Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Medicamentos para Reumatismo y tratamientos naturales

Los remedios utilizados para tratar el reumatismo son antiinflamatorios que tiene como objetivo reducir el dolor, la dificultad en los movimientos (rigidez) y las molestias causadas por la inflamación en regiones como huesos, articulaciones y músculos, además de regular el sistema inmune.

Reumatismo es una expresión antigua de la medicina, es un término que no se emplea de manera frecuente hoy en día en la literatura médica o técnica, aunque todavía es utilizada de forma coloquial para expresar un conjunto de enfermedades inflamatorias o autoinmunes, llamadas reumatológicas, que generalmente afectan a las articulaciones, huesos y músculos, que pueden comprometer la función de órganos, como pulmones, corazón, piel y sangre. 

Las enfermedades reumatológicas son diversas e incluyen principalmente la osteoartrosis, artritis reumatoide, lupus, espondilitis anquilosante, dermatomiositis o vasculitis.

Algunos ejemplos de medicamentos para reumatismo, que deben ser prescritos por el médico reumatólogo, son:

MedicamentosEjemplosEfectos
AntiinflamatoriosIbuprofeno, Aspirina, Naproxeno, Etoricoxib o Diclofenaco.

Reducen el proceso inflamatorio que causa dolor e hinchazón. Es recomendado solamente en períodos de crisis, pues el uso continuo puede causar efectos secundarios.

AnalgésicosDipirona o Paracetamol.

Controlan el dolor y contribuyen para que paciente continúe realizando sus actividades diarias con menos malestar. 

CorticosteroidesPrednisolona, Prednisona o Betametasona.

Reducen de forma más potente el proceso inflamatorio y modulan el sistema inmune. Debe evitarse su uso continuo. En algunos casos, solo bajo prescripción médica, pueden ser mantenidos en dosis bajas por períodos prolongados.

Medicamentos modificadores de la enfermedad - AntirreumáticosMetotrexato, Sulfasalazina, Leflunomida o Hidroxicloroquina.

Usados solos o en conjunto con otras clases, ayudan a controlar los síntomas, prevenir las lesiones y mejorar la función de las articulaciones.

Inmunosupresores

Ciclosporina, Ciclofosfamida o Azatioprina.

Disminuyen la reacción inflamatoria, bloqueando la respuesta de las células a la actividad del sistema inmune.

Inmunobiológicos

Etanercept, Infliximab, Golimumab, Abatacept, Rituximab o Tocilizumab.

Terapia más reciente, que utiliza mecanismos de activación del propio sistema inmunológico, combatiendo procesos inflamatorios causados por enfermedades autoinmunes.

Estos medicamentos utilizados para tratamientos reumatológicos pueden ser indicados por el médico de acuerdo con el tipo de enfermedad, gravedad e intensidad de los síntomas, siendo efectivos para mejorar la rigidez, la deformidad en las manos, el dolor en la rodilla o columna, evitando que empeore y mejorando la calidad de vida de la persona. 

Cómo tratar la fiebre reumática

La fiebre reumática es una enfermedad causada por una reacción autoinmune, después de la infección por la bacteria Streptococcus pyogenes, causante de la faringitis y la amigdalitis, la cual provoca procesos inflamatorios con cuadros de artritis, daños cardiacos, lesiones en piel, alteraciones neurológicas y fiebre.

Para tratar la fiebre reumática, además de los medicamentos antiinflamatorios y glucocorticoides, el reumatólogo podrá prescribir el uso de antibióticos como la penicilina, para tratar la infección y eliminar la bacteria del organismo, evitando la aparición de nuevas crisis.

Medicamentos para Reumatismo y tratamientos naturales

Tratamientos naturales

Para tratar las enfermedades reumáticas, además del uso de medicamentos, es importante tener algunos cuidados caseros que ayudan a controlar la inflamación y aliviar los síntomas crónicos. Algunas opciones incluyen:

  • Utilizar compresas con hielo o agua fría, debiendo colocarlas entre 15 a 30 minutos, 2 veces al día, durante los períodos de inflamación de las articulaciones.
  • Realizar ejercicios de fisioterapia: estos son útiles para trabajar la movilidad de  las articulaciones, fortalecer los músculos y favorecer una mejor condición física de las personas que padecen reumatismo, son orientados por el fisioterapeuta de acuerdo con la enfermedad de cada persona.
  • Practicar actividades físicas: realizar ejercicios como natación, hidrogimnasia o caminatas, son de gran importancia para las personas que padecen enfermedades reumatológicas, debido a que ayuda a controlar el peso, impide la sobrecarga de las articulaciones y fortalece los músculos y huesos. También ayuda a aumentar la flexibilidad y a mantener una buena salud cardiovascular.
  • Cuidados con la alimentación: la dieta debe ser rica en omega-3, presente en pecados como el salmón y la sardina y en semillas de chía y linaza, pues existen evidencias que ayudan a regular el sistema inmune y disminuyen la inflamación. Es importante que la dieta contenga calcio y vitamina D, presente en la leche y sus derivados. Evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de alimentos procesados y con muchos aditivos, debido a que pueden empeorar el proceso inflamatorio y entorpecer el tratamiento. Vea cuáles son los alimentos con propiedades antiinflamatorias

Además de esto, la terapia ocupacional también es una excelente alternativa para individuos con enfermedades de las articulaciones y huesos, ya que estos profesionales pueden indicar cómo es la mejor forma de realizar las tareas diarias sin sobrecargar las articulaciones, el dolor y el proceso inflamatorio. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje