Nódulo tiroideo: qué es, síntomas y tratamiento

El nódulo en la tiroides es un pequeño bulto localizado en el área del cuello que normalmente es benigno y no representa un riesgo o la necesidad de tratamiento, especialmente en los ancianos. Sin embargo, se recomienda que cualquier nódulo sea evaluado por un endocrinólogo o médico general para determinar la causa y el tratamiento a seguir.

Normalmente, el nódulo en la tiroides es causado por el crecimiento excesivo de células normales de la glándula o quistes, pero cuando son grandes o están endurecidos, pueden ser indicativos de cáncer de tiroides.

En caso de tener nódulos en la tiroides, es importante consultar a un endocrinólogo. El tratamiento puede implicar un seguimiento regular a través de exámenes como la ecografía, medicamentos antitiroideos o hormonas tiroideas, y la cirugía para su extracción.

Mujer tocándose la tiroides

Principales síntomas 

Los principales síntomas de nódulos en las tiroides son:

  • Dolor e hinchazón en el cuello;
  • Dificultad para respirar o tragar;
  • Pérdida de peso sin causa aparente;
  • Hinchazón y/o sensación de presión en la garganta;
  • Ronquera o pérdida de la voz.

Además, algunos nódulos en la tiroides producen hormonas como T3 y T4, lo que puede resultar en hipertiroidismo, que ocurre cuando hay un exceso de hormonas tiroideas en la circulación. Por otro lado, otros nódulos causan deficiencia de estas hormonas, lo que se conoce como hipotiroidismo. Vea qué puede significar tener niveles altos o bajos de T3 y/o T4.

Sin embargo, es común que los nódulos en la tiroides no provoquen síntomas y solo se detecten durante exámenes de rutina como el ultrasonido.

Causas del nódulo tiroideo

Los nódulos en la tiroides pueden ser causados por:

  • Multiplicación excesiva de células normales de la glándula;
  • Quiste en la tiroides;
  • Inflamación crónica de la glándula;
  • Cáncer de tiroides.

Además, el riesgo de nódulos en la tiroides es mayor en casos de antecedentes de radiación en el cuello, debido a radioterapias, por ejemplo, obesidad, tabaquismo, síndrome metabólico y consumo excesivo de alcohol.

Es importante distinguir los nódulos en la tiroides de otras causas de bultos en el cuello, como inflamación de los ganglios linfáticos y lipomas, para que se pueda indicar el tratamiento más adecuado. Vea otras causas de nódulos o bolitas en el cuello.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico del nódulo de tiroides lo realiza un endocrinólogo o médico general basándose en el examen físico, en el cual el médico palpa el cuello, y en los resultados de pruebas como la ecografía de tiroides, que permite identificar el nódulo y sus características.

Dependiendo de las características del nódulo de tiroides, pueden recomendarse otras pruebas, como la punción aspirativa con aguja fina (PAAF), en la que se toma una muestra del nódulo y se envía para su análisis y confirmación de benignidad o malignidad. Conoce otras pruebas que evalúan la tiroides. Vea más detalles sobre los exámenes para evaluar la tiroides.

Signos de que el nódulo puede ser maligno

Algunos signos que indican un mayor riesgo de que el nódulo en la tiroides sea canceroso incluyen un tamaño superior a 4 cm, consistencia endurecida y/o poca movilidad del nódulo, ganglios en el cuello y ronquera o cambios en la voz. Conoce más sobre los síntomas del cáncer de tiroides.

Además, el riesgo de que el nódulo en la tiroides sea canceroso también es mayor en personas mayores con antecedentes familiares de cáncer de tiroides o exposición a radiación en la cabeza y el cuello, como la radioterapia, por ejemplo.

Cómo tratar un nódulo en la tiroides

El tratamiento de los nódulos tiroideos benignos a veces se puede realizar solo con seguimiento regular a través de ultrasonidos, que generalmente se recomiendan cada 12 a 24 meses para evaluar si el nódulo está creciendo.

En cualquier momento, si el nódulo desarrolla características sospechosas de malignidad en el ultrasonido, se puede realizar una punción aspirativa con aguja fina (BAAF) para evaluar la posibilidad de células cancerosas en crecimiento.

Lea también: BAAF: qué es, procedimiento y resultados tuasaude.com/es/baaf

La cirugía de tiroides para extirpar los nódulos generalmente se indica en caso de nódulos malignos o mayores de 4 cm y síntomas como dolor en el cuello y/o dificultad para tragar debido al crecimiento del nódulo, por ejemplo. Vea más detalles sobre la cirugía de tiroides.

¿Existe un remedio para disolver el nódulo en la tiroides?

No existe un medicamento para disolver los nódulos de la tiroides. Sin embargo, el tratamiento con yodo radioactivo puede hacer que los nódulos disminuyan en algunos casos en los que los nódulos producen hormonas tiroideas.

¿La presencia de un nódulo tiroideo afecta el embarazo?

Mujeres que posean un nódulo en esta glándula no tienen dificultad para quedar embarazadas. Sin embargo, la presencia de un nódulo en la tiroides durante el embarazo puede provocar cambios en la producción de hormonas y, si esto ocurre, el médico podrá indicar medicamentos que ayuden a regular el funcionamiento de la tiroides, previniendo que el bebé nazca con retraso en el desarrollo físico o mental.