Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Miomectomía: Tipos, recuperación y posibles riesgos

La cirugía para remover los miomas está indicada cuando la mujer presenta síntomas como fuerte dolor abdominal y menstruación abundante, que no mejoran con el uso de medicamentos, pero además de esto, se debe evaluar el la intención de la mujer de embarazarse, ya que la cirugía puede dificultar un embarazo futuro. La cirugía no es necesario cuando los síntomas pueden ser controlados con medicamentos o cuando la mujer entra a la menopausia. 

Los miomas son tumores benignos que surgen en el útero de mujeres en edad fértil, causando signos y síntomas como hemorragia menstrual y cólicos intensos de difícil control. Los medicamentos pueden disminuir su tamaño y controlar los síntomas, pero cuando esto no sucede, el ginecólogo puede sugerir la remoción del mioma a través de la cirugía. 

Miomectomía: Tipos, recuperación y posibles riesgos

Tipos de cirugía para retirar los miomas

La miomectomía es la cirugía realizada para retirar el mioma del útero. Existen 3 formas diferentes de realizar esta intervención:

  • Miomectomía Laparoscópica: se hacen pequeños cortes en la región abdominal, por donde se coloca una microcámara y los instrumentos necesarios para la remoción del mioma. Este procedimiento sólo se utiliza en caso de que el mioma se localice en la pared externa del útero;
  • Miomectomía Abdominal: es una especie de "cesárea", donde es necesario realizar un corte en la región de la pelvis, con dirección hacia el útero, permitiendo retirar el mioma;
  • Miomectomía Histeroscópica: el médico introduce el histeroscopio por la vagina y retira el mioma sin la necesidad de cortes. Esta técnica sólo se recomienda en caso de que el mioma se localice dentro del útero con una pequeña parte hacia dentro de la cavidad endometrial.

Normalmente la cirugía para retirar el mioma logra controlar los síntomas de dolor y sangrado excesivo en un 80% de los casos, sin embargo en algunas mujeres la cirugía puede no ser definitiva, y un puede surgir un nuevo mioma en otra zona del útero, alrededor de 10 años después. Por ello, muchas veces el médico opta por retirar el útero, en lugar de quitar sólo el mioma. Conozca más sobre la histerectomía.

El médico puede optar por realizar una ablación del endometrio o hacer una embolización de las arterias que están nutriendo a los miomas, siempre que no midan más de 8 cm o si el mioma estuviera en la pared posterior del útero, ya que esta región tiene muchos vasos sanguíneos y no puede ser cortada a través de cirugía. 

Cómo es la recuperación de la cirugía

Normalmente la recuperación es rápida, pero la mujer necesita permanecer en reposo, por lo menos 1 semana para que el tejido cicatrice correctamente, evitando todo tipo de esfuerzo físico durante ese período. El contacto sexual sólo puede realizarse 40 días después de la intervención quirúrgica para evitar dolor e infección. Se debe regresar al médico si presenta síntomas como mal olor en la vagina, flujo vaginal y, sangrado muy intenso, de color rojo vivo.  

Posibles riesgos de la cirugía para la remoción de miomas

Cuando la cirugía para retirar los miomas la realiza un ginecólogo experimentado, la mujer puede estar más tranquila debido a que las técnicas son seguras para su salud y los riesgos están controlados. Pero a pesar de esto, durante la miomectomía puede haber hemorragia y ser necesario la retirada del útero, además, algunos autores afirman que la cicatriz que queda en el útero puede favorecer la rotura uterina durante el embarazo o en el momento del parto, sin embargo esto sucede en raras ocasiones. 

Cuando la mujer está muy por arriba de su peso ideal, antes de realizar la cirugía abdominal es necesario adelgazar para disminuir los riesgos en la sala de operación. Pero en caso de obesidad, puede indicarse la histerectomía a través de la vagina.

Además, hay estudios que comprueban que algunas mujeres, a pesar de tener su útero preservado, tienen menores posibilidades de embarazarse después de la cirugía, debido a las adherencias cicatriciales que se forman debido a la cirugía. Se cree que en la mitad de los casos, la cirugía pueda dificultar el embarazo en los primeros 5 años después de la intervención quirúrgica. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje