Prolapso rectal en niños: causas y tratamiento

Revisión médica: Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
julio 2022

El prolapso rectal en niños ocurre cuando el recto se sale a través del ano, pudiendo observarse un tejido rojo, húmedo y en forma de tubo, siendo causada principalmente por el estreñimiento. No obstante, el prolapso rectal también puede ser causado por malformaciones intestinales o por una infección parasitaria. 

Esta situación es más común en niños hasta los 4 años de edad, puesto que los músculos y ligamentos que sustentan el recto, que es la porción final del intestino, aún están en formación y todavía no están completamente fijos a la pared abdominal.

 Es importante que si se observan signos de prolapso rectal, se lleve al niño al pediatra para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado, en caso de ser necesario.

Imagem ilustrativa número 3

Síntomas del prolapso rectal infantil

Los principales síntomas del prolapso rectal infantil son:

  • Tejido rojo oscuro, húmedo y en forma de tubo fuera del ano;
  • Dolor abdominal;
  • Ardor;
  • Sangrado;
  • Incomodidad y sensación de peso en el ano;
  • Sensación de tener una masa en el ano;
  • Dificultad para defecar o sensación de evacuación incompleta.

Ante la presencia de signos y síntomas de prolapso rectal infantil, es importante que el niño sea llevado al pediatra para el diagnóstico e inicio del tratamiento.

Principales causas

El prolapso rectal infantil es más frecuente en niños con menos de 4 años de edad, siendo más común en niños que en niñas, pudiendo ser causada por: 

  • Estreñimiento, pues las heces al ser muy duras y resecas el niño tiene que hacer mucho esfuerzo para evacuar;
  • Disminución o falta de fuerza del músculo del ano;
  • Desnutrición;
  • Deshidratación;
  • Infección por parásitos;
  • Fibrosis quística;
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.

El prolapso rectal infantil puede ser identificado por el pediatra o por el coloproctólogo pediátrico a partir de la observación de la presencia de tejido rojo oscuro en forma de tubo fuera del ano. Asimismo, es posible determinar la presencia de sangre en las heces, malestar abdominal y alteración de los hábitos intestinales, por ejemplo. 

Cómo se realiza el tratamiento

En la mayoría de los casos, el prolapso rectal infantil se soluciona de forma espontánea y no necesita tratamiento, esto se debe a que a medida que el niño crece los músculos y los huesos de la región abdominal se van fortaleciendo hasta lograr mantener el recto, siendo recomendado únicamente el seguimiento por parte del pediatra, el cual podrá en algunas situaciones tener que insertar el prolapso en su lugar correcto. 

No obstante, en los casos donde el prolapso ocurre de forma frecuente o es severo, podría ser necesario la realización de una cirugía llamada rectopexia, que consiste en suturar el recto al sacro. Sin embargo, existen otras técnicas quirúrgicas que pueden ser utilizadas, por lo que será el cirujano pediátrico que escoja la más adecuada, pues esta dependerá del tipo de prolapso que el niño tenga. Conozca cómo realiza el tratamiento del prolapso rectal.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em julio de 2022. Revisión médica por Dr.ª Sani Santos Ribeiro - Pediatra y neumóloga infantil, em marzo de 2020.

Bibliografía

  • CARES Kristen; KLEIN Michael, et al. Rectal Prolapse in Children: An Update to Causes, Clinical Presentation, and Management. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 70. 2; 243-246, 2020
Revisión médica:
Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
Médica graduada en la Universidad Federal de Río Grande con CRM nº 28364 y ​​especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatria.