Alergia alimentaria en bebés: síntomas y qué hacer

Revisión médica: Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
enero 2022

La alergia alimentaria en el bebé constituye una reacción exagerada del sistema inmunológico contra algunas proteínas de los alimentos. Sin embargo, la mayoría de las reacciones a alimentos no son alérgicas, si no de tipo intolerancia, no estando relacionado con el sistema inmune, pero sí teniendo consecuencias de alteraciones en la digestión o en el metabolismo de los alimentos.

Las alergias pueden manifestarse por primera vez a cualquier edad, aunque estén relacionadas con más frecuencia en bebés, incluso en aquellos que tuvieron la introducción de alimentos después de los 6 meses. Por ello, es posible que una persona que antes toleraba un alimento pueda desarrollar una alergia a ese mismo alimento a lo largo del tiempo.

Es importante que el alimento responsable de la alergia sea identificado, ya que de esta forma se puede evitar su consumo, dando preferencia a otros alimentos ricos en ese nutriente. Además, en algunos casos, el niño se vuelve tolerante de forma espontánea a aquel alimento entre los 3 y 4 años, de forma que al volver a consumir el alimento que antes producía alergia, puede no haber desarrollo de signos o síntomas.

Síntomas de alergia alimentaria en el bebé

Los síntomas de alergia alimentaria pueden surgir pocos minutos o incluso horas después del contacto con la proteína alergénica, pudiendo observarse signos y síntomas que incluyen la piel, el sistema digestivo y, en algunos casos, el sistema respiratorio, siendo los principales:

  • Manchas rojas, hinchadas y diseminadas por el cuerpo;
  • Comezón generalizada;
  • Vómitos y diarrea;
  • Diarrea;
  • Puede haber sangre o moco en las heces;
  • Hinchazón de la lengua, labios y rostro;
  • Tos y sibilancias al respirar;
  • Dificultad para respirar;
  • Ojos hinchados.

Además de estos síntomas, en casos más graves puede haber pérdida de la consciencia y dificultad para respirar debido a la inflamación de los tejidos de la garganta, siendo importante en estos casos llevar al bebé al hospital más cercano para que se inicie el tratamiento más adecuado.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la alergia alimentaria en los bebés es realizada por el pediatra a través de la observación de los signos y síntomas presentados, debido a que los exámenes de laboratorio e incluso los específicos para alergia, pueden no presentar alteraciones.

Por ello, es importante observar los hábitos alimentarios del bebé y el desarrollo de los síntomas después de su consumo. En el caso de los bebés que no han iniciado la introducción de alimentos a su dieta, es posible que el factores desencadenante esté presente en la alimentación de la madre, por lo que es importante observar su dieta para que se identifique el posible alimento responsable de la alergia.

Posibles causas

La alergia alimentaria está relacionada principalmente con la proteína de la leche, siendo más común que se produzca en niños que ya iniciaron la introducción de alimentos, es decir, que no están en lactancia materna exclusiva, aunque también pueda haber alergia a la proteína de la leche de vaca en bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna y que las madres consuman proteína de la leche.

En el caso de los bebés que están en lactancia materna exclusiva, los síntomas de alergia pueden estar relacionados con alimentos consumidos por la madre y cuyas proteínas pueden pasarse por la leche materna, siendo la leche de vaca el principal alimento que puede causar síntomas de alergia en el bebé. En caso de que se compruebe esto, el médico puede indicar la sustitución de este alimento, dando preferencia a otras fuentes de calcio. Vea una lista de los alimentos ricos en calcio.

Aunque una reacción alérgica pueda desencadenarse por cualquier alimento, lo principales que causan alergia con más frecuencia en ninos son la proteína de la leche, el huevo, pescado, frutos secos, soya y trigo.

¿Qué hacer para evitar una alergia alimentaria?

La mejor forma de evitar una alergia alimentaria es siguiendo las indicaciones del pediatra sobre la alimentación del bebé, la cual debe ser exclusivamente leche materna o fórmula infantil adecuada hasta los 6 meses, pudiendo indicarse la introducción de alimentos a partir de esta edad.

Además, es importante identificar el alimento responsable de la alergia, ya que de esta forma es posible evitar su consumo, tanto por la madre como por el bebé en caso de que ya se haya iniciado la introducción de alimentos, para que se eviten los síntomas de alergia.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em enero de 2022. Revisión médica por Dr.ª Sani Santos Ribeiro - Pediatra y neumóloga infantil, em mayo de 2018.

Bibliografía

  • SILVA, Amanda Maria L.; MONTEIRO, Gicely Regina S.; TAVARES, Adrienny N. S.; PEDROSA, Zenaide Verônica R. A introdução alimentar precoce e o risco de alergias: Revisão da literatura. Enfermería Global. Vol 54. 485-498, 2019
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. Alergia alimentar. 2014. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/2015/02/Texto_Alergia_Alimentar_Portal_SBP_2014.pdf>. Acceso en 30 dic 2021
Revisión médica:
Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
Médica graduada en la Universidad Federal de Río Grande con CRM nº 28364 y ​​especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatria.