Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la Mastitis, cómo identificarla y combatir los síntomas

La mastitis es una inflamación de la mama que produce síntomas como dolor, hinchazón o enrojecimiento, pudiendo estar o no acompañada de una infección y por consecuencia provocar fiebre y escalofríos.

Generalmente este problema es más común en mujeres que están amamantando, principalmente en los tres primeros meses después del parto, debido a la obstrucción de los canales por donde pasa la leche o a la entrada de bacterias a través de la boca del bebé. Sin embargo, también puede ocurrir en hombres o en cualquier otra fase de la vida de la mujer, debido a la entrada de bacterias en la mama en casos de heridas del pezón, por ejemplo. 

En la mayoría de los casos, la mastitis afecta sólo a una mama, y los síntomas normalmente se desarrollan en menos de dos días. La mastitis tiene cura y debe ser tratada lo más pronto posible de forma que se prevenga una infección y empeoren los síntomas. 

Qué es la Mastitis, cómo identificarla y combatir los síntomas
Qué es la Mastitis, cómo identificarla y combatir los síntomas

Síntomas de la mastitis

La mastitis produce síntomas de congestión mamaria como:

  • Fiebre superior a 38ºC;
  • Escalofríos;
  • Malestar;
  • Mama hinchada, dura, caliente y enrojecida;
  • Intenso dolor en la mama;
  • Dolor de cabeza;
  • Náusea y vómitos pueden estar presentes.

La mastitis no tratada puede evolucionar a un absceso mamario así como la necesidad de drenarlo quirúrgicamente. Si presentara estos síntomas es importante consultar a un médico, ya que puede ser necesario el uso de antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios.

Algunas situaciones que favorecen la mastitis son el cansancio, estrés, trabajar fuera de casa y principalmente la forma en cómo se amamanta al bebé, ya que eso puede causar fisuras en los pezones y la extracción de leche puede verse perjudicada, quedando algún residuo de leche en las mamas. 

Cómo combatir los síntomas

Algunas formas de aliviar los síntomas de la mastitis en casa, son:

  • Descansar lo máximo posible entre periodos de amamantamiento;
  • Amamantar con más frecuencia para que la mama no se quede llena de leche;
  • Variar la posición en que se amamanta;
  • Beber cerca de 2 litros de líquidos al día como agua, tés o agua de coco;
  • Aplicar compresas calientes en la mama o tomar un baño caliente;
  • Hacer un masaje con movimientos circulares y delicados en la zona afectada;
  • Vestir un sostén deportivo.

Si amamantar se vuelve muy doloroso o el bebé se negara a comer de la mama inflamada, se puede extraer la leche manualmente o con la ayuda de una bomba. Vea cómo almacenar la leche materna.

En casos en que se desarrolle una infección, los niveles de sodio y cloruro en la leche aumentarán y los niveles de lactosa disminuirán, lo que hace que la leche tenga un sabor diferente, pudiendo ser rechazado por el niño. Se puede optar por fórmulas infantiles hasta que la mastitis sea tratada. En algunos casos puede ser necesario el uso de antibióticos. Conozca más sobre el tratamiento de la mastitis.

Cómo prevenir la mastitis

En casos de mujeres que están amamantando, la probabilidad de desarrollar una mastitis puede reducirse de la siguiente manera:

  1. Vaciar completamente la mama después de amamantar;
  2. Dejar que el bebé vacíe la primera mama antes de cambiar de seno, alternando las mamas la próxima vez;
  3. Cambiar la posición para amamantar de forma que la leche sea retirada de todos los segmentos de la mama;
  4. Amamantar con más frecuencia, principalmente si la mama estuviera llena de leche;
  5. Colocar al bebé en la posición adecuada, posicionándolo frente a la mama, con la boca a la altura del pezón, evitando que sea la madre quien force la postura, ya que puede provocar lesiones en el pezón.
  6. Evitar usar ropa apretada, optando por aquella que sostenga la mama sin crear presión en exceso.

En otros casos, es importante tratar correctamente las heridas cercanas al pezón para evitar la entrada de bacterias que producen la mastitis. Un buen ejemplo es tratar adecuadamente heridas causadas por la colocación de piercings en el pezón. Conozca una guía sobre cómo amamantar.

Qué es la Mastitis, cómo identificarla y combatir los síntomas

Quién tiene mayor riesgo de padecer mastitis

Son varios los factores de riesgo que pueden dar origen a la mastitis. Quienes tienen una mayor probabilidad de que se produzca son las mujeres que están amamantando, siendo más frecuente en las primeras semanas después del parto, principalmente si la lactancia se hace siempre en la misma posición. 

Además, si la madre estuviera demasiado cansada o estresada, tuviera una mala alimentación, usara ropa demasiado apretadas o si cargara cosas muy pesadas, también podrá tener riesgo de padecer mastitis. 

En hombres o mujeres que no están lactando, la manifestación de cortes o heridas en el pezón pueden ser una causa de mastitis, sin embargo su desarrollo podrá ocurrir debido al envejecimiento natural de la mama, especialmente en la menopausia. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje