Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Rinitis en el bebé: qué es, síntomas tratamiento y cómo evitar

La rinitis es la inflamación de la nariz del bebé, que tiene como síntomas principales la nariz tapada y el catarro, además de poder causar comezón e irritación. De esta forma es muy común que el bebé esté llevándose siempre la mano a la nariz y lo note más irritado de lo normal.

Generalmente, la rinitis es causada por una alergia a varios alérgenos que se encuentran en el aire, como polvo, pelo de animales o humo, que entran en contacto con el organismo del bebé, generando la producción exagerada de histamina, una sustancia que es responsable de producir inflamación y el surgimiento de síntomas de alergia.

En la mayoría de los casos, no es necesario ningún tipo específico de tratamiento, siendo apenas recomendado mantener una hidratación adecuada y evitar la exposición a ambientes más contaminados.

Rinitis en el bebé: qué es, síntomas tratamiento y cómo evitar

Síntomas principales

Los síntomas más comunes que indican rinitis en el bebé incluyen:

  • Catarro intenso y nariz tapada;
  • Estornudos frecuentes;
  • Frotarse las manos, nariz, ojos u oídos;
  • Tos constante;
  • Roncar mientras duerme.

Debido a la molestia causada por la rinitis es común que el bebé se note más irritado y con gana frecuentes llorar, sin presentar ganas para jugar. También es posible que el bebé tenga menos ganas para comer y que se despierte varias veces durante la noche.

¿Cómo confirmar el diagnóstico?

La mejor forma de confirmar la rinitis en el bebé es consultar a un pediatra para que evalúe los síntomas, sin embargo, el médico puede aconsejar a un alergólogo en caso de que se identifique que la rinitis está siendo causada por una alergia más severa y crónica.

Además de acudir al pediatra cuando surgen los síntomas, es muy importante consultar al médico siempre que exista alguna alteración en el comportamiento del bebé, tanto durante el día, como en la noche.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para la rinitis alérgica en el bebé puede tardar, ya que es necesario descubrir lo que está causando la enfermedad, pero para aliviar los síntomas, lo padres pueden:

  • Darle agua varias veces al día, pero sólo en caso de que ya no esté lactando exclusivamente, para diluir las secreciones, facilitar su expulsión e impedir que se acumulen en las vías aéreas;
  • Evitar exponer al bebé a posibles sustancias alérgicas, como pelos de animales, polen, humo;
  • Vestir al bebé con ropa limpia, porque la ropa que ya fue utilizada, especialmente para salir a la calle, puede contener varios tipos de alérgenos;
  • Evitar secar la ropa del bebé en el exterior de la casa, ya que puede impregnarse de alérgenos;
  • Limpiar la nariz del bebé con suero fisiológico. Conozca cómo descongestionar la nariz del bebé;
  • Hacer nebulizaciones con suero fisiológico al bebé.

Por eso, en caso de que los síntomas continúen siendo muy intensos, el pediatra puede aconsejar el uso de medicamentos antihistamínicos, como Difenidramina o Hidroxizina, los cuales debe ser usados siempre bajo prescripción médica.

Además, algunos sprays nasales con sustancias antiinflamatorias o corticoides también pueden aconsejarse en algunos casos.

¿Cómo evitar que la rinitis vuelva a surgir?

Para evitar que la rinitis surja de nuevo, existen algunos cuidados que se pueden tener en casa, como:

  • Evitar el uso de tapetes o cortinas;
  • Limpiar diario los muebles y el piso con agua tibia y un paño húmedo limpio;
  • Evitar muebles innecesarios;
  • Guardar libros y revistas dentro de los armarios para evitar la acumulación de polvo, así como peluches;
  • no fumar dentro de casa y en el carro;
  • Cambiar toda la ropa de cama diario;
  • Mantener la casa con buena ventilación;
  • No tener animales dentro de casa;
  • Evitar paseos en parques y jardines en el otoño y en la primavera.

Este tipo de cuidados pueden ayudar a prevenir y calmar los síntomas de otros problemas respiratorios, como asma o sinusitis, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje