Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Rubéola en el embarazo: qué es, posibles complicaciones y tratamiento

La rubéola es una enfermedad relativamente común en la infancia, que cuando ocurre en el embarazo, puede causar malformaciones en el bebé, como microcefalia, sordera o alteraciones en los ojos. Por consiguiente, lo ideal es que la mujer esté la vacunada contra la enfermedad antes de quedar embarazada.

La vacuna contra la rubéola, por lo general, se aplica en la infancia, pero las mujeres que no recibieron la vacuna o su dosis de refuerzo, deben vacunarse antes de quedar embarazadas. Después de aplicada la vacuna, la mujer debe esperar al menos 1 mes para iniciar los intentos de quedar embarazada. Conozca más sobre la vacuna de la rubéola.

La rubéola es una enfermedad infecciosa causada por el virus del tipo Rubivirus, que por lo general, se transmite a través de las secreciones como saliva, contactos íntimos y besos. Normalmente, los niños y los jóvenes adultos son los más infectados, lo que agrava las posibilidades de adquirir la enfermedad durante el embarazo.

Rubéola en el embarazo: qué es, posibles complicaciones y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas de la rubéola en el embarazo son similares a los demostrados por cualquier persona que desarrolle la enfermedad:

  • Dolor de cabeza;

  • Dolor muscular;

  • Fiebre baja hasta 38ºC;

  • Tos con flema;

  • Dolor en las articulaciones;

  • Ganglios inflamados, especialmente los próximos al cuello;

  • Pequeñas manchas rojas en el rostro que después se extienden por todo el cuerpo y duran aproximadamente 3 días.

Los síntomas pueden tardar hasta 21 días en aparecer, sin embargo, la transmisión del virus puede ocurrir 7 días antes del inicio de los síntomas y hasta 7 días después de que aparezcan las primeras manchas.

Cómo confirmar el diagnóstico

En algunas situaciones, la rubéola puede ser asintomática, es decir, puede no presentar ningún síntoma y por esto, su diagnóstico sólo puede ser confirmado a través de la presencia de inmunoglobulinas IgM o IgG, en el examen de sangre.

Posibles consecuencias de la rubéola

Las consecuencias de la rubéola en el embarazo están relacionadas a la rubéola congénita, que puede conducir al aborto o malformaciones fetales graves, como:

  • Sordera;

  • Alteraciones en los ojos como ceguera, catarata, microftalmia, glaucoma y retinopatía;

  • Problemas cardíacos como estenosis de la arteria pulmonar, defecto del tabique ventricular, miocarditis;

  • Lesiones del sistema nervioso como meningitis crónica, vasculitis con calcificación;

  • Retardo mental;

  • Microcefalia;

  • Púrpura;

  • Anemia hemolítica;

  • Meningoencefalitis;

  • Problemas en el hígado como fibrosis y transformación de células hepáticas gigantes.

Estas alteraciones pueden ocurrir cuando la mujer tiene rubéola durante el embarazo o cuando se administra la vacuna contra la rubéola durante la gestación. El riesgo de transmisión de la rubéola para el bebé es mayor en el primer trimestre del embarazo y si esto ocurre, el bebé debería nacer con rubéola congénita. 

Mayores complicaciones se observan cuando el bebé es afectado en el primer trimestre de gestación. Normalmente, los cambios fetales son vistos en los exámenes realizados durante el embarazo y poco después del nacimiento, pero algunos cambios sólo se pueden diagnosticar en los primeros 4 años de vida del niño. Algunas de estas manifestaciones que se pueden descubrir más tarde son diabetes, panencefalitis y autismo.

Cómo saber si el bebé fue afectado

Para saber si el bebé fue afectado por el virus de la rubéola cuando la madre se contaminó o recibió la vacuna durante el embarazo, se debe realizar las pruebas prenatales y todas las pruebas necesarias para evaluar el desarrollo de los órganos y tejidos del bebé.

La ecografía morfológica, normalmente realizada entre las 18 y 22 semanas de embarazo, puede indicar si existe malformación cardíaca o lesiones cerebrales, sin embargo, algunos cambios sólo pueden ser vistos después del nacimiento, como es el caso de la sordera.

El diagnóstico de la rubéola congénita, se puede realizar a través del examen de sangre que identifica los anticuerpos IgM positivo para el rotavirus hasta 1 año después del nacimiento. Este cambio se puede observar solo después del primer mes de nacimiento y por esto, en caso de sospecha se debe repetir el examen después de esta fecha.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la rubéola en el embarazo consiste en controlar los síntomas, ya que no existe un tratamiento específico que pueda curar la rubéola. Por lo general, el tratamiento se realiza con medicamentos para controlar la fiebre y analgésicos, como paracetamol, asociado con el reposo e ingestión de líquidos por la mujer embarazada.

La mejor forma de prevención es recibir la vacuna triple viral contra el sarampión, las paperas y la rubéola, mínimo 1 mes antes de quedar embarazada. Además, se debe evitar estar junto a personas que puedan transmitir la enfermedad o de niños con rubéola.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje