Presoterapia: qué es, para qué sirve y ventajas

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
junio 2020
  1. Para qué sirve y cómo realizarla
  2. Ventajas y desventajas
  3. Contraindicaciones

La presoterapia es un tipo de drenaje linfático en el que es utilizado un equipo semejante a unas "botas" gigantes que cubren toda la pierna, el abdomen y los brazos. En este equipo, el aire llena esas "botas", presionando las piernas y el abdomen de forma rítmica, lo que permite movilizar la linfa y deshinchar la región. 

Las sesiones de presoterapia duran aproximadamente 40 minutos y pueden ser realizadas en clínicas de estética o de fisioterapia, siempre que sea con un profesional capacitado. A pesar de ser un procedimiento seguro y con diversas ventajas, no se recomienda en personas que poseen alguna infección activa en el lugar donde se va a realizar el drenaje o en aquellas que poseen trombosis venosa profunda. 

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve y cómo realizarla

La presoterapia es un excelente tratamiento para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, siendo útil particularmente para ser realizada en las siguientes situaciones:

  • Después de una cirugía plástica o un tratamiento estético, como la lipocavitación;
  • Para combatir la celulitis;
  • Para deshinchar la región abdominal y, aunque no elimina grasa, ayudar a disminuir las medidas, razón por la que "adelgaza";
  • Para tratar el linfedema en el brazo después de la remoción de la mama;
  • Para personas que tienen arañas vasculares, várices de pequeño a mediano calibre o sufren de retención de líquidos que causa hinchazón en las piernas con sensación de peso y dolor;
  • En caso de insuficiencia venosa crónica, donde surgen síntomas como hinchazón, oscurecimiento de la piel o eccema, que causan dolor, fatiga y sensación de peso en las piernas;
  • Durante el embarazo porque elimina completamente la hinchazón en las piernas y los pies, promoviendo la salud y el bienestar de la gestante; sin embargo, no debe ser utilizada sobre el vientre para no causar incomodidad.

Cada sesión dura de 30 a 40 minutos y, de ser necesario, puede ser realizada diariamente. Para mejorar la eficacia del tratamiento se puede colocar una almohada por debajo de las piernas de la persona para que estas se sitúen en una posición más elevada que el corazón, lo que también facilita el retorno venoso. 

Ventajas y desventajas

La principal diferencia de la presoterapia con relación al drenaje linfático manual es que el dispositivo ejerce siempre la misma presión sobre el cuerpo, razón por la que, a pesar de ayudar, el drenaje linfático manual puede ser más eficiente, pues el cuerpo es trabajado por partes y el terapeuta puede permanecer más tiempo en un área que necesite de mayor tratamiento. Asimismo, en el drenaje manual todo el líquido es dirigido por sesiones, mientras que en la presoterapia la presión neumática ocurre sobre todo el miembro de una sola vez. 

De esta forma, para que la presoterapia tenga mejores resultados es necesario realizar alrededor de 10 minutos de drenaje linfático manual cerca del cuello y en los ganglios de las rodillas y las ingles, con la finalidad de que el procedimiento sea realizado de forma más eficiente. En caso de que este cuidado no se tome en cuenta, la eficacia de la presoterapia disminuye. 

Por lo tanto, se puede concluir que realizar solo la presoterapia no es tan eficiente como realizar una sesión de drenaje linfático manual; por ende, al llevarla a cabo se debe hacer junto con el vaciado de los ganglios de forma manual antes de iniciar el procedimiento, pues así aumenta su efectividad. 

Cuándo no debe ser realizada

Aunque sea considerada un procedimiento seguro, la presoterapia no se recomienda en ciertas situaciones, como:

  • Fiebre;
  • Infección o herida en el área que será tratada;
  • Várices de gran calibre;
  • Alteraciones cardíacas, como insuficiencia cardíaca o arritmia;
  • Sensación de hormigueo en las áreas tratadas;
  • Trombosis venosa profunda que se manifiesta con dolor intenso en la pantorrilla;
  • Sobre el vientre durante el embarazo;
  • Cáncer y sus complicaciones, como el linfedema (el drenaje linfático sí es permitido);
  • Personas que usan marcapasos cardíaco;
  • Infección en los ganglios;
  • Erisipela;
  • Fractura que aún no se encuentra consolidada en la zona que será tratada.

En estos casos, la presoterapia podría ser perjudicial para la salud, por lo tanto, está contraindicada. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2020. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em junio de 2020.

Bibliografía

  • SOARES, Lúcia Maria Alves, et al. ESTUDO COMPARATIVO DA EFICÁCIA DA DRENAGEM LINFÁTICA MANUAL E MECÂNICA NO PÓS –OPERATÓRIO DE DERMOLIPECTOMIA. RBPS. Vol.18. 4.ed; 199-204, 2005
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.