Primeros auxilios para shock anafiláctico

El shock anafiláctico es una reacción alérgica grave que puede ocasionar el cierre de la garganta, impidiendo la respiración adecuada y pudiendo causar la muerte en pocos minutos. De esta forma, el shock anafiláctico debe ser tratado lo antes posible. 

En este caso, los primeros auxilios son importantes para garantizar las probabilidades de supervivencia de la víctima, incluyendo los siguientes:

  1. Llamar a una ambulancia o llevar a la persona inmediatamente a una sala de emergencias;
  2. Observar si la persona está consciente y respirando. Si la persona se desmaya y deja de respirar, se debe realizar un masaje cardíaco. Conozca cómo hacerlo correctamente. 
  3. Si está respirando, se debe acostar al paciente y levantar sus piernas para facilitar la circulación sanguínea. 

Asimismo, se debe buscar si la persona tiene alguna jeringa de adrenalina en la ropa o el bolso, por ejemplo, e inyectarla en la piel lo antes posible. Normalmente, las personas con alergias alimentarias, que tienen gran riesgo de tener un shock anafiláctico, suelen transportar este tipo de medicamentos para que sean inyectados en situaciones de emergencia. 

Por otra parte, en caso de que el shock haya sucedido luego de una picadura de insecto o serpiente, se debe retirar el aguijón del animal de la piel y aplicar hielo en la zona para disminuir la diseminación del veneno, y acudir de inmediato al servicio de urgencias.

Primeros auxilios para shock anafiláctico

Cómo reconocer un shock anafiláctico

Los siguientes síntomas son los primeros en surgir ante un shock anafiláctico:

  • Aumento de los latidos cardíacos;
  • Dificultad para respirar y presencia de tos y sibilancias en el pecho;
  • Dolor estomacal;
  • Náuseas y vómitos;
  • Hinchazón de los labios, lengua o garganta;
  • Piel pálida y sudoración fría;
  • Comezón en el cuerpo;
  • Mareo y desmayo;
  • Paro cardíaco. 

Estos síntomas pueden surgir segundos u horas después del contacto con la sustancia causante de la reacción alérgica, la cual suele ser un medicamento, el veneno de animales como abejas y avispas, alimentos como camarones y cacahuates, y guantes, preservativos u otros objetos fabricados con látex. 

Cómo prevenir un shock anafiláctico

La mejor forma de prevenir un shock anafiláctico es no tener contacto con la sustancia causante de la alergia, evitando el consumo de camarón u otros mariscos o el contacto con objetos elaborados con látex, por ejemplo. 

Otras medidas de prevención son solicitarle al médico una prescripción de un kit de tratamiento para el shock y aprender a aplicarse la inyección de adrenalina, en caso de ser necesario. 

Además, se debe avisar a amigos y familiares sobre la alergia y enseñarlos a emplear el kit de emergencia, y también es importante utilizar en sitios públicos y aglomeraciones una pulsera que informe sobre la alergia, para facilitar los primeros auxilios. 

Cómo se realiza el tratamiento en el hospital

En el hospital, el paciente con shock anafiláctico debe ser tratado rápidamente con una mascarilla de oxígeno, para facilitar la respiración, y con la aplicación de adrenalina por vía intravenosa, la cual actuará en el organismo disminuyendo la reacción alérgica y normalizando sus funciones vitales.

Conozca más sobre el tratamiento en caso de shock anafiláctico. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: