Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo identificar y curar el Sapito en bebés

El sapito en bebés también llamado algodoncillo, son pequeños puntos blancos o placas blancas que pueden confundirse con restos de leche en la boca del bebé. Esta infección en la boca es causada por un hongo llamado Candida albicans que puede afectar fácilmente a los bebés con menos de 6 meses de edad porque, normalmente, tienen el sistema inmune más bajo y esto los hace más sensibles a la aparición del sapito, científicamente llamado candidiasis oral. 

El bebé recién nacido puede contraer sapito en el momento del parto por contacto con el canal vaginal de la madre o por contacto con objetos mal lavados como biberones o chupones. El uso de antibióticos puede ser otra causa del desarrollo de la candidiasis, ya que altera la flora bacteriana bucal favoreciendo el crecimiento del hongo que habita normalmente en esta región.

Además de esto, siempre que estos síntomas aparezcan en el bebé, se debe contactar al pediatra para que evalúe la situación e indique el tratamiento más adecuado.

Síntomas del sapito 

Los síntomas de la candidiasis oral en el bebé son pequeños puntos blancos que pueden formar placas similares al resto de la leche, que aparecen en la lengua, las encías, la parte interna de las mejillas, el paladar y en los labios del niño.

Fotos de la candidiasis en el bebé

Cómo identificar y curar el Sapito en bebés
Cómo identificar y curar el Sapito en bebés

En los casos en que la infección llega a la garganta y al esófago puede haber dolor, dificultad para tragar e hinchazón de la garganta que causa que el bebé esté más irritado, pierda el apetito, esté llorando constante y tenga fiebre por encima de los 38ºC, lo que indica un caso de infección más grave. Además de esto, el sapito en los bebés puede aparecer también en las uñas y en los pliegues de la piel.

Tratamiento para el sapito en bebé

El tratamiento para la candidiasis en el bebé se puede hacer con la aplicación de un antifúngico en forma de líquido, crema o gel como la nistatina o el miconazol, en la región afectada de la boca.

Para evitar el sapito en el bebé es importante lavarse las manos antes de tocar al bebé, no besarlo en la boca, esterilizar los chupones, biberones y cubiertos, por ejemplo. Además de esto, la aplicación de una crema antifúngica en los pezones de la mujer que amamanta es una forma de tratamiento para evitar que la candidiasis pase del seno de la madre al bebé nuevamente. 

Remedio natural para tratar el sapito

La candidiasis puede ser tratada con la aplicación de una gasa remojada en té de granada, pues esta fruta contiene propiedades antisépticas y ayuda a desinfectar la boca del bebé. 

Sin embargo, este té no debe sustituir el tratamiento médico sino complementarlo, y debe ser colocado en la boca por lo menos 4 veces sal día. 

Causas del sapito en el bebé

Es causada por el hongo Candida Albicans, que puede ser transmitido por la madre, a través del parto antes de las 37 semanas de embarazo. Sin embargo, el sapito también puede aparecer si el bebé está tomando algún tipo de antibiótico porque estos medicamentos reducen el número de bacterias buenas de la boca del bebé, favoreciendo el crecimiento del hongo. Además de esto, si el bebé es amamantado y la madre está tomando antibiótico, tiene mayor riesgo de desarrollar candidiasis.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Carregando
...