como iniciar o mantener una conversación, uso repetido del lenguaje;
  • Cambios en el comportamiento, patrones repetitivos de la conducta, tener muchas "manías" y presentar un fuerte interés por algo específico, como el ala de un avión por ejemplo.

Estos signos y síntomas pueden ser leves, pudiendo incluso pasar desapercibidos, a graves, los cuales interfieren mucho en el comportamiento y en la comunicación del niño. Conozca cómo identificar los principales síntomas de un niño con autismo.

Autismo- qué es, causas y cómo identificarlo

Causas del autismo

Cualquier niño puede desarrollar autismo, y sus causas aún son desconocidas, a pesar de que cada vez se desarrollan más investigaciones para conocer su origen. 

Algunos estudios han conseguido apuntar a probables factores genéticos, que pueden ser hereditarios, también se habla de posibles factores ambientales, como la infección de ciertos virus, consumo de ciertos tipos de alimentos o contacto con sustancias tóxicas, como plomo y mercurio, por ejemplo, que puedan tener gran efecto en el desarrollo del trastorno. Algunas de las principales causas posibles incluyen:

  • Deficiencia y anormalidad cognitiva de origen genético y hereditario, ya que se ha observado que algunos autistas presentan cerebros más grandes y pesados y que la conexión nerviosa entre sus células era deficiente;
  • Factores ambientales, como el ambiente familiar, complicaciones durante el embarazo o parto;
  • Alteraciones bioquímicas del organismo caracterizadas por el exceso de serotonina en la sangre;
  • Anormalidad cromosómica evidenciada por el desaparecimiento o duplicación del cromosoma 16.

Además, existen estudios que apuntan a algunas vacunas o a la reposición en exceso de ácido fólico durante el embarazo, sin embargo, aún no hay conclusiones definitivas sobre estas posibilidades, y las investigaciones deben continuar desarrollándose para esclarecer la cuestión.

Cómo se confirma

El diagnóstico del autismo es realizado por el pediatra o psiquiatra, a través de la observación del niño y de la realización de algunas pruebas diagnósticas, entre los 2 y 3 años de edad.

El autismo puede confirmarse cuando el niño presente características de las 3 áreas que son afectadas en este síndrome: interacción social, alteración conductual y fallas en la comunicación. No es necesario presentar una lista extensa de los síntomas para que el médico llegue al diagnóstico, ya que este síndrome se manifiesta en distintos grados, por lo que el niño puede ser diagnosticado con autismo leve, por ejemplo. 

De esta forma, el autismo, es en ocasiones casi imperceptible y puede ser confundido con timidez, falta de atención o excentricidad, como ocurre en el caso del síndrome de Asperger y en el autismo de alto funcionamiento, por ejemplo. Por eso, el diagnóstico de autismo no es fácil y, en caso de sospecha es importante acudir al médico para que evalúe el desarrollo y el comportamiento del niño, pudiendo indicar el diagnóstico y el tratamiento.

Autismo- qué es, causas y cómo identificarlo

¿Existen diferentes tipos de autistas?

Existen diferentes tipos de autistas, siendo que su forma de presentación o de "espectro autista" variable. Algunos pacientes presentan comportamiento grave y otros leve, como en el caso de autismo de alto funcionamiento. En este último caso, el individuo puede ser muy inteligente y desarrollar sofisticados softwares o tener una facilidad para alguna actividad específica, como las matemáticas, un ejemplo de ello es el estadounidense que inspiró la película "Rain Man". 

Algunos libros que hablan sobre este síndrome son: "El curioso incidente del perro a medianoche" y "Un antropólogo en marte". Estas suelen ser buenas lecturas para padres de niños diagnosticados con autismo, ya que ayudan a entender el síndrome y cómo pueden ayudar a su hijo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de autismo que el niño posea y del grado de comportamiento, pero puede ser realizado con:

  • Uso de medicamentos prescritos por el médico;
  • Sesiones de fonoaudiología para mejorar el habla y la comunicación;
  • Terapia comportamental para facilitar las actividades diarias;
  • Terapia de grupo para mejorar la socialización del niño.

A pesar de que el autismo no tiene cura, cuando se realiza correctamente el tratamiento, puede facilitar el cuidado del niño, haciendo la vida de los padre un poco más fácil. En los casos más leves, la ingestión de medicamentos no es siempre necesario y el niño puede llevar una vida muy cercana a lo normal, pudiendo estudiar y trabajar sin limitaciones. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje