Oído inflamado: 8 causas y qué hacer

Actualizado en junio 2023

La inflamación del oído puede surgir debido a lesiones por el uso de cotonetes, introducción de objetos pequeños en el oído, entrada de agua o infecciones causadas por virus, bacterias u hongos, pudiendo afectar diferentes partes del oído, como la parte externa de la oreja hasta el inicio del tímpano, la parte trasera del tímpano o en la zona más profunda del oído, donde se encuentra el laberinto.

Cuando se identifica la inflamación en el oído y se trata correctamente, no representa ningún riesgo, siendo solo molesto, ya que causa dolor, comezón en el oído, disminución de la audición y, en algunos casos, liberación de una secreción en el oído.

A pesar de que se soluciona de forma fácil, la inflamación en el oído debe ser evaluada y tratada por un otorrinolaringólogo; principalmente, si el dolor dura más de dos días, es muy intenso o si existen otros síntomas asociados como sensación de mareo o vértigos, ya que puede ser señal de inflamación en el oído.

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas

Las principales causas de inflamación en el oído son: 

1. Otitis externa

La otitis externa es la causa más común de dolor e inflamación en el oído, y es más frecuente en bebés y niños que pasan mucho tiempo en la playa o en la piscina, por ejemplo. Esto ocurre gracias a que el calor y la humedad pueden favorecer la proliferación de bacterias, ocasionando la infección e inflamación del oído, manifestando síntomas como: dolor, comezón y, en algunos casos, presencia de secreción amarillenta o blanquecina.

Normalmente, en la otitis se ve afectado sólo un oído; no obstante, en casos raros podrían verse afectados los dos. 

Qué hacer: al notar los síntomas de una otitis externa, es importante acudir al pediatra o al otorrinolaringólogo para que sea realizado el diagnóstico y se inicie el debido tratamiento. El tratamiento normalmente se realiza utilizando medicamentos para disminuir la inflamación, como Dipirona o Ibuprofeno, por ejemplo; pero en caso de que exista la presencia de secreciones, el médico también podría recomendar el uso de antibióticos. Conozca cuáles son los medicamentos más utilizados para tratar el dolor de oído

2. Otitis media

La otitis media corresponde a la inflamación que ocurre, normalmente, después de un episodio de gripe o sinusitis, siendo característico como síntomas la presencia de secreción en el oído, disminución de la audición, enrojecimiento y fiebre.

Por ser el resultado de una gripe o sinusitis, la otitis media puede ser causada por virus, bacterias, hongos o alergias. 

Qué hacer: es importante acudir a consulta médica para que se diagnostique la causa de la otitis y se pueda iniciar el tratamiento correspondiente; el cual, normalmente, se realiza con analgésicos y antiinflamatorios. En el caso de que la otitis media sea causada por algún agente infeccioso, también se podría indicar el uso de algún antibiótico, por lo general Amoxicilina, durante 5 a 10 días. 

3. Lesión durante la limpieza de oído

La limpieza de oído con cotonete (hisopo) puede empujar la cera e incluso romper el tímpano, lo que causa dolor y liberación de una secreción en el oído. 

Qué hacer: para limpiar de forma correcta los oídos y, de esta forma, prevenir infecciones, se puede pasar la esquina de la toalla en la oreja luego de bañarse, o colocar dos gotas de aceite de almendras dentro del oído para ablandar la cera, y después con la ayuda de una jeringa, colocar un poco de suero fisiológico también dentro del oído y girar la cabeza lentamente para que salga el líquido. 

Es importante evitar limpiar los oídos con cotonetes e introducir objetos extraños en esta cavidad, puesto que además de infección, puede ocasionar problemas graves para la salud. Conozca cómo limpiarse los oídos correctamente

4. Presencia de objetos dentro del oído 

La presencia de objetos en el oído, como por ejemplo botones, juguetes pequeños o alimentos, es más común en bebés y ocurre, normalmente, de forma accidental. La presencia de cuerpos extraños en el oído ocasiona inflamación y, por consiguiente, dolor, comezón y secreción en el oído. 

Qué hacer: al saber que el bebé colocó algún objeto en el oído de forma accidental, es importante acudir al pediatra o al otorrinolaringólogo para que sea realizada la remoción del mismo. En casos más graves, podría ser necesaria la remoción quirúrgica. 

No se recomienda intentar sacar el objeto en casa, puesto que podría empujar más el mismo y causar complicaciones. 

5. Eccema

El eccema, es una inflamación de la piel, que afecta la barrera de protección de la piel, pudiendo surgir en la piel de cualquier parte del cuerpo, incluso la de los oídos, y afectar los lóbulos, la concha y la abertura de las orejas, así como el canal auditivo externo o tímpano, causando síntomas como piel seca, comezón, enrojecimiento, descamación de la piel y grietas en la piel.

Además, cuando afecta el canal auditivo o el tímpano, el eccema puede causar dolor de oído, debido a la inflamación e irritación de esas estructuras, y en algunos casos, puede afectar la audición. 

Qué hacer: el tratamiento del eccema se realiza por el otorrinolaringólogo, siendo normalmente recomendado el uso de corticoides en forma de pomadas para las partes externas de las orejas, o soluciones otológicas con corticoides en caso de que el eccema haya afectado el canal auditivo o el tímpano. Vea cómo se realiza el tratamiento del eccema. 

6. Miringitis

La miringitis es una inflamación en la membrana del tímpano que separa el oído externo del oído medio, causando el surgimiento de síntomas, como sensación de peso en el oído o dolor de oído leve, que se inicia de forma súbita, y dura alrededor de 24 a 48 horas, pudiendo también haber, en algunos casos, fiebre y disminución de la audición.

Generalmente, la miringitis es causada por infecciones bacterianas o virales del tracto respiratorio, que pueden afectar el oído medio, y causar inflamación en la membrana timpánica, pero también puede surgir debido a traumas o golpes directos en el oído, lesión accidental al limpiar el oído o cambios en la presión atmosférica durante un viaje de avión, por ejemplo, y afectar a niños y adultos a cualquier edad.

Qué hacer: el tratamiento de la miringitis es realizado por el otorrinolaringólogo, que debe recomendar el uso de antibióticos para combatir la infección y analgésicos para aliviar el dolor. 

7. Barotrauma del oído

El barotrauma del oído, también llamado barotitis media, es causado por un diferencia de presión entre el canal auditivo y el ambiente externo, debido a cambios bruscos de altitud, como durante un viaje de avión o por subir y descender rápidamente montañas de gran altitud, por ejemplo.

Estas diferencias de presión, causan una abertura de la trompa de Eustaquio o tuba auditiva, que conecta la cavidad timpánica a la parte trasera de la cavidad nasal, para equilibrar la presión en el oído medio.

Cuando la trompa de Eustaquio se encuentra parcial o totalmente obstruida, como en los casos de resfriados, alergias, infecciones o cicatrices, el aire no logra circular de forma adecuada en el oído medio, pudiendo causar dolor en el oído, zumbido o sensación de que el oído está tapado, y en los casos más graves, otitis, ruptura de tímpano o secreción en el oído.

Qué hacer: una opción para aliviar el malestar y evitar el dolor de oído causado por la diferencia de presión, es mascar chicle o bostezar en ese momento. En caso de bebés, amamantarlo, darle un biberón con agua o un chupón, son buenas formas para aliviar el dolor. 

En los casos más graves, el tratamiento debe ser orientado por el otorrinolaringólogo, que puede indicar el uso de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, para aliviar el dolor y el malestar en el oído, corticoides para disminuir la inflamación, o antibióticos, en caso de infecciones.

8. Oído de surfista

El oído de surfista, conocido científicamente como exostosis de canal auditivo, es una enfermedad causada por la exposición frecuente a agua fría, que causa una irritación e inflamación del canal auditivo externo, lo cual estimula la formación de un pequeño hueso benigno en el anillo timpánico.

Generalmente, en las fases iniciales, esta condición no causa síntomas, pero a medida que la enfermedad evoluciona, puede causar otitis externa crónica, sensación de oído tapado, disminución de la audición, secreción en el canal auditivo o sensación de agua retenida en el oído.

A pesar de ser llamada "oído de surfista", la exostosis del canal auditivo externo, también puede surgir en personas que se exponen frecuentemente al gua fría, como nadadores, canoístas, buceadores o marineros, por ejemplo. 

Qué hacer: el tratamiento del oído de surfista es realizado por el otorrinolaringólogo y, generalmente incluye la limpieza del oído para remover la cera, antibióticos en caso de infecciones o cirugía para remover el hueso formado en el anillo timpánico.

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al otorrinolaringólogo cuando el dolor en el oído dura más de dos días y existe la presencia de algunos de los siguientes síntomas:

  • Disminución de la capacidad auditiva;
  • Fiebre;
  • Sensación de mareo o vértigo;
  • Liberación de secreción fétida de color blanquecino o amarillento por el oído;
  • Dolor intenso en el oído.

En el caso de los niños, los síntomas se notan gracias a su comportamiento; pudiendo, en caso de dolor de oído, observarse signos como: irritabilidad, agitación, pérdida de apetito; colocación de la mano en la oreja, varias veces por parte del bebé, y balanceo de la cabeza para un lado. Conozca cómo identificar el dolor de oído en los bebés