Membrillo: qué es, beneficios y cómo consumirlo

Evidencia científica

El membrillo es un fruto de la familia de las rosáceas que se utiliza para prevenir y tratar diversas enfermedades, como diabetes, gastritis, úlceras, infecciones respiratorias, alergias, además del cáncer, debido a que es rico en compuestos antioxidantes que evitan el daño de las células generadas por los radicales libres.

Además de eso, el membrillo tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias, cardioprotectoras y diuréticas, ayudando a combatir infecciones, disminuir inflamaciones y proteger el organismo de desarrollar problemas cardiovasculares, por ejemplo.

Este fruto, cuyo nombre científico es Cydonia oblong, puede ser consumido en su forma natural, en la forma cocida, o usarse para preparar el famoso dulce de membrillo y utilizar en diversas preparaciones, como galletas, tartas o pasteles. 

Imagem ilustrativa número 1

Beneficios del membrillo

El membrillo aporta los siguientes beneficios para la salud:

1. Tratar enfermedades intestinales

La fruta y el jugo de membrillo son ricos en compuestos, como el ácido clorogénico y flavonoides, como la quercetina, rutina y el keampferol, aportando propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ayudando a tratar enfermedades inflamatorias intestinales, como síndrome de intestino irritable y enfermedad de Crohn.

Además de eso, esta fruta es contiene buenas cantidades de pectinas, aportando un efecto protector contra el daño del intestino y colon en casos de colitis ulcerosa.

2. Aliviar los síntomas del reflujo

Por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el membrillo, especialmente su pulpa en la forma de jugo, es muy utilizado para aliviar los síntomas de reflujo gastroesofágico, que se produce cuando el ácido del estómago sube al esófago después de las comidas, generando acidez, ardor o dificultad para tragar.

3. Prevenir la gastritis

El membrillo tiene actividad antibacteriana contra la bacteria helicobacter pylori, que es una bacteria patógena que puede sobrevivir en el entorno ácido del estómago y provoca la destrucción de la mucosa y las glándulas gástricas, generando gastritis y síntomas, como dolor, ardor abdominal e indigestión, además de aumentar el riesgo de desarrollar úlceras y cáncer gástrico.

De esta manera, el membrillo puede ser utilizado para prevenir y tratar la gastritis provocada por la infección de esta bacteria. Conozca más sobre la infección de helicobacter pylori y cómo se realiza el tratamiento.

4. Inhibir el desarrollo de infecciones

Las partes del membrillo, como su cáscara, pulpa y especialmente sus semillas, contienen ácido clorogénico y compuestos fenólicos, con propiedades antioxidantes y antimicrobianos, ayudando a inhibir el crecimiento de ciertos microorganismos causantes de diferentes infecciones, como la Escherichia coli, Klebsiella pneumoniaS. aureus y Enterobacters aerogenes,S. aureus, S. sepidermidis y K. pneumonia, además de ciertos los hongos, como  spergillus niger.

5. Prevenir enfermedades cardiovasculares

El membrillo y las hojas de la planta contienen muy buenas cantidades de compuestos fenólicos, en particular el ácido 5-O-cafeóilo quínico, aportando propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, previniendo el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, como infarto y derrame cerebral.

6. Reducir la presión y mejorar la coagulación

El extracto acuoso de las hojas de membrillo y el fruto tienen sustancias que ayudan a reducir los niveles de la presión arterial, además de mejorar la circulación y disminuir la formación de coágulos de sangre, previniendo el desarrollo de la trombosis y embolia pulmonar.

7. Ayudar a reducir el peso

El membrillo es rico en fibras y agua, ayudando a aumentar el tiempo de digestión de los alimentos, promoviendo la disminución del apetito a lo largo del día, favoreciendo la pérdida de peso. Además de eso, el membrillo en su forma natural contiene tan solo 57 kcal, siendo un alimento ideal para incluir en las dietas para perder peso. 

Sin embargo, el membrillo preparado como mermelada o dulce de membrillo, tiene una concentración alta de azúcares, no siendo recomendado para las personas que desean adelgazar.

Si quiere conocer su IMC y su peso ideal, coloque los datos en la calculadora a continuación:

Erro
años
Erro
cm
Erro
kg
Erro

8. Disminuir el colesterol

El extracto concentrado de membrillo tiene compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes que promueven la eliminación de colesterol LDL o llamado ¨malo¨ y triglicéridos en sangre, evitando la acumulación de grasa en las arterias, previniendo el desarrollo de aterosclerosis.

9. Actuar como potente antioxidante

La parte de la pulpa, cáscara y semillas del membrillo tienen potente capacidad antioxidante, debido a sus compuestos fenólicos que combaten los radicales libres, evitando el daño de las células, previniendo así el envejecimiento prematuro y el desarrollo de enfermedades asociadas con el estrés oxidativo, como cáncer, enfermedad de Parkinson, Alzheimer, artritis, diabetes y aterosclerosis, por ejemplo.

10. Aliviar los síntomas de las alergias

Un estudio realizado [1], pudo comprobar el efecto sinérgico del extracto del membrillo junto al limón para ayudar a aliviar los síntomas de las alergias, al disminuir la respuesta de ciertas células inmunológicas, como los basófilos, interleucinas y mastocitos, además de reducir la liberación de histamina, que generalmente aumentan en las alergias, como dermatitis o rinitis, provocando síntomas, como picor, estornudos, enrojecimiento o lagrimeo constante.

11. Promover la cicatrización 

El extracto de las semillas de membrillo contiene mucílago, siendo un compuesto que sirve para ayudar a promover la cicatrización de heridas, al estimular el crecimiento fibroblastos, células que contribuyen en la formación de tejido conectivo nuevo de la piel, ayudando a que las heridas se cierren de manera más rápida.

De esta forma, el extracto de semillas de membrillo, preparado como ungüento o en la forma de crema, puede ser utilizado como remedio natural para curar heridas. Conozca otros alimentos que ayudan a cicatrizar las heridas.

Composición nutricional del membrillo

La siguiente tabla muestra la información nutricional de 100 g de membrillo natural:

Componentes

Cantidad cada 100 gr de membrillo natural crudo

Agua 83 %

Energía

57 kcal

Proteínas

0,4 g

Grasas

0,1 g

Carbohidratos

15,3 g

Fibras

1,9 g

Potasio

197 mg

Hierro

0,7 mg

Selenio

0,6 ug

Vitamina C

15 mg

Tiamina (B1)

0,02 mg

Riboflavina (B2) 0,03 mg
Niacina (B3) 0,2 mg
Vitamina B6 0,04 mg

Es importante mencionar, que para obtener los beneficios del membrillo, debe ser consumido junto a una dieta equilibrada y saludable, además de hacer actividad física regularmente. 

Cómo consumir 

El membrillo generalmente debe comerse cocido, ya que crudo tiene una consistencia muy dura y sabor agrio. 

Una vez cocinado el membrillo, puede comerse solo o con el yogur, cereales o granola. Asimismo, es muy común que sea consumido en dulce de membrillo y ser utilizado como relleno en varios platos dulces, como pastelitos, galletitas o tartas. Sin embargo, en este caso el membrillo en la forma de dulce debe ser consumido con moderación por el elevado tenor de azúcar.

Generalmente, para cocinar el membrillo se puede cortar en rodajas en una olla con agua y pequeña cantidad de azúcar y dejar cocinar a fuego lento hasta que la pulpa esté blanda. Además de eso, puede adicionarse algunas especias, como canela o anís estrellado, para resaltar el sabor. Además de eso, también puede ser cocinado en el horno envuelto en papel aluminio o simplemente cortado al medio con un poco de azúcar.

Cómo se hace el dulce de membrillo

El dulce de membrillo es utilizado principalmente para adicionar en tartas, pastelitos o galletas. Por su alto contenido de azúcar no es recomendado en personas diabéticas o que desean bajar de peso. A continuación se indica cómo se puede preparar el dulce de membrillo casero:

Ingredientes:

  • Membrillo 500 g (3 membrillos aproximadamente);
  • Azúcar 500 g (2 tazas y 1/2 aproximadamente);
  • 15 g de pectina de manzana;
  • Zumo de un limón;

Modo de preparación:     

Limpiar con un paño la piel de los membrillos para quitarles los pelillos de la superficie. Luego y según gusto y la variedad de la fruta, se puede pelar o dejar la piel. Cortar en cuartos los membrillos y quitar con un cuchillo el corazón. Seguidamente, picar en trozos pequeños para que cuezan más rápido. Poner en una olla de fondo grueso las 2 tazas de azúcar. La 1/2 taza restante de azúcar se debe mezclar con la pectina. Reservamos. Poner a cocer durante quince minutos a fuego medio los membrillos con el azúcar manteniendo el hervor. Cuando pase el tiempo, añadir el azúcar con la pectina, cocer hasta que vuelva hervir, añadir el zumo de limón y mantener la cocción durante tres minutos más. Triturar bien con una batidora de mano y volcar en un recipiente hermético. Dejamos gelificar y pasar al refrigerador.

Recetas con membrillo 

Imagem ilustrativa número 2

Algunas recetas saludables para preparar con membrillo son:

1. Pepitas integrales de membrillo

Ingredientes:

  • 1 huevo;
  • 1 taza de harina integral (150 gr);

  • 100 gr de azúcar mascabado o 1/2 cda edulcorante líquido apto para cocinar;

  • 1 cda miel;

  • 1 cda esencia de vainilla o ralladura de limón;

  • 1 cdita polvo de hornear;

  •  Dulce de membrillo, cantidad necesaria.

Modo de preparación:

Mezclar todos los ingredientes en un recipiente, excepto el dulce de membrillo. Integrar todos los ingredientes hasta tener una masa lisa. Hacer un rollo y dividirlo en 6 partes iguales. Con la ayuda de las manos, hacer pelotitas y darle forma redondeada de galletitas dejando un pequeño hueco en el centro para poder poner después el membrillo. Colocarlas bien separadas, en una asadera apta para horno con rocío vegetal y cocinarlas durante 5 minutos en el horno fuerte a unos 200 °C. Con cuidado de no quemarse, rellenar los huecos con el dulce de membrillo y terminar la cocción de las pepas por 5 minutos más. Luego, retirar las pepas del horno, dejarlas enfriar y servir.

2. Tarta de calabaza y membrillo 

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada;
  • 700 g de calabaza;
  • 150 g de queso en hebras;
  • 75 g de membrillo cocido;
  •  3 huevos;
  • 150 ml de nata para montar;
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 220º. Trocear la carne de la calabaza en dados y ponerla en una fuente de horno junto con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta y hornear durante unos 30 minutos. Forrar un molde de tarta de 24 cm con la masa quebrada, pinchar todo el fondo con un tenedor y ponerla en el frigorífico durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo, cubrir el fondo de la masa con un papel de horno y poner unos pesos por encima (pueden ser garbanzos o alubias) y hornear a 180º durante 30 minutos, sacar la masa del horno, quitar los pesos y el papel y meter de nuevo en el horno durante otros 10 minutos. Retirar del horno y rellenar con la calabaza, el membrillo cortado en dados y el queso desmenuzado. Por otro lado, batir los huevos y la nata y sazonar con sal y pimienta. Verter esta mezcla en el molde y hornear durante unos 40 minutos, hasta notar que el centro está algo firme. Esperar unos minutos antes de desmoldar y servir.