Automedicación: qué es y consecuencias

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
marzo 2022

La automedicación, es decir, el uso de medicamentos sin orientación del médico puede traer varias consecuencias para la salud, como enmascarar los síntomas de enfermedades ya existentes o promover el agravamiento de su causa. Además, utilizar medicamentos sin indicación médica puede incluso provocar hemorragias, favorecer alteraciones en el hígado o en los riñones y causar dependencia.

Estas consecuencias pueden presentarse cuando la persona toma el medicamento sin orientación clínica o cuando se toman los medicamentos prescritos por el médico pero sin seguir las indicaciones correctamente, tomando una dosis superior o suspendiendo el tratamiento antes de lo previsto.

Para garantizar que el uso de cualquier medicamento es seguro para la salud, es indispensable seguir las indicaciones del médico, ya que es el especialista y capaz de indicar el medicamento adecuado para el tratamiento de la causa, así como la dosis y el tiempo de uso.

Algunas razones para no tomar medicamentos sin orientación médica son:

1. Desarrollo de superbacterias

El uso de antibióticos por cuenta propia aumenta el riesgo de que la persona tome un medicamento sin necesidad, ingiera la dosis incorrecta o por menos tiempo de lo que debería, favoreciendo el desarrollo de mecanismos de resistencia de los microorganismos, lo que torna al tratamiento más complicado. Esto puede suceder cuando la persona toma antibióticos en forma de cápsulas, comprimidos, inyecciones e incluso pomadas antibióticas.

2. Enmascarar los síntomas

Al ingerir analgésicos, antiinflamatorios o antipiréticos por cuenta propia, la persona puede disfrazar los síntomas que presenta, por lo que el médico puede tener más dificultad para diagnosticar la enfermedad. Además de esto, los antiinflamatorios como el ibuprofeno pueden causar gastritis, úlcera o causar hemorragias digestivas, que pueden no estar directamente relacionados con la enfermedad, siendo solamente un efecto secundario del medicamento.

3. Causar daño en los riñones y/o en el hígado

El uso de medicamentos sin receta médica puede causar intoxicación del hígado, debido a que los medicamentos son metabolizados por este órgano, pudiéndose acumular, perjudicando el funcionamiento de este órgano.

Los medicamentos también pueden perjudicar el funcionamiento de los riñones, que tienen como función filtrar la sangre y excretar los productos de la metabolización de los medicamentos a través de la orina. A pesar de que el funcionamiento renal se ve más perjudicado en personas que ya sufren problemas renales, también es posible que ocurra en personas aparentemente saludables.

4. Aumentar el riesgo de hemorragias

Algunos medicamentos de venta libre como los antiinflamatorios no esteroideos pueden causar una hemorragia digestiva, especialmente en personas que tienen un estómago más sensible, por esto es mejor evitar su ingestión si no es realmente necesario.

5. Provocar efectos secundarios

Todos los medicamentos poseen efectos secundarios, pro esto, sólo deben ser utilizados en caso sean realmente necesarios o cuando son recomendados por el médico. Además de esto, ciertos medicamentos no deben tomarse al mismo tiempo o cuando son contraindicados, porque pueden provocar o exacerbar las reacciones adversas.

Por ejemplo, personas con asma no pueden tomar ibuprofeno, que puede comprarse sin receta médica, porque pueden sufrir una crisis de asma. En el caso de los medicamentos para la presión sólo deben ser utilizados bajo indicación del cardiólogo, porque cuando se usan de forma inadecuada pueden causar desequilibrio electrolítico, dolor de cabeza, mareos y caída de la presión arterial.

Además de esto, pueden surgir reacciones alérgicas a los medicamentos, que puede causar el surgimiento de síntomas como dificultad para respirar, puntitos rojos o hinchazón de la piel, por ejemplo.

6. Causar dependencia

Algunos medicamentos como analgésicos, ansiolíticos o antidepresivos, pueden causar dependencia y la necesidad de ingerir dosis cada vez mayores para alcanzar el mismo objetivo. Por este motivo, sólo debe sen utilizados bajo indicación médica, debiendo ser respetada la dosis indicada por el médico y la duración del tratamiento.

7. Perjudicar el embarazo o la lactancia

La mayoría de los medicamentos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia porque pueden perjudicar el bebé, causando malformación fetal o problemas en los riñones. Debido a que pasa por la leche, el medicamento puede ser ingerido por el bebé a través de esta, aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades. Por esto, especialmente durante estas gases, el uso de medicamentos sólo debe ser realizado bajo la orientación del obstetra.

Vea una lista de medicamentos prohibidos en el embarazo

Cómo tomar medicamentos de forma segura

Para tomar los medicamentos de forma segura es importante consultar al médico previamente, para que de esta forma se indique el medicamento adecuado, dosis y tiempo de uso. Asimismo, es fundamental no seguir las indicaciones de amigos y familiares que tomaron otros medicamentos para síntomas semejantes a los que la persona presenta, ya que la causa de la enfermedad puede no ser la misma, así como la dosis recomendada y el tiempo de uso.

En caso de que surjan dudas en cuanto a la forma de uso del medicamento y los posibles efectos adversos, está indicado consultar al médico y/o leer el prospecto del medicamento. Además, es importante evitar tomar otros fármacos, medicamentos naturales o tés al mismo tiempo del tratamiento, sin consultar antes al médico, ya que en algunos casos puede haber interacciones entre ellos.

Incluso, a pesar de que los medicamentos de venta libre que no tengan indicaciones en el empaque, se debe pedir orientación al farmacéutico para hacer la mejor elección, y también se debe mantener al médico informado sobre el hábito de tomar determinado medicamento y su frecuencia.

A pesar de que cualquier persona puede tener efectos secundarios con el uso de medicamentos sin orientación médica, los riesgos de desarrollar problemas graves de salud aumentan en:

  • Bebés y niños: porque en la mayoría de los casos los medicamentos varían con la edad y peso, pudiendo perjudicar el crecimiento y desarrollo infantil cuando se da una dosis incorrecta o en una cantidad exagerada;
  • Personas de la tercera edad: porque toman medicamentos para controlar diferentes enfermedades y el riesgo de interacción es mayor debido a que algunos órganos pueden no funcionar correctamente;
  • Personas con enfermedades crónicas, como diabetes: porque puede disminuir el efecto del medicamento para controlar la enfermedad.

Por eso, el uso de medicamentos solo debe realizarse bajo la indicación médica, aunque se trate de un remedio natural.

Cuáles son los medicamentos de venta libre

A pesar de que algunos medicamentos pueden adquirirse fácilmente sin receta médica, como el paracetamol, ibuprofeno o algunos jarabes para la tos, por ejemplo, estos no deben consumirse de forma libre ni en exceso o durante muchos días cuando la persona tiene tos molesta, dolor de cabeza constante o dolor en la espalda prolongado.

El dolor es una alerta que indica que algo no está bien, siendo necesario evaluar su causa. Al enmascarar este síntomas, la persona puede tener un agravamiento de la enfermedad, por lo que se debe tener mucho cuidado al leer el empaque y el prospecto de cada medicamento antes de usarlo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em marzo de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em marzo de 2022.

Bibliografía

  • MONTASTRUC, Jean et al. Pharmacovigilance, risks and adverse effects of self-medication. Therapie. 71. 2; 257-62, 2016
  • ORUETA,R et al. Actualización en Medicina de Familia. Automedicación. Formación continuada: Actualización en Medicina de Familia. 34. 3; 133-137 , 2008
Abrir la bibliografía completa
  • DOURADO, Paulo et al. Prevalence of self-medication in Brazil and associated factors. Rev Saude Publica . 50. 2; 2016
  • NAVARRETE, Pedro et al. Automedicación en época de pandemia: Covid-19. Rev. cuerpo méd. 13. 4; 350-355, 2020
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.