Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Pastillas para dormir (naturales y de farmacia)

Existen varias opciones de tratamiento para aquellas personas que tienen dificultad para dormir y conciliar el sueño como por ejemplo el uso de remedios naturales como la valeriana, la pasiflora o la manzanilla. También existen otros medicamentos que pueden ser utilizados sin receta como la melatonina y la doxilamina, a diferencia de otros que son hipnóticos y sedantes, los cuales deben ser prescritos por el médico como último recurso, cuando ningún otro método funciona.  

Para mejorar el sueño se deben tener hábitos saludables como una buena alimentación, realizar actividad física regular y se deben realizar técnicas de relajamiento en vez del uso de medicamentos.  

Pastillas para dormir (naturales y de farmacia)

Remedios naturales para dormir

Los medicamentos naturales deben ser la primera opción cuando se tiene dificultad para dormir, por lo que algunas opciones que pueden ayudar a mejorar el sueño son:

1. Valeriana

La raíz de la valeriana tiene una acción tranquilizante, reduciendo la ansiedad y mejorando la calidad del sueño.

La valeriana es una planta natural muy utilizada, que puede encontrarse en diversos suplementos como por ejemplo Vivinox-N, Plantival, Neo Laikan y Soñax . La dosis recomendada varía entre 45 y 450 mg, generalmente 30 minutos antes de acostarse a dormir. 

2. Manzanilla

La manzanilla es una planta que ayuda a calmar, relajar y disminuir el estrés y la ansiedad, los cuales muchas veces son factores que causan insomnio. Para obtener sus beneficios, se puede preparar un té antes de dormir. Vea cómo preparar un té de manzanilla y qué otros beneficios puede obtener.

3. Lavanda

La lavanda es una planta de flores color violeta, muy fácil de encontrar y que tiene muchos beneficios. Para ayudar a dormir y  mejorar la calidad del sueño, basta tan solo con oler unas gotas de su aceite esencial durante 30 minutos aproximadamente antes de dormir. 

Además de esto, se puede realizar una almohada aromatizada con lavanda o con una mezcla de hierbas y usarlo durante la noche. Es muy fácil de hacer sólo se necesitan:

Pastillas para dormir (naturales y de farmacia)

Material

  • Una almohada con funda;
  • Un saquito o una bolsita pequeña;
  • 1/2 taza de lavanda, marcela o toronjil secas;
  • Una cuerdita.

Cómo se realiza

Coloque su hierba de preferencia dentro del saquito y cierrelo con un pedazo de cuerda. A continuación, colóquele la funda a la almohada e inserte el saquito en el espacio entre la funda y la almohada, apoyada en una de las esquinas de la funda. A la hora de dormir, coloque la cabeza en el centro de la almohada y gire la nariz hacia el lado del saquito, preferiblemente.

4. Pasiflora

La pasiflora es una planta muy utilizada para el insomnio, ansiedad y otros trastornos del sistema nervioso central, debido a su composición rica en flavonoides y alcaloides, que reducen la actividad motora. Además de esto, tiene acción sedativa, ansiolítica y antiespasmódica que ayudan a prolongar el sueño.

La pasiflora puede encontrarse sola o en combinación con otros fitoterápicos en suplementos como por ejemplo Passiflorine, Vivinox-N o Simplex o también se puede tomar en forma de té. En el caso de los suplementos, la dosis recomendada puede variar alrededor de 100 a 200 mg antes de acostarse.

5. Toronjil o melisa

El toronjil llamado también Melisa, es una planta con propiedades calmantes y que mejoran la calidad del sueño. Para obtener estos beneficios basta tan sólo realizarse un té con sus hojas. Vea cómo preparar un té de toronjil y qué otros beneficios tiene para la salud.

Pastillas para dormir (naturales y de farmacia)

Pastillas para dormir sin receta

En caso que ninguno de los métodos naturales sea eficaz para mejorar el sueño, puede optarse por medicamentos de farmacia que no necesitan récipe médico para ser comprados. Sin embargo, no se debe abusar de su uso y lo mejor es hablar con el médico antes de tomarlos.

1. Melatonina

La melatonina es una hormona que es producida por el propio organismo, que tiene como función regular el ritmo circadiano, haciendo con que funcione normalmente. La producción de melatonina es controlada por la exposición a ciclos de luz y oscuridad, siendo estimulada al anochecer e inhibida durante el día. 

Por lo que tomar melatonina exógeno puede ayudar en casos de trastornos del sueño y de las alteraciones en el ciclo del sueño-vigilia, como ocurre en el "jet lag", trabajo en turnos nocturnos y varios trastornos psiquiátricos. En estas situaciones, la melatonina tiene como objetivo volver a sincronizar estos ciclos, ejerciendo simultáneamente un efecto hipnótico y sedativo, promoviendo así la inducción del sueño y que este se mantenga. 

La dosis recomendada de melatonina varía entre 1 a 2 mg, siendo que las dosis más altas pueden exigir que se presente un récipe médico.

2. Antihistamínicos

La doxilamina es un medicamento que tiene una fuerte acción antialérgica y puede ser utilizado en situaciones esporádicas, en la que la persona tiene dificultad para conciliar el sueño o para mantenerlo. La dosis recomendada varía entre 12 a 25 mg y debe tomarse aproximadamente 30 minutos antes de dormir. 

Para evitar efectos secundarios al día siguiente como cansancio, somnolencia o dolor de cabeza, la persona debe dormir como mínimo 8 horas.

Pastillas para dormir (naturales y de farmacia)

Remedios para dormir prescritos por el médico

Estos medicamentos llamados hipnóticos y sedantes, deben ser la última opción para conciliar el sueño y ayudar a dormir, por lo que deben evitarse siempre que sea posible, debido a que generalmente causan dependencia, tolerancia, interacciones medicamentosas, pueden enmascarar otros problemas, o causar efecto rebote.
​​​

1. Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas más indicadas para el tratamiento del insomnio son el Estazolam, Bromazepam (Lexotanil o Lexatin), Flurazepam y Temazepam. La posología depende de la persona, de la gravedad del insomnio y siempre debe ser recomendada por el médico.

2. Sedantes no benzodiazepínicos

Estos medicamentos son más recientes y tienen menos efectos secundarios que las benzodiazepinas y menor riesgo de causar dependencia, sin embargo, deben utilizarse con la misma precaución y bajo supervisión médica. Aquellos que generalmente son más prescritos son el Zaleplon, Zopiclona y Zolpidem (Stilnox), por ejemplo.

3. Análogos de la melatonina

El Ramelteón es un sedante que puede encontrarse bajo el nombre comercial de Rozerem, y es un medicamento para dormir cuya composición es capaz de activar los receptores de la melatonina en el cerebro y provocar un efecto semejante al de esta hormona, ayudando a regular el ciclo del sueño-vigilia, haciendo con que se concilie un sueño relajante y de calidad.    

La dosis recomendada es de 1 pastilla de 8 mg alrededor de 30 minutos antes de ir a dormir.

Cómo utilizar de forma segura estos medicamentos

Durante el tratamiento con estos medicamentos que ayudan a dormir, se debe evitar la ingesta de bebidas alcohólicas u otros medicamentos sedantes cerca del horario de la toma, además de esto, se debe dormir como mínimo 8 horas para evitar despertar con somnolencia el día siguiente y, nunca se debe tomar una dosis extra en medio de la noche.

También debe iniciarse el tratamiento como la dosis lo más baja posible, se debe evitar al máximo el uso frecuente de estos medicamentos y, por último, no se debe conducir ni manejar maquinaria pesada mientras dure el efecto del medicamento. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...