Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Debilidad en las piernas: 7 principales causas y qué hacer

La debilidad en las piernas no suele ser señal de ningún problema grave y puede ocurrir por razones simples, como la realización de actividad física intensa o por sufrir de mala circulación. 

Sin embargo, en ciertos casos, y especialmente cuando esta debilidad se mantiene por mucho tiempo, va empeorando o dificulta la realización de las tareas diarias, puede ser síntoma de una condición más grave que debe ser tratada lo antes posible. Por este motivo, se recomienda acudir a un médico general para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado, en caso de ser necesario. 

Debilidad en las piernas: 7 principales causas y qué hacer

Algunas de las condiciones que pueden producir debilidad en las piernas son las siguientes:

1. Ejercicio intenso

Una de las causas más comunes del surgimiento de debilidad en las piernas es la realización de ejercicio intenso, especialmente en personas que no están acostumbradas a entrenar piernas, por ejemplo. Esta debilidad puede surgir justo después del entrenamiento y puede empeorar luego de algunos minutos. 

En los días siguientes, es posible que la debilidad vuelva durante algunos períodos acompañada de dolor muscular, lo que indica que hubo desgaste de los músculos; sin embargo, esta sensación mejora de forma natural al cabo de 2 a 3 días. 

Qué hacer: en la mayor parte de los casos, tan solo se recomienda descansar y realizar masajes en los músculos de las piernas para aliviar la incomodidad y ayudar en la recuperación muscular. No obstante, en caso de que el dolor sea muy fuerte, se puede consultar a un médico general para iniciar el uso de un antiinflamatorio, por ejemplo.

Conozca más formas de aliviar el dolor muscular y la debilidad

2. Mala circulación sanguínea

Otra condición relativamente usual que puede causar debilidad en las piernas es la mala circulación sanguínea, la cual tiende a ser común en personas por encima de los 50 años de edad o en aquellas que permanecen mucho tiempo de pie. 

Aparte de la debilidad, es habitual que surjan otros signos y síntomas, como pies fríos, hinchazón de las piernas y pies, piel seca y aparición de várices, por ejemplo.

Qué hacer: una buena forma de mejorar la circulación sanguínea en las piernas es utilizar medias de compresión durante el día, principalmente cuando sea necesario permanecer de pie por un largo período. Asimismo, elevar las piernas al final del día y practicar ejercicio de forma regular, como caminar, también ayuda a aliviar el problema. 

3. Neuropatía periférica

La neuropatía periférica se caracteriza por daños graves en los nervios periféricos, responsables por la transmisión de información entre el cerebro y médula espinal y el resto del cuerpo, causando síntomas como debilidad de las extremidades, hormigueo y dolor persistente. 

Generalmente, esta enfermedad es consecuencia de ciertas complicaciones, como diabetes, exposición a sustancias tóxicas o infecciones, por ejemplo. 

Qué hacer: el tratamiento consiste en resolver la causa de la lesión en los nervios. En ocasiones, puede ser necesario mantener el uso constante de medicamentos para controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida. 

4. Hernia discal

La hernia discal se caracteriza por un abultamiento del disco intervertebral, la cual puede causar una sensación de debilidad en las piernas. Asimismo, pueden surgir otros síntomas, como dolor en la espalda que se irradia al glúteo o piernas, dificultad para moverse y adormecimiento, ardor o sensación de hormigueo en la espalda, nalgas o piernas. 

Qué hacer: el tratamiento puede ser realizado con medicamentos, fisioterapia o cirugía, dependiendo de su gravedad. 

Debilidad en las piernas: 7 principales causas y qué hacer

5. ACV

El accidente cerebrovascular (ACV), también conocido como ictus, se caracteriza por la interrupción brusca del flujo de sangre a alguna región del cerebro, lo que puede ocasionar debilidad en las extremidades y síntomas como parálisis de una parte del cuerpo, dificultad para hablar, desmayo, mareos y dolor de cabeza, dependiendo de la zona afectada. 

Qué hacer: ambas condiciones deben ser tratadas con urgencia, pues pueden dejar secuelas como dificultades para hablar o moverse. Además, las medidas de prevención también son muy importantes para evitar un ACV, como tener una alimentación equilibrada, practicar ejercicio regularmente y evitar la presión alta, el colesterol y los triglicéridos altos y la diabetes. 

Conozca más sobre el ACV

6. Síndrome de Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune grave en la que el sistema inmunitario ataca las células nerviosas, causando inflamación de los nervios y, en consecuencia, debilidad de las extremidades y parálisis muscular, la cual puede ser fatal. 

Qué hacer: el tratamiento es realizado en el hospital mediante una técnica denominada plasmaféresis, en la que la sangre se extrae del cuerpo, se filtra para eliminar las sustancias que están causando la enfermedad y luego se devuelve al cuerpo. La segunda parte del tratamiento consiste en una inyección de altas dosis de inmunoglobulinas contra los anticuerpos que están atacando a los nervios, para así reducir la inflamación y la destrucción de la vaina de mielina. 

7. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca al propio organismo, ocasionando la degradación de la vaina de mielina que reviste las neuronas, lo que compromete el funcionamiento del sistema nervioso. 

Algunos de los síntomas que pueden surgir son debilidad en los brazos y piernas; dificultad para caminar, coordinar los movimientos y retener la orina y las heces; pérdida de memoria; dificultad de concentración, y problemas para ver o visión borrosa. 

Qué hacer: el tratamiento de la esclerosis múltiple consiste en el uso de medicamentos y la realización de sesiones de fisioterapia. Conozca más sobre el tratamiento de la esclerosis múltiple

Asimismo, otras enfermedades que pueden causar debilidad en las piernas son la enfermedad de Parkinson, la miastenia gravis o las lesiones en la médula espinal, por ejemplo. 

Bibliografía >

  • OLIVEIRA, Enedina; SOUZA, Nilton . Esclerose Múltipla. Revista de Neurociências. 6. 114-118, 1998
  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I.. Goldman-Cecil Medicina. 25 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018. 2578-2580.
  • NATIONAL INSTITUTE OF NEUROLOGICAL DISORDERS AND STROKE. Peripheral Neuropathy Fact Sheet. 2018. Disponible en: <https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Peripheral-Neuropathy-Fact-Sheet>. Acceso en 10 Abr 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje