Moco verde: 3 causas, por qué salen y cómo tratar

Actualizado en enero 2024

El moco verde se origina por la presencia de una infección viral o bacteriana en el organismo, como la gripe, sinusitis o un resfriado.

La existencia de esta mucosidad verde indica que el cuerpo está librando una intensa batalla contra la infección, y se asocia comúnmente con infecciones bacterianas, especialmente cuando se manifiesta junto con otros síntomas como congestión nasal, dolor de garganta o fiebre.

Es muy importante consultar a un médico general para una evaluación, especialmente si los mocos verdes y otros síntomas persisten durante al menos 10 días, para obtener un diagnóstico adecuado y determinar el tratamiento necesario. En algunos casos, podría requerir antibióticos u otros tratamientos específicos.

Lea también: Infección respiratoria: síntomas, causas y tratamiento tuasaude.com/es/infecciones-respiratorias
Imagem ilustrativa número 1

¿Qué significa el moco verde?

El moco verde indica que el cuerpo está luchando contra una infección. Las células principales del sistema inmunológico encargadas de esta batalla son los glóbulos blancos, que después de realizar su función mueren y son eliminados del organismo junto con el virus y otros desechos, otorgándole al moco su color verde.

Normalmente, durante la noche, el moco verde puede ser más espeso y tener una coloración más intensa, siendo esto algo normal debido a su acumulación mientras se duerme.

3 causas de mocos verdes

Las principales causas de moco verde son:

1. Gripe

La gripe es una infección viral aguda que afecta al sistema respiratorio, ocasionando síntomas como tos seca, fiebre, malestar, secreción nasal, dolor muscular y dolor de garganta. Cuando estos síntomas se mantienen por 2 semanas, puede surgir complicaciones como una sinusitis, bronquitis o neumonía. Vea cuáles son los síntomas de la gripe.

Cómo tratar: el tratamiento para la gripe debe ser orientado por el médico general, el cual puede indicar el uso de medicamentos antigripales, antipiréticos, antiinflamatorios y analgésicos, como paracetamol, ibuprofeno o dipirona.

Lea también: 15 antigripales efectivos (y para qué sirven) tuasaude.com/es/antigripales

Además, también pueden estar indicados medicamentos antivirales, como el oseltamivir, por ejemplo, principalmente en personas que tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones.

2. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales, que puede ser causado por virus, bacterias u hongos, provocando síntomas como dolor de cabeza, dolor en el rostro, secreción nasal amarilla o verde, tos y fiebre. Vea otros síntomas de sinusitis y cómo es el tratamiento.

Cómo tratar: el tratamiento para la sinusitis debe ser indicado por el médico, el cual suele recomendar el uso de sprays nasales para aliviar la congestión nasal; antigripales, que ayudan a aliviar la presión en el rostro y el dolor de cabeza y los antibióticos orales, en caso de sinusitis bacteriana,

3. Resfriado común

El resfriado común es una infección causada por un virus que provoca el surgimiento de algunos síntomas, como secreción nasal, estornudos frecuentes, congestión nasal, ojos llorosos, dolor de cuerpo, sensación de malestar general y febrícula, en algunos casos.

Los síntomas del resfriado suelen desaparecer al cabo de 4 días, sin necesidad de realizar un tratamiento específico; sin embargo, en algunos casos, el resfriado puede complicarse y tornarse una infección.

Cómo tratar: en caso de resfriado, es importante mantenerse de reposo, beber abundantes líquidos y realizar una dieta ligera y de fácil digestión, ya que esto acelerará la recuperación favoreciendo el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Vea qué tomar para el resfriado. Vea cómo tratar el resfriado común.

Moco verde y antibiótico: ¿es necesario?

No siempre es necesario tomar antibiótico cuando se tiene moco verde y espeso, pues si la infección es de origen viral, el antibiótico no surtirá efecto. Este tipo de medicamentos solo deberán ser recetados por el médico cuando la infección es de origen bacteriana, siendo importante evitar la automedicación.

Lea también: Automedicación: qué es y consecuencias tuasaude.com/es/automedicacion

¿Cuándo acudir al médico?

Se debe acudir al médico general cuando los mocos verdes se mantienen durante al menos 10 días, si empeoran al cabo de 1 semana, si la secreción se hace más espesa y parece pus o si se acompañan de otros síntomas, como fiebre elevada, por ejemplo.

En estos casos, es importante acudir al médico para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado, dependiendo de cuál sea la causa.