Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Miomas: qué son, causas y tratamiento

Los miomas uterinos son tumores benignos que se producen en el tejido muscular que forma el útero, también reciben el nombre de fibromas o leiomiomas uterinos. Su localización en el útero puede variar, así como su tamaño, el cual puede ser microscópico hasta poseer varios centímetros.

Estos tumores son relativamente comunes y por lo general no producen síntomas, sin embargo, en algunos casos pueden causar cólicos, sangrados o dificultad para quedar embarazada. En esos casos puede iniciarse el tratamiento de acuerdo a las orientaciones del ginecólogo y a las características del mioma, pudiendo recomendarse el uso de medicamentos para aliviar los síntomas o cirugía para retirar el mioma o incluso el útero, en los casos más graves.

Miomas: qué son, causas y tratamiento

Qué puede causar un mioma

La causa del surgimiento de los miomas aún no está totalmente clara sin embargo, se presentan cuando las células del tejido muscular que forman el útero se multiplican de forma desordenada, llevando al surgimiento del tumor. Es posible que esta proliferación desordenada también esté relacionada con alteraciones hormonales de la mujer, debido a que los síntomas suelen aparecer en mujeres adultas y disminuir después de la menopausia.

Además de esto, puede suceder que los síntomas de este padecimiento reaparezcan en mujeres que están en terapia de remplazo hormonal.

Las mujeres que tienen más posibilidades de tener un mioma son aquellas que no tienen hijos, que llevan una alimentación rica en carnes rojas y pobre en vegetales, mujeres obesas y las que tienen antecedentes de esta afección en la familia.

Principales tipos de miomas

Los miomas pueden clasificarse en diferentes tipos de acuerdo al lugar en que se desarrollan en el útero, siendo los principales:

  • Subseroso, cuando surgen en la parte más externa del útero;
  • Intramural, cuando aparecen dentro de las paredes del útero;
  • Submucoso, cuando se encuentran en la parte interna, dentro de la cavidad del útero.

Saber el tipo de mioma es importante para que se evalúe su gravedad y la necesidad de iniciar el tratamiento cuanto antes.

Principales síntomas

En la mayoría de los casos, los miomas uterinos no producen signos o síntomas, sin embargo, cuando estos son de gran tamaño o se confirman varios, es posible que la mujer presente algunos síntomas como cólicos intensos, dolor durante la relación sexual, síntomas de estreñimiento y período menstrual más prolongado. Conozca otros síntomas que producen los miomas.

La presencia de miomas es confirmado por el ginecólogo por medio de la realización de estudios de imagen como ultrasonido, histeroscopia o histerosalpingografía, los cuales evalúan la cavidad uterina. Además, mujeres con miomas que deseen embarazarse, aunque no tengan síntomas deben de tener un acompañamiento por el ginecólogo, ya que la presencia de estos tumores puede traer algunas complicaciones en el embarazo como abortos.

Miomas: qué son, causas y tratamiento

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento está indicado cuando la mujer presenta síntomas intensos, como mucho dolor o menstruación abundante, o cuando está intentando quedar embarazada sin tener éxito. El tipo de tratamiento depende de los síntomas, del tamaño y tipo de miomas que presente cada mujer, y debe ser orientado por el ginecólogo, pudiendo recomendarse:

  • Antiinflamatorios, como Ibuprofeno o Naproxeno. Mejoran los cólicos menstruales intensos y reducen el exceso de sangrado provocado por los miomas;
  • Medicamentos hormonales, ayudan a aliviar la intensidad de la menstruación y reducir el tamaño del mioma;
  • Suplementos de hierro. Previenen y tratan casos de anemia producidos por el exceso de sangrados durante la menstruación;
  • Cirugía, conocida como miomectomía, sirve para retirar el mioma sin que sea necesario remover el útero. Se utiliza principalmente cuando el mioma presiona otros órganos o provoca síntomas muy intensos.

Además, cuando el mioma es muy grande, puede ser necesario reducir su tamaño antes de la cirugía, para lo cual se utiliza una técnica conocida como embolización. En ella, el médico, a través de un procedimiento quirúrgico, aplica varias inyecciones con un agente embolizante diluido en contraste yodado a través de la arteria femoral hasta observarse una reducción del flujo sanguíneo de la arteria que nutre el mioma, produciendo muerte del mismo.

Cuando la mujer tiene un mioma y no tiene planes de embarazarse, el médico puede recomendar la extirpación del útero para eliminar el mioma y evitar que el tumor se forme de nuevo.

¿Los miomas dificultan el embarazo?

Un número pequeño de mujeres que tienen miomas pueden presentar dificultades para quedar embarazada, ya que estos pueden causar algunas deformidades en la parte interna del útero, además de las alteraciones en la circulación y aumento en el surgimiento de inflamaciones.

En estos casos, es posible realizar tratamientos con medicamentos a base de hormonas, como estrógenos y andrógenos, o cirugías, que son la miomectomía y la embolización del mioma para aumentar las posibilidades de quedar embarazada. Conozca más sobre el tratamiento de miomas en el embarazo.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje