Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Proteínas en la orina: qué significa, síntomas y tratamiento

La proteinuria es el término utilizado para referirse al exceso de proteína presente en la orina, siendo utilizado como indicador de varias enfermedades, sin embargo, bajos niveles de proteína en la orina son considerados normales. Esto ocurre porque las moléculas de proteína son de gran tamaño y, por esto, no consiguen atravesar la barrera de filtración glomerular de los riñones, por lo que no es normal que sean excretadas en la orina. 

Los riñones filtran la sangre, eliminando desechos y reteniendo aquello que es importante para el organismo, sin embargo, en algunas situaciones los riñones permiten que las proteínas atraviesen las barrera de filtración, causando un aumento de la cantidad de proteína en la orina. 

Proteínas en la orina: qué significa, síntomas y tratamiento

Causas y tipos de proteinuria

La proteinuria puede ocurrir por diversas situaciones y, dependiendo de la causa y del tiempo que dura la presencia de proteínas en la orina, puede ser clasificada en:

1. Proteinuria transitoria o benigna

Las situaciones que causan una elevación temporaria de las proteínas en la orina son: 

  • Deshidratación;
  • Estrés emocional;
  • Exposición al frio extremo;
  • Fiebre;
  • Actividad física intensa.

Estas situaciones no son motivo para preocuparse, siendo normalmente algo pasajero.  

2. Proteinuria ortostática

En la proteinuria ortostática, la cantidad de proteína en la orina aumenta cuando se mantiene de pie, y normalmente se observa en niños y jóvenes que son altos y delgados. La secreción de proteínas hacia la orina se da principalmente durante el día, cuando los niveles de actividades son altos, por esto, si la orina es recolectada por la mañana no deberá contener proteínas. 

3. Proteinuria persistente

Las enfermedades y situaciones que causan elevados niveles de proteína en la orina de una forma persistente pueden ser las siguientes: 

  • Amiloidosis, que consiste en una acumulación anormal de proteínas en los órganos; 
  • Uso prolongado de algunos medicamentos como antiinflamatórios no esteroideos;
  • La Enfermedad renal crónica;
  • Enfermedad poliquística renal;
  • Infecciones renales; 
  • Enfermedad del corazón o infección del revestimiento interno del corazón;
  • Linfoma de Hodgkin y mieloma múltiple;
  • Glomerulonefritis, que consiste en la inflamación de los glomérulos renales;
  • Diabetes, porque afecta la capacidad de los riñones para filtrar la sangre o reabsorber las proteínas en la sangre;
  • Hipertensión, debido a que daña las arterias localizadas dentro y alrededor de los riñones, afectando negativamente la función de estos órganos;
  • Nefropatía IgA, que consiste en una inflamación renal resultante de una acumulación por anticuerpos de inmunoglobulina A;
  • Sarcoidosis, que consiste en el desarrollo y crecimiento de aglomerados de células inflamatorias en los órganos;
  • Anemia falciforme;
  • Lupus;
  • Malaria;
  • Artritis reumatoide.

Valores altos de proteína en la orina también pueden ocurrir en el embarazo, pudiendo estar relacionada con diversos factores como aumento del trabajo de los riñones para filtrar el exceso de líquidos, exceso de estrés, infección urinaria o en casos más graves como preeclampsia. 

La preeclampsia consiste en una complicación seria en el embarazo, que debe ser detectada lo más rápido posible para evitar problemas de salud tanto para la embarazada como para el bebé. Esta enfermedad esta asociada a otros factores como el aumento de la presión arterial, dolor de cabeza e hinchazón en el cuerpo. Conozca más sobre la preeclampsia

Posibles síntomas

La proteinuria puede ser el resultado de diferentes causas, por lo que los síntomas no están relacionados específicamente a la presencia de proteínas en la orina, pero sí a las causas.  

Sin embargo, si esta es una señal de enfermedad renal, pueden surgir otros síntomas como mareos y vómitos, disminución en la producción de orina, hinchazón en los tobillos y alrededor de los ojos, sabor desagradable en la boca, fatiga, falta de aire y de apetito, palidez, comezón y resequedad generalizada en la piel. Además de esto, también se puede observar la presencia de espuma en la orina y provocar dolor y sensación de ardor al orinar. 

El tratamiento depende mucho del factor que está originando la proteinuria, por esto se debe acudir al médico de forma que se realice el diagnóstico correcto, y determine la causa que está provocando la proteína en la orina. 

Cómo se hace el examen

Las proteínas pueden ser detectadas fácilmente en la orina con ayuda de un examen de orina con una tira reactiva, en el cual se recolecta una muestra de orina y se sumerge una tira de papel con reactivos químicos que muestra si la orina contiene mucha proteína al cambiar de color. Vea para qué sirve el examen de orina y cómo se hace.

En caso se verifique que la orina tiene grandes cantidades de proteína, puede ser realizado un examen de orina de 24 horas para medir la cantidad de proteína y la depuración de creatinina que ayuda a evaluar y controlar la función renal, ayudando así a detectar posibles enfermedades. Conozca todo sobre el examen de orina de 24 horas.

Las muestras de orina son recogidas en uno o más recipientes durante un período de 24 horas, y son mantenidos en un lugar fresco. Después son enviados para un laboratorios para que se les realice el respectivo análisis. Esta prueba no muestra que tipos de proteína están presentes en la orina, por lo que para determinar esto, el médico puede aconsejar la realización de otras pruebas como una electroforesis de las proteínas presentes en la orina. 

Cómo prepararse para el examen

Antes de realizar el examen se debe hablar con el médico para prepararse de forma correcta, para evitar que los resultados sean falsos. Por lo que es necesario dejar de tomar medicamentos o suplementos que puedan interferir con los resultados de la prueba.

Otros factores pueden interferir con la prueba son la deshidratación o no beber suficiente agua, haber sido sometida a un examen radiológico de contraste en que se haya utilizado algún tipo de colorante, haber sido sometido a una situación de estrés emocional extremo, ejercicio físico extremo, si tiene una infección urinaria, o si la orina está mezclada con secreciones vaginales, sangre o semen.

En caso de que el examen de orina sea hecho en mujeres, es muy importante esperar de 5 a 10 días después de la menstruación antes de realizar el examen, para evitar contaminar la orina con vestigios de sangre del período. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar