Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la rubéola, síntomas, tratamiento y vacuna

La rubéola es una enfermedad altamente contagiosa que se contagia por el aire y es causada por un virus del género Rubivirus. Esta enfermedad se manifiesta a través de síntomas como pequeñas manchas rojas en la piel rodeadas por un rojo vivo, diseminadas por todo el cuerpo, así como fiebre.

Su tratamiento se basa en controlar los síntomas, y normalmente esta enfermedad no tiene complicaciones graves. Sin embargo, el contagio con rubéola durante el embarazo puede ser grave, por lo que si la mujer nunca ha tenido contacto con la enfermedad, o nunca se vacunó contra ella, debe hacerlo antes de embarazarse.

Qué es la rubéola, síntomas, tratamiento y vacuna

1. ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

La rubéola es más común al final del invierno y al inicio de la primavera y generalmente se manifiesta a través de los siguientes signos y síntomas:

  • Fiebre hasta 38º C;
  • Manchas rojas que aparecen inicialmente en la cara y detrás de la oreja y después se dirigen hacia los pies por cerca de 3 días
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor en los músculos;
  • Dificultad para tragar;
  • Nariz tapada;
  • Ganglios hinchados especialmente en el cuello;
  • Ojos rojos.

La rubéola puede afectar a niños y adultos y aunque puede ser considerada una enfermedad propia de la infancia, no es común que los niños menores de 4 años tengan la enfermedad.

2. ¿Qué exámenes confirman la rubéola?

El médico puede llegar al diagnóstico de la rubéola después de la observación de sus síntomas y la comprobación de la enfermedad mediante un análisis de sangre específico que identifica la presencia de los anticuerpos IgG e IgM.

Generalmente, cuando se tiene anticuerpos del tipo IgM significa que tiene la infección, mientras que la presencia de los anticuerpos de tipo IgG son más comunes en aquellos que ya tuvieron la enfermedad en el pasado o en quienes están vacunados.

3. ¿Qué causa la rubéola?

El agente etiológico de la rubéola es un virus del tipo Rubivirus que es fácilmente transmitido de persona a persona a través de pequeñas gotas de saliva, que pueden acabar por distribuirse en el ambiente cuando alguien infectado con la enfermedad estornuda, tose o habla, por ejemplo.

Normalmente, la persona con rubéola puede transmitir la enfermedad durante unas 2 semanas o hasta que los síntomas en la piel desaparezcan por completo.

4. ¿La rubéola en el embarazo es grave?

Aunque la rubéola sea una enfermedad relativamente común y simple en la infancia, cuando se produce en la gestación puede provocar malformaciones en el bebé, especialmente si la embarazada ha tenido contacto con el virus en los primeros 3 meses.

Algunas de las complicaciones más comunes que pueden surgir por la rubéola en el embarazo incluyen autismo, sordera, ceguera o microcefalia, por ejemplo.

Así, lo que más se recomienda es que todas las mujeres se vacunen durante la infancia o, por lo menos, 1 mes antes de embarazarse, para protegerse contra el virus.

Qué es la rubéola, síntomas, tratamiento y vacuna

5. ¿Cómo se previene la rubéola?

La mejor forma de prevenir la rubéola es aplicándose la vacuna triple viral que protege contra el sarampión, la varicela y la rubéola en la niñez. Normalmente la vacuna se aplica en los bebés de 15 meses de edad, siendo necesaria una dosis de refuerzo entre los 4 y los 6 años de edad.

Quien no ha aplicado esta vacuna o su refuerzo en la infancia puede aplicársela en cualquier etapa, con excepción del embarazo, ya que esta vacuna puede conducir al aborto o malformaciones en el bebé.

6. ¿Cuál es el tratamiento?

Como la rubéola es una enfermedad que normalmente no tiene implicaciones graves, su tratamiento consiste en aliviar los síntomas, por lo que se recomienda tomar medicamentos analgésicos y que controlen la fiebre, como Paracetamol y Dipirona, prescritos por el médico. Además, es importante que la persona se mantenga en reposo y beba bastante líquidos para evitar la deshidratación y facilitar la eliminación del virus del organismo.

Las complicaciones relacionadas con la rubéola no son frecuentes, pero pueden ocurrir en personas que tienen un sistema inmune debilitado, lo que puede suceder cuando se trata de un tratamiento contra el sida, cáncer o después de haber recibido un trasplante. Estas complicaciones pueden ser dolor en las articulaciones, causadas por la artritis y encefalitis.

7. ¿La vacuna de la rubéola es segura?

La vacuna contra la rubéola es bastante segura, siempre que sea administrada de forma correcta, ayudando a proteger contra la enfermedad, aunque el virus entre en contacto con el organismo. Sin embargo, esta vacuna puede ser peligrosa si se aplica durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, ya que el virus que se encuentra presente en la vacuna, aunque esté atenuado, puede causar malformaciones en el bebé. En todos los demás casos, la vacuna es relativamente segura y debe ser aplicada. Conozca cuándo no debe aplicarse la vacuna contra la rubéola.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje