5 Estrategias para aliviar la insolación

La exposición prolongada al sol puede provocar quemaduras de diversos grados en la piel y causar enrojecimiento, ardor y mucha incomodidad. Sin embargo, existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a que la piel se cure más rápido, aliviando así el malestar. 

Por lo general, la insolación se pueden tratar en casa siguiendo estos consejos, pero si hay mucha molestia se recomienda acudir al centro de salud más cercano para iniciar un tratamiento más adecuado, que puede incluir el uso de cremas antibióticas, analgésicas y/o antiinflamatorias.

Conozca cuáles son los síntomas que surgen cuando hay una insolación.

5 Estrategias para aliviar la insolación

Para tratar naturalmente las insolación de forma más rápida y natural debe:

1. Enfriar bien la piel

Este primer consejo es el más importante en todo el proceso de cuidar de una quemadura solar y consiste en enfriar bien la piel. Para esto, se debe tomar un baño con agua fría, dejando que esta corra por la zona afectada durante 5 a 10 minutos, para garantizar que todas las capas de la piel se enfrían. 

2. Colocar compresas de manzanilla

Una vez que la quemadura se ha enfriado, es normal que la molestia continúe, especialmente si hace mucho calor, y una forma de aliviarla es aplicando compresas frías empapadas con té de manzanilla para refrescar la piel. La manzanilla tiene propiedades calmantes y curativas que ayudan a reparar la piel, no obstante, cualquier tipo de compresa fría ayudará a aliviar el malestar.

Para hacer estas compresas se debe preparar una infusión de manzanilla, dejarla en el frigorífico hasta que esté fría y luego mojar una gasa, un trozo de algodón o un paño limpio en la infusión. Finalmente, se debe retirar el exceso de líquido y aplicar la gasa sobre la piel quemada, dejándola actuar durante varios minutos, varias veces al día.

3. Evitar productos de higiene

Los productos de higiene, como el jabón líquido o en barra, pueden causar resequedad y lastimar aún más la piel. Por este motivo, en caso de quemaduras solares, lo mejor es tomar un baño con solo agua, al menos en la zona afectada, y sin frotar la piel. Al secar, tampoco se recomienda usar la toalla en el lugar de la quemadura, dejándola secar al aire libre.

4. Hidratar la piel

Otro consejo muy importante es hidratar bien la piel todos los días, justo después de bañarse y varias veces al día, aplicando una buena crema hidratante principalmente en la zona afectada. También se pueden utilizar cremas hidratantes y calmantes a base de plantas medicinales, como las que contienen sábila, ya que esto ayudará a calmar aún más la piel y disminuir el malestar.

Para hidratar la piel de adentro hacia afuera, también se recomienda beber al menos 1 litro de agua al día.

5. Consumir alimentos cicatrizantes

Algunos alimentos como la leche, el yogur, el huevo, el atún o el brócoli poseen propiedades cicatrizantes que favorecen la recuperación de la piel. Esto se debe a que aportan nutrientes importantes al organismo, como proteínas, vitamina C o zinc, los cuales favorecen la reparación de los tejidos afectados y ayudan a disminuir la inflamación causada por la insolación. 

No obstante, es importante evitar el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar o con muchos aditivos, debido a que pueden afectar este proceso de cicatrización de la piel, siendo esta una excelente estrategia para aliviar el malestar más rápido. 

Vea una lista más completa de alimentos con propiedades cicatrizantes.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: