Qué hacer después de una caída (leve y grave)

Una caída puede ocurrir debido a accidentes domésticos o de trabajo, al subir en sillas o mesas o al resbalarse en las escaleras; sin embargo, también puede ocurrir por desmayos, mareos o hipoglucemia, los cuales pueden ser provocados por el uso de medicamentos específicos o ciertas enfermedades. 

Antes de atender a una persona que sufrió una caída grave es importante no moverla, pues puede haber fractura de la columna y hemorragias internas; y, si es ejercido un movimiento inadecuado, puede empeorar el estado de salud de la víctima. 

Después de presenciar como una persona cae es necesario verificar si se encuentra consciente, preguntándole el nombre y qué ocurrió y, en seguida, dependiendo de la intensidad, de la altura, del sitio y de la gravedad de la caída, pedir ayuda y llamar a atención médica de ser necesario. 

Qué hacer después de una caída (leve y grave)

De esta forma, los pasos que se deben seguir de acuerdo con el tipo de caída son:

1. Caída leve

La caída leve se caracteriza por ser de una altura menor de 2 metros o de la misma altura de la persona; esta puede ocurrir andando en bicicleta, resbalándose en un piso liso o cayendo de una silla. Por lo tanto, los primeros auxilios para este tipo de caída requieren los siguientes cuidados:

  1. Verificar la presencia de lesiones en la piel, observando algún signo de sangrado;
  2. En caso de haber alguna herida es necesario lavar la región afectada con agua, jabón o suero fisiológico y no aplicar ningún tipo de pomada sin la indicación médica;
  3. Se puede aplicar una solución antiséptica a base de tiomersal, como el merthiolate, en caso de que exista una herida tipo excoriación (raspón);
  4. Cubrir la región con una cura limpia o estéril para evitar infecciones. 

Si se trata de un anciano o si la persona sufre de osteoporosis, es siempre importante consultar a un médico general, pues aunque no haya ningún síntoma o signo visible a la hora de la caída, puede haber ocurrido algún tipo de fractura. 

Y además, aunque haya sido una caída leve, si la persona se ha golpeado la cabeza y se encuentra somnolienta o con ganas de vomitar, es necesario buscar atención médica de emergencia, puesto que puede haber alguna lesión en el cráneo.

2. Caída grave

La caída grave ocurre cuando una persona cae de una altura mayor de 2 metros, como en escaleras altas, balcones o terrazas, y los primeros auxilios que se deben tener en este caso son:

  1. Llamar una ambulancia inmediatamente;
  2. Verificar si la víctima esta consciente, llamando a la persona y prestando atención a si responde;
  3. No llevar a la víctima para el hospital, es necesario esperar a la atención médica en la ambulancia, pues los profesionales de salud están preparados para movilizar personas después de sufrir una caída;
  4. En caso de que se encuentre inconsciente, verificar la respiración durante 10 segundos a través de la observación del movimiento del tórax, escuchando y sintiendo si sale aire por la nariz;
  5. Si la persona está respirando, es importante aguardar a la ambulancia para continuar los cuidados especializados;
  6. No obstante, si la persona no se encuentra respirando:
  • Es necesario iniciar los masajes cardíacos con una mano sobre la otra sin flexionar los codos;
  • En caso de tener mascarilla de bolsillo, realizar 2 respiraciones cada 30 masajes cardíacos;
  • Se deben continuar realizando estas maniobras sin mover a la víctima y sólo parar cuando la ambulancia llegue o cuando la persona vuelva a respirar.

En caso de que la persona tenga un sangrado se puede controlar la hemorragia ejerciendo presión en la zona con ayuda de un paño limpio, sin embargo, esto no está indicado en caso de sangrado por el oído. 

También es importante verificar siempre si la víctima presenta coloración morada en las manos, los ojos y la boca o si vomita, pues esto puede significar hemorragias internas y traumatismo craneoencefálico. Conozca más sobre otros síntomas del traumatismo craneoencefálico y el tratamiento

Cómo evitar caídas graves

Algunos niños pueden sufrir accidentes en el hogar debido a caídas graves desde algún mueble, carriolas, andadores, cunas y ventanas, por esta razón son necesarias realizar algunas adaptaciones en el hogar, como colocar pantallas en las ventanas y mantener a los niños siempre vigilados. Conozca qué hacer si un niño se cae y golpea la cabeza.

Los ancianos también tienen riesgos de sufrir caídas graves, ya sea por resbalones en alfombras, pisos mojados y escalones o porque poseen alguna enfermedad que les causa debilidad, mareos y temblores, como diabetes, laberintitis y enfermedad de Parkinson. En estos casos es necesario tener cuidados en el día a día, como retirar obstáculos de los pasillos, colocar cintas en las alfombras, usar zapatos antideslizantes y caminar con ayuda de bastones o andadores. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • BAPTISTA, Nelson T. Manual de primeiros socorros. 3.ed. Sintra: Escola Nacional de Bombeiros, 2018. 159-174.
  • CAIXA DE PREVIDÊNCIA E ASSISTÊNCIA DOS SERVIDORES DA FUNDAÇÃO NACIONAL DE SAÚDE. Primeiros Socorros. 2019. Disponible en: <https://www.capesesp.com.br/primeiros-socorros>. Acceso en 22 Nov 2019
  • RIBEIRO, Adalgisa P. et al. Quedas acidentais nos atendimentos de urgência e emergência: resultados do VIVA Inquérito de 2014. Ciênc. saúde colet. 21 (12) Dez 2016. Vol.21, n.12. 3719-3727, 2016
Más sobre este tema: