Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo limpiar los oídos sin hisopo?

La cumulación de cerumen puede obstruir el canal auditivo, dando la sensación de oído tapado y dificultad para oír. Por eso, para evitar esta situación, es importante mantener los oídos siempre limpios.

Sin embargo, no se recomienda limpiar lo oídos con hisopos u otro objeto puntiagudo, como la tapa de un bolígrafo o un clip para papel, por ejemplo, ya que pueden empujar más profundo el cerumen o incluso romper el tímpano.

¿Cómo limpiar los oídos sin hisopo?

Así, las mejores estrategias para mantener el oído siempre limpio son:

1. Usar la esquina de la toalla o un disco de algodón

Después del baño, se puede pasar la esquina de una toalla mojada o un disco de algodón húmedo por toda la oreja, ya que esto removerá la suciedad acumulada en la parte externa del oído de forma segura.

2. Usar un hisopo sólo en la parte de fuera de la oreja

EL hisopo sólo debe usarse en la parte de fuera de la oreja y nunca debe introducirse en el canal auditivo. Existen también hisopos para bebés que impiden que este entre dentro del canal auditivo, sirviendo sólo para limpiar la superficie.

3. Aplicar 2 gotas de aceite Johnson o aceite de almendra en el oído

En caso de que la persona tenga mucho cerumen acumulado, puede aplicar 2 gotas de aceite Johnson o de almendra para ablandarlo y después, con una jeringa, aplicar un poco de suero fisiológico dentro de la oreja y voltear la cabeza de forma lateral (como intentando tocar su hombro con su oreja), para que el líquido salga completamente y no haya infección.

4. Usar un producto llamado Otocerum

El Otocerum es un producto que ablanda el cerumen, facilitando su remoción.

5. Usar tapones para los oídos

Se puede utilizar un tapones para los oídos en caso de que vaya a la playa, visite una cascada o acuda al a piscina, para que no entre el agua, con el objetivo de prevenir infecciones. 

Otra forma de evitar infecciones en el oído es mantener la nariz debidamente limpia y libre de secreciones, ya que la nariz y el oído está conectados de manera interna y, muchas veces se acumula el moco en las vías aéreas que causan infecciones en el oído después de un cuadro de resfriado, por ejemplo. 

Para eliminar la mayor cantidad de secreción nasal, se puede realizar una limpieza usando una jeringa de 10 mL para introducir suero fisiológico. Conozca cómo realizar un lavado nasal paso a paso.

¿Cómo limpiar los oídos sin hisopo?

Signos de infección en el oído

En algunos casos, la cera acumulada en el canal auditivo puede causar infección, en ese caso, los síntomas que pueden surgir incluyen:

  • Sensación de oído tapado;
  • Dolor de oído;
  • Fiebre;
  • Comezón en la oreja;
  • Mal olor en el oído, en caso de que haya pus;
  • Disminución de la audición;
  • Sensación de mareo o vértigo.

Cuando estos síntomas se encuentran presentes, se recomienda acudir al médico para que pueda examinar el oído por dentro con un pequeño aparato llamado otoscopio, el cual sirve para observar hasta el tímpano.

En caso de infección, el médico podrá indicar el uso de antibiótico para desinflamar el canal auditivo y combatir la infección, siendo necesario usar medicamentos por el tiempo indicado por el médico para que la situación sea soluciones realmente, ya que en caso contrario, habrá solo una mejoría de los síntomas y en pocas semanas la infección volverá a manifestarse, pudiendo poner en riesgo la audición.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje