Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Primeros auxilios en caso de luxación

La luxación ocurre cuando los huesos que forman una articulación salen de su posición natural debido a un golpe fuerte, por ejemplo, causando dolor fuerte en el lugar, hinchazón y dificultad para mover la articulación.

Cuando esto sucede, se recomienda:

  1. No fuerce el miembro afectado, ni intente moverlo;
  2. Haga un cabestrillo para impedir que la articulación se mueva, utilizando tela, una faja o un cinturón, por ejemplo;
  3. Aplique una compresa congelada en la articulación afectada;
  4. Llame a una ambulancia.

Las luxaciones son muy frecuentes en los niños y pueden ocurrir en cualquier lugar, especialmente en el hombro, codo, dedo, rodilla, tobillo y pie.

Cuando una articulación se encuentra luxada nunca se debe intentar colocarla de vuelta en su lugar, ya que si es realiza erróneamente puede causar lesiones graves en el sistema nervioso periférico, causando aún más dolor e incapacidad.

Primeros auxilios en caso de luxación

¿Cómo identificar una luxación?

La luxación se puede confirmar cuando existen estos 4 signos:

  • Dolor muy fuerte en la articulación;
  • Dificultad para mover al miembro afectado;
  • Hinchazón o manchas rojas en la articulación;
  • Deformación del miembro afectado.

Dependiendo del tipo del golpe y de la intensidad, la luxación también puede acompañarse de una fractura del hueso. En ese caso, también se debe evitar corregir la fractura, siendo aconsejado acudir rápidamente al servicio de urgencias.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento es indicado por el médico de acuerdo al tipo de luxación, sin embargo, en la mayoría de los casos se recomienda el uso de medicamentos analgésicos para aliviar los síntomas. Además, el médico puede colocar la articulación en su lugar con el objetivo de acelerar el proceso de recuperación de la persona, dependiendo el caso. 

Prevención de la luxación

La mejor forma de evitar una luxación consiste en utilizar los equipos de seguridad recomendados para actividades peligrosas. Por ejemplo, en el caso de deportes de alto impacto se aconseja utilizar siempre los protectores de rodilla y codo o guantes de protección.

En el caso de los niños, también se debe evitar cargarlos por los brazos, manos, piernas o pies, ya que esto puede provocar fuerza excesiva en la articulación, que acaba provocando una luxación.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje